Resolver elecciones en tribunales, un riesgo para la democracia

Compartir:

Que los resultados de unas elecciones puedan ser revisados y evaluados a través del sistema jurídico electoral o especializado, es una característica de las democracias activas en el mundo. 

Sin embargo, también tiene sus riesgos. 

De acuerdo con especialistas que consultamos, la participación de tribunales en una elección sólo puede ser efectiva si se cumplen tres condiciones.

Hasta el 13 de noviembre, el recuento final del Colegio Electoral en Estados Unidos, le otorgaba 306 votos al candidato del partido demócrata, Joe Biden, y 232 a Donald Trump, actual presidente de ese país.

Para saber más: ¿Qué pasa si Trump pierde las elecciones en Estados Unidos y no se quiere ir?

Sin embargo, los resultados definitivos de la elección se vieron amenazados desde antes de que se dejaran de contar los votos en todos los estados de ese país. Donald Trump amenazó con recurrir a la Corte con el fin de detener el conteo del resto de los votos que se enviaron por correo. 

De suceder algo así, sería la segunda ocasión que una elección en Estados Unidos se decide en la Corte. 

La primera fue en el 2000, cuando el republicano George W. Bush ganó las elecciones por una orden de la Corte Suprema, con la que se detuvo el recuento de votos en Florida

Así, Bush aseguró su victoria frente al demócrata Al Gore

Arturo Luis Cossío Zazueta, académico de la Facultad de Derecho de la UNAM, explicó que si cada estado cuenta con una legislación propia en materia electoral, y en todas está aceptado el voto vía correo y se establecen los tiempos para su conteo, es muy difícil que los jueces fallen en contra de la ley. 

Como juristas no creo que digan que hay que apoyar al presidente, que vayan a decidir anular la elección, sobre todo cuando en Estados Unidos están tan orgullosos de su Sistema Electoral, de su democracia”, señaló el experto.

Un candidato puede impugnar los resultados de la elección, como en muchos países con democracias activas, como la de México. Esto, de acuerdo con los expertos que consultamos, no tiene por qué ser malo o en perjuicio de la ciudadanía que ejerció su derecho a votar.

“En sí mismo no es un riesgo, en términos de que no es una mala o una buena idea, todo tiene que ver con si esa decisión de los tribunales coincide o no con dos cosas: una, la voluntad popular y dos, lo establecido en las normas jurídicas”, nos dijo Luis Enrique Pereda, abogado jurista y profesor del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). 

Pereda explicó que si un tribunal da la victoria a un candidato y su decisión va en contra de la voluntad popular, y más aún, en sentido contrario de lo que dicen las reglas jurídicas en el país de la elección, esto es lo que ocasiona “un gran daño a la democracia”. 

En el caso contrario, fortalecerá a las instituciones y a todo el sistema electoral de los Estados.

También te puede interesar: ¿Los medios de EU Censuraron a Trump en su discurso?

Para Arturo Luis Cossío Zazueta, realmente la posibilidad de que se lleve a cabo una elección y que termine en revisión de las autoridades judiciales, no es un asunto preocupante.

Es decir, el escenario ideal para que una democracia salga ilesa y fortalecida de unas elecciones -cuya polarización entre la población era notoria- es que se cumplan estos tres factores: la voluntad popular, las normas jurídicas vigentes y las decisiones de los juzgados, o en el caso de México, la autoridad electoral.

El caso contrario es totalmente indeseable, y el verdadero problema viene cuando existen dos de estos requisitos y el otro no.

También te puede interesar: La última vez que un presidente se metió en unas elecciones… AMLO clamó fraude

¿En México pasa?

“Por ejemplo, vamos a usar la referencia de nuestro país. En nuestro país si más o menos tenemos un poco de memoria, antes, la calificación de la elección presidencial la hacía la Cámara de Diputados, que se constituía en Colegio Electoral. Era un conteo un poco más político”, nos dijo Arturo Luis Cossío Zazueta.

Posteriormente, se creó el Tribunal Electoral de lo Contencioso, que ha ido evolucionando hasta que pasó al Poder Judicial y ahora tenemos al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación

“Pensemos cuando se dio la elección de Felipe Calderón (2006), el resultado se llevó ante el Tribunal Electoral, se hicieron valer muchas cosas y recordemos que hubo varias irregularidades, hubo intromisión del presidente Fox, pero no alcanzó a estropear la elección”, detalló Cossío Zazueta.

El abogado de la UNAM concluyó que, en caso de que el tribunal hubiera declarado que sí había vicios en la elección, es mejor que la ley establezca los caminos legales, ya que “si en las urnas no se respeta la ley”, se debe de poder llevar ante las autoridades, se debe de hacer judicial.

En México se cumplió la voluntad popular en las últimas elecciones, ¿se cumplirán también las leyes durante las elecciones del 2021?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.