Pleito de AMLO con periodistas abre la puerta a más agresiones desde otros frentes

Compartir:

“Fifís”, “conservadores”, “hampa del periodismo”, “fantoches”, “chayoteros”. Estas son solo algunas de las expresiones que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha utilizado para referirse a los medios de comunicación que él considera como “adversarios”, en un país donde cada 13 horas se agrede a un periodista, de acuerdo con la organización internacional Artículo 19.

Pero no sólo los periodistas han sido criticados por el presidente desde el atril donde cada mañana da sus conferencias de prensa: también ha lanzado juicios contra organizaciones civiles que defienden derechos humanos, acusándolas de “conservadoras”.

Te va a interesar leer: De “prensa fifí” a “prensa sicaria”: los riesgos a la libertad de expresión

¿Por qué es grave?

El problema es que la estigmatización contra quienes defienden la libertad de expresión “es una carta blanca que da impulso para que se agreda, se amenace a periodistas y defensores de derechos humanos sin temor a que haya una respuesta contundente por parte del Estado”, nos dice Vladimir Cortés, Oficial del Programa de Derechos Digitales de la organización internacional Artículo 19.

Esto se traduce en el permiso para replicar y seguir agrediendo a la prensa, es un mensaje permisivo ante particulares y a otros poderes que encuentran en estas narrativas un impulso para amenazar y agredir, es un efecto cascada que atenta también contra la democracia del país”, nos dice el especialista.

Todo esto en un contexto donde el 54.81% de las agresiones que recibe la prensa son cometidas por parte de personas servidoras públicas. Van desde intimidaciones, amenazas, hostigamiento y violencia física, de acuerdo con la información recopilada por Artículo 19 durante 2020 en el informe Distorsión: el discurso contra la realidad.

Aquí te presentamos un recuento de los casos más polémicos que López Obrador ha descalificado la labor que hacen medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil que defienden los derechos humanos.

Artículo 19, “financiado por el extranjero”

El caso más reciente sucedió contra Artículo 19, una organización internacional que desde hace más de 30 años ha abogado por la defensa de la libertad de expresión y el derecho a la información en todo el mundo.

El 31 de marzo de este año, López Obrador dijo que esta organización estaba “en contra” de su gobierno y financiada “por el extranjero” y aseguró tener pruebas, sin mostrarlas, de que son parte del “movimiento conservador”. Esto luego de que el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó un informe anual de los derechos humanos en el mundo.

En el apartado sobre México, dicho informe cita investigaciones de Artículo 19 y otros organismos que señalan a Sanjuana Martínez, la directora de la agencia de noticias del gobierno Notimex de orquestar “ataques contra periodistas”, como documentó el organismo internacional el año pasado junto con Signa Lab, del Instituto de Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

López Obrador defendió a Sanjuana Martínez (a quién él mismo nombró para ocupar el cargo en Notimex) y dijo que ella es“una periodista consecuente”.

Resulta que esa asociación que se llama Artículo 19 está financiada por empresas extranjeras, hasta por el Departamento de Estado (de EU), para empezar nosotros no nos metemos a opinar sobre violaciones de derechos humanos en Estados Unidos“, dijo López Obrador.

La intención era anular el mensaje atacando al mensajero (en este caso a Artículo 19), para desviar el foco sobre el panorama de la libertad de expresión en el país y las violaciones a los derechos humanos”, nos dice Vladimir Cortés.

Te puede interesar leer: El gobierno le pide información a los periodistas, ¿lo puede hacer?

AMLO contra la ONU

El año pasado, El Universal dio a conocer un video en donde aparecen militares de la Sedena disparando contra una camioneta en donde viajaban unos 12 presuntos integrantes del crimen organizado, en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Todos fueron asesinados (entre ellos tres civiles).

La versión oficial de la Sedena fue que los militares no iniciaron el enfrenamiento porque fueron agredidos con armas de fuego, pero en los videos no se ve que las personas disparen. En él se ve cómo los militares, después de disparar, se acercan a la camioneta de los presuntos delincuentes y al darse cuenta de que una persona aún seguía viva, uno de ellos ordena: “mátalo a la verga”.

Por estos hechos, el propio presidente ordenó investigar el caso el año pasado, por tratarse de una posible ejecución extrajudicial (un homicidio cometido por parte de un servidor público o del Estado). 

La ONU le solicitó hace unas semanas acelerar los resultados de las indagaciones, pero el presidente dijo que este organismo quería equiparar a su gobierno con los anteriores.

Como respuesta López Obrador dijo que la ONU y organizaciones civiles “se quedaron callados ante las masacres; incluso, los organismos de la ONU defensores de derechos humanos, de la OEA, y ahora les urge es tener pretextos o excusas para señalar que somos iguales y eso no, no, no”.

“Si ustedes se pasan, pues ya saben lo que sucede”

Desde el primer año de su gobierno la relación con la prensa fue tensa. Comenzó llamando “fifís” y “conservadores” a los medios que él consideraba como sus adversarios y se defendía diciendo que siempre ejercerá su derecho de réplica ante la prensa y que no se quedará callado. 

También reconoció que los periodistas que acuden a las conferencias de prensa son “prudentes”, porque aquí los están viendo y agregó que “si ustedes se pasan pues ya saben lo que sucede, ¿no?”.

Estas declaraciones levantaron polémica porque México es (y era desde entonces) uno de los países más letales para los periodistas y varios lo sintieron como amenaza. De 2000 a 2020 fueron asesinados unos 137 personas comunicadoras en nuestro país, de acuerdo con Artículo 19.

“La responsabilidad de un gobierno es garantizar la seguridad de sus periodistas y medios de comunicación. Descalificarlos y denostarlos no contribuye a un ambiente favorable para la libertad de expresión“, tuiteó en ese momento la organización Reporteros Sin Fronteras.

Prensa sicaria y prostituida

En octubre de 2019 el presidente López Obrador criticó a la prensa mexicana por la forma en que cubrió el famoso Culiacanazo (el operativo que realizó el ejército para detener a Ovidio Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán), pues dijo que algunos medios “se aprovechan de ciertas circunstancias para desatar ataques contra el gobierno”.

En esa conferencia varios periodistas cuestionaron el fallido operativo del gobierno. El presidente lo defendió diciendo que era necesario detener (el operativo) porque estaba “en riesgo la vida de la gente” y calificó como amarillistas a algunos medios por “buscar la nota”. Fue ese día cuando aseguró que los medios “le muerden la mano a quien les quitó el bozal”.

Unas horas después de esa conferencia, en Twitter aparecieron los hashtags #PrensaSicaria, #PrensaCorrupta y #PrensaProstituida, que fueron en su mayoría etiquetas utilizadas para atacar a los periodistas que cuestionaron al presidente durante la mañanera, como documentó SignaLab en un informe.

En México no hay periodismo profesional

El año pasado el presidente López Obrador atacó de nuevo a la prensa en una conferencia mañanera diciendo que en el país no hay “periodismo profesional, independiente y ético”.

“Lo que tenemos ahora es un periodismo muy cercano al poder, sobre todo al poder económico, y muy distante del pueblo. Es un periodismo de la élite, que no defiende al pueblo raso; cuando mucho, a la clase media y de ahí para arriba. Y a la clase media la utilizan nada más como parapeto”, dijo.

Artículo 19 lanzó un llamado al presidente López Obrador para que dejara de emitir “discursos estigmatizantes tomando en cuenta el contexto adicional de violencia que las y los periodistas padecen”, pues alertó que el periodismo es esencial durante la actual contingencia sanitaria por COVID-19.

Si las voces que defienden la libertad de expresión son estigmatizadas, la democracia y la información está en riesgo, lo cual se traduce en más violencia contra periodistas y se pone en riesgo el derecho que todas las personas tenemos a la información.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.