Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

Entre el poder y la vanidad: los presidentes y sus tóxicas excentricidades

Compartir:

- Advertisement -

“Si no puede arreglar esa ducha, tendré que mudarme de regreso a mi casa”, advirtió el presidente. Según la periodista Kate Andersen Brower, autora del libro La residencia: dentro del mundo privado de la Casa Blanca, el ex presidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson era conocido por su obsesión con su pene, al que llamaba Jumbo.

El mandatario número 36 de la Unión Americana, nacido en Texas en 1908, tenía claros requisitos para su ducha: necesitaba una presión de agua “equivalente a una manguera de incendios” y dos boquillas estratégicamente ubicadas, una para su trasero y otra para Jumbo.

El capricho hidráulico no sólo provocó la renuncia del jefe de fontanería de la Casa Blanca, sino que también llevó a Johnson a amenazar con abandonar la residencia si no se cumplían sus exigencias. 

FOTO: REUTERS.

Quizás quieras leer: Trump, Chávez y Putin usaron la democracia y luego la despreciaron

El 20 de enero de 1969, Richard Nixon ingresó al ala oeste, donde se ubica el despacho oval dentro de la Casa Blanca, como el nuevo presidente de los Estados Unidos, cuenta el diario español El País. Al recorrer las estancias de su nueva residencia, Nixon llegó al baño de la habitación presidencial y, sorprendido, exclamó: “¡Desarmen esa cosa!”. La “cosa” en cuestión era aquella ducha peculiarmente diseñada por su predecesor.

Las excentricidades de los líderes mundiales no solo son anécdotas curiosas, también son una ventana hacia sus personalidades y las dinámicas de poder que subyacen en sus comportamientos. En entrevista para Cuestione, René López Pérez, responsable de investigación en la organización Gendes, señala que los comportamientos de  la clase política revelan mucho sobre los individuos que ostentan el poder, así como sobre las “expectativas y presiones de las masculinidades que predominan en la política”.

Gendes, Género y Desarrollo, es una asociación de la sociedad civil fundada en la Ciudad de México en el año 2008, que se dedica a analizar los comportamientos masculinos y promover modelos basados en la igualdad, el buen trato y el respeto. López Pérez asegura que “trabajar con hombres por la igualdad de género es fundamental para abordar las raíces de la desigualdad y promover un cambio positivo en la sociedad”.

FOTO: CUARTOSCURO.

Y es que a pesar de los avances en materia de género, aún queda un largo camino de 130 años, estima ONU Mujeres, hacia la igualdad en las más altas esferas de toma de decisión. De los 195 países reconocidos en el mundo, el organismo internacional subraya que únicamente 15 están presididos por una Jefa de Estado. 

Desde Vladimir Putin hasta Javier Milei, pasando por las peculiaridades de los familiares de mandatarios, estas historias ofrecen una visión, en ocasiones perturbadora, de los hombres que ostentan el poder.

Vladimir Putin: el inexpresivo amante del bótox

En Rusia, el presidente Vladimir Putin defiende la guerra contra Ucrania pero su rostro no dice nada; ninguna emoción. Algunos medios aseguran que “el tirano obsesionado con el bótox” se ha vuelto inexpresivo.  Elegido el hombre más sexy de Rusia según una encuesta de Superjob.ru en el año 2021, Putin se ha convertido en un símbolo de control, poder y masculinidad tóxica.

También puedes leer: Opositores muertos, encarcelados y desterrados: el estilo de Putin para conservar el poder

Vladimir Putin
FOTO: REUTERS.

Otro momento en el que Vladimir Putin mostró la vanagloria a su cuerpo fue en una sesión de fotos sin camiseta en 2009, mostrando sus pectorales mientras montaba a caballo. Un exhibicionismo que ha generado críticas y burlas. En una cumbre del G7, el primer ministro británico Boris Johnson declaró que la guerra de Putin contra Ucrania es el “ejemplo perfecto de masculinidad tóxica”, calificándola de “loca y machista guerra de invasión y violencia”.  

Johnson añadió en tono de burla que tal vez todos deberían quitarse la camisa para “demostrar que somos más duros que Putin”. Justin Trudeau, primer ministro canadiense, sugirió que los líderes occidentales deberían unirse para una “exhibición de montar a caballo con el pecho desnudo”, usando el sarcasmo para criticar a Putin.

FOTO: REUTERS.

Para René López, los símbolos son muy importantes porque muestran de qué manera se va construyendo lo que significa ser hombre. En el caso del presidente ruso, López sugiere que  “seguramente su idea de masculinidad se afianza a través del símbolo de un jefe de Estado con pectorales fuertes”.

Para el investigador de Gendes, la masculinidad no tiene que ver solamente con modelos de ser hombre, sino tiene que ver, al final de cuentas, en cómo los líderes del mundo organizan socialmente a su comunidad a partir de esas masculinidades hegemónicas. “Y entonces quizá puede parecernos excéntrico este comportamiento o extraño, pero refleja su forma de organizar a sus sociedades a partir de esos modelos” asegura el especialista.

Javier Milei: el rockero político y sus perlas machistas

En el otro extremo de las emociones sin control, el presidente de Argentina Javier Milei actúa como un rockstar en una “extravagante” presentación de su nuevo libro en el estadio Luna Park, se lee en la prensa internacional. 

Te puede interesar: Volverse su peor enemigo: la amenaza para Javier Milei

Las claves del triunfo de Milei y el giro argentino hacia la derecha
FOTO: CUARTOSCURO.

Su abierto rechazo al feminismo y su negación a respetar los derechos de las mujeres es otra de sus facetas. Milei ha negado la existencia de la brecha salarial y es abiertamente antiabortista. También está enamorado de sus perros.

Antes de llegar a la Casa Rosada, el presidente argentino prometió eliminar el Ministerio de la Mujer, y cumplió su promesa. 

El desprecio de Milei hacia las mujeres se evidencia en sus declaraciones y políticas, afirmando que una mujer no tiene derecho a abortar porque “no es su cuerpo”. La prensa señala que Milei parece disfrutar humillar a las mujeres, especialmente en público.

René López se pregunta desde México si el presidente de Argentina realmente tiene capacidad de generar mejores relaciones con los ciudadanos o si simplemente utiliza el símbolo del discurso de odio y el exabrupto de las emociones para manipular e impactar en la ciudadanía. 

Claudia y Xóchitl enfrentando al México machista

¿Qué proponen Claudia y Xóchitl en materia de seguridad? Te explicamos punto por punto sus coincidencias y diferencias
FOTO: CUARTOSCURO.

Como le contamos en esta nota, Claudia Sheinbaum o Xóchitl Gálvez, alguna de las dos, se convertirá en la primera mujer presidenta de México en las elecciones de este próximo domingo 2 de junio, mientras el machismo persiste. 

En una entrevista radiofónica, Jesús Zambrano Grijalva, líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), se refirió a Claudia Sheinbaum como una “muñeca de ventrílocuo”

“Hay investigaciones y evidencias que muestran que las mujeres en el lugar de trabajo son juzgadas por sus jefes y colegas con adjetivos que no están relacionados con el desempeño de su labor sino, por ejemplo, con adjetivos para juzgar su físico”, dice en entrevista a Cuestione Luz Karime Abadía, decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Javeriana de Colombia, y para la muestra Jesús Zambrano y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Xóchitl Gálvez, quien representa al Frente Amplio por México (PAN, PRI y PRD), también ha sido blanco de comentarios considerados como violencia política de género desde la Presidencia de la República. 

El presidente López Obrador ha sugerido que Gálvez es simplemente una figura respaldada por poderosos hombres como Claudio X. González, Carlos Salinas y Vicente Fox, insinuando que su nominación a la candidatura presidencial se debe a influencias masculinas.

Te puede interesar: Claudia o Xóchitl: México tendrá presidenta, pero el machismo persiste

Los “otros datos” que sustentan las reformas de AMLO
FOTO: CUARTOSCURO.

Gálvez no tardó en responder. Acusó al Presidente de machista y afirmó que su trayectoria se debe a su propio esfuerzo. La candidata destacó que las palabras de López Obrador perpetúan “patrones y estándares históricos que han colocado a la mujer siempre por debajo de los intereses y estrategias de los hombres”

Desde la imperturbable expresión de Vladimir Putin en su rostro, hasta las exuberantes presentaciones públicas del presidente argentino Javier Milei y las descalificaciones a las mujeres presidenciables en México, los líderes mundiales reflejan con frecuencia las masculinidades dominantes en el ámbito político.

Masculinidades alternativas en la política

Trump, Chávez y Putin usaron la democracia y luego la despreciaron
FOTO: REUTERS.

En el libro Misframing Men: The Politics of Contemporary Masculinities que traduce al español Desenfocar a los Hombres: La Política de las Masculinidades Contemporáneas, escrito por la Rutgers University Press, se analiza cómo las concepciones modernas de la masculinidad impactan diversos aspectos de la vida, incluida la política.

En la obra se indica que la adopción de otros comportamientos “más empáticos” de la clase política mundial es crucial para lograr un cambio positivo en diversas áreas de la gobernanza y la sociedad, porque promueven la equidad, la empatía y la eliminación de estereotipos perjudiciales que pueden transformar la manera en que los líderes gobiernan y se relacionan con los ciudadanos.

El libro sugiere que al promover una visión de la masculinidad que no esté ligada a la agresión y la dominación, es posible reducir los comportamientos violentos y conflictivos tanto en la política como en la sociedad en general. Esto, porque una masculinidad más comprensiva y menos violenta puede fomentar la paz y la cooperación, mejorando el ambiente político y social.

Para René López Pérez es importante adoptar masculinidades alternativas a la hegemónica en todas las áreas de la vida social pero también desde la política. El responsable de investigación de Gendes, asegura que si queremos países desarrollados, sin pobreza, equitativos, “no hay manera de lograrlo si nos seguimos comportando bajo parámetros patriarcales”. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.