Redes sociales y control gubernamental, un choque de poderes

Compartir:

Donald Trump, quien llegó a tener 88.9 millones de seguidores en Twitter, usó la red social para despedir a integrantes de su gabinete, desacreditar noticias que consideraba “fake news” y anunciar acercamientos con Corea del Norte. Pero fue expulsado de por vida de esta red social y de Facebook, luego de alentar a un grupo de sus seguidores a tomar el Capitolio de manera violenta el 6 de enero de este año, con acusaciones de presunto fraude en las elecciones presidenciales que perdió frente al demócrata Joe Biden.

Tras estos hechos, López Obrador cuestionó la arbitrariedad de las plataformas para cancelar cuentas y amagó con llevar el caso a la junta del G-20, acusando censura.

“No puede haber un organismo particular que decida quitar el derecho que se tiene a la libre manifestación de las ideas, en ninguna nación, en ningún estado nacional, que se convierta en un órgano de censura. Yo les adelanto que la primera reunión que tengamos del G-20 voy a hacer un planteamiento sobre este asunto“, dijo. 

Te puede interesar: Cuba y la muerte de la utopía latinoamericana

No era la primera vez que el mandatario se confrontaba con las redes sociales. El 19 de abril de 2019, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la proliferación de bots en Facebook y Twitter, a los que acusó de atacar a su administración. El mandatario incluso llamó a las compañías a transparentar sus acuerdos comerciales

“Hay muchos bots en las redes, en las benditas redes sociales, porque los bots es una perdedera de tiempo, no sirve eso, sobre todo en la circunstancia actual, los robots. Ya ven que compran servicio. Ahí debería de intervenir Twitter y Face porque hay falta de ética en aras de vender, de lo mercantil”, dijo.

Poco más de un año después, el 5 de mayo de 2020, el presidente López Obrador insistió en que gracias a los bots se ha generado una mala impresión de su gobierno. Además, cuestionó a los políticos que usan las redes sociales para desinformar.

Más información: ¿Tiene razón Beatriz Gutiérrez Mueller? Así gana dinero Twitter

Antes, el mandatario acusó que los grupos opositores a su gobierno tenían una gran maquinaria de bots a su servicio para desinformar a la población y crear pánico en medio de la primera gran ola de COVID-19 que experimentó el país.

“Qué es lo que pasa en las redes, son bots. Ese es un tema vamos a pedir transparencia al Face, al Twitter, que informen sobre quiénes son sus clientes, quiénes les compran”.

Twitter afirmó que además de que los bots están prohibidos en su plataforma, tampoco recibe ingresos por perfiles automatizados maliciosos.

Conoce más: AMLO pone en riesgo la libertad de expresión al querer revisar Twitter y Facebook

La reacción de AMLO tardó más de medio año, cuando en su conferencia matutina del 20 de enero de 2021 reveló que uno de los directivos de Twitter México, Hugo Rodríguez Nicolat, tenía vínculos con el PAN y fue asesor en el equipo de transición de Felipe Calderón.

Paradójicamente, con 8.9 millones de seguidores en Facebook y 8 millones más en Twitter, el presidente basó en las redes sociales gran parte de la campaña electoral que lo llevó a la presidencia en 2018. De ahí su famosa frase “las benditas redes sociales”, que según dijo ayudaron a su triunfo.

Con todo, México no es el único ejemplo de la relación amor-odio que existe entre el gobierno y las redes sociales.

Alemania y Francia, por ejemplo, han demandado mayor transparencia y control de las redes sociales sobre los discursos de odio, lo que las ha llevado a crear leyes para regularlas.

La demanda de retirar contenidos

Datos de Twitter, la red social que en 2010 sirvió para gatillar la Primavera Árabe en el norte de África y Medio Oriente, y que conllevó la caída de varios gobiernos, rinden cuenta de la tirante relación que la plataforma mantiene con los gobiernos de 96 países, que desde 2012 han pedido retirar tuits.

De acuerdo con el Centro de Transparencia de Twitter, entre julio y diciembre de 2020, las solicitudes de gobiernos para retirar contenidos de la red social aumentaron, pues pidieron revisar la información de cuentas verificadas de 199 periodistas y medios a través de 361 requerimientos legales para suprimir información de estos perfiles, lo que supone un alza del 26% respecto al primer semestre de ese año.

El reporte llama la atención sobre la cantidad de periodistas y medios de comunicación que están bajo la lupa de los gobiernos. A nivel global, en ese mismo periodo, Twitter recibió más de 14,561 solicitudes de información y dio respuesta al 30%.

Te puede interesar: Facebook, Twitter y nuestro derecho a la información

Los países que más solicitudes presentaron para retirar contenidos de la red social son India, con 25%; Estados Unidos con el 22%; Japón con 17% y Francia con 14%.

En contraste y a pesar de los roces, México solamente interpuso 99 solicitudes, es decir, apenas un 0.6%.

Twitter se ha visto envuelto en varios conflictos con países de todo el mundo, sobre todo con India, por las nuevas normas del gobierno destinadas a regular los contenidos en las redes sociales. La semana pasada, la empresa dijo que había contratado a un jefe interino de cumplimiento en India y que nombraría a otros ejecutivos para cumplir las normas.

El reporte de Transparencia de Twitter fue publicado dos días después de que Cuba comenzó a restringir el acceso a Facebook y a aplicaciones de mensajería en medio de las protestas generalizadas contra el gobierno. En junio, Nigeria prohibió el servicio de Twitter en el país y ordenó a las emisoras de radio y televisión que no utilizaran la plataforma para obtener información.

El caso cubano

En el verano de 2017, un grupo de casi 50 cubanos se arremolinaba a un costado del Mercado Panamericana, ubicado en Varadero, Cuba.

Todos sostenían conversaciones de WhatsApp con sus parientes y amigos, que estaban a poco más de 304 kilómetros en Miami, valiéndose de la señal de internet disponible en ese comercio y a la cual se podía acceder con una tarjeta de Etecsa, la compañía estatal cubana de telecomunicaciones.

Para ese entonces, de acuerdo con datos del gobierno cubano, más de 500 mil cubanas y cubanos tenían cuentas estatales para navegar en internet y la penetración de redes sociales había crecido un 346%. Esto propició que el entonces primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, considerara que las redes sociales eran una amenaza para la Revolución cubana. 

“En las redes sociales hay un debate ideológico importantísimo y trascendental, un debate que trata de desmontar las bases ideológicas de la Revolución cubana. Hay toda una plataforma de subversión ideológica que funciona en esas redes sociales”, dijo.

Pero las cosas se agravaron el pasado 12 de julio, cuando el gobierno cubano bloqueó las redes sociales y los servicios de mensajes instantáneos como WhatsApp y Telegram, de acuerdo con un reporte de NetBlocks.

Más sobre el tema: Los países más militarizados tienen algo en común: carecen de democracia y derechos humanos

“Las restricciones buscan limitar el flujo de información desde Cuba tras las protestas registradas el domingo, cuando miles de personas se manifestaron en contra de las políticas del gobierno socialista y el aumento de precios. El bloqueo continuó hasta el 18 de julio de 2021”, explicó la organización.

“Las métricas de 50 puntos de observación confirman que los servidores se han vuelto parcialmente o totalmente inutilizables para líneas fijas y celulares en Cuba”.

La introducción de Internet móvil hace dos años y medio ha sido un factor crucial en las protestas en Cuba, ya que da a los cubanos una plataforma para expresar sus frustraciones y permite la circulación rápida de comentarios.

Además, los cortes de Internet móvil han aumentado este año. La empresa de monitorización de redes Kentik detectó que todo el país se quedó sin conexión durante casi 30 minutos alrededor de las 16:00 horas del domingo, durante el punto álgido de las protestas en La Habana.

¿Las redes ayudan o ponen en peligro a los sistemas?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.