Detectan corrupción en Cofepris; inician acciones después de 17 meses

Compartir:

Corrupción, coyotaje, favoritismo están presentes en algunos procesos de autorización sanitaria en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), así lo aseguró el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

“En el proceso de autorización sanitaria encontramos poca claridad… se conoce por diferentes denuncias que existe un trato discrecional”, dijo López-Gatell el pasado 10 de septiembre en la conferencia de salud sobre la COVID-19.

¿Corrupción en la Cofepris? El señalamiento del subsecretario de Salud ratificó lo que el titular de la Cofepris, José Alonso Novelo Baeza, señaló el 24 de abril de 2019 ante la Comisión de Salud del Senado. “Limpiaremos de la corrupción a la comisión”, ofreció en ese entonces.

Te puede interesar leer: ¿A quiénes afecta el retiro de los 33 mil mdp del Fondo de Salud?

Tardan 17 meses en actuar

Novelo Baeza reconoció frente a legisladores la falta de transparencia en los procesos y decisiones regulatorias por grupos de interés económico al interior de la Cofepris. Y hasta mencionó cuáles eran esas malas prácticas:

  • Terceros autorizados propensos a conflictos de intereses.
  • Discrecionalidad en la autorización de medicamentos innovadores.
  • Falta de lineamientos de control sanitario de la publicidad.
  • Rezagos en más de 29 mil trámites de autorización sanitaria.
  • Gestión de trámites en papel; “no existe la digitalización”.

López-Gatell evidenció la apertura de investigaciones sobre terceros autorizados, pero sin dar nombres. También dijo que, como parte del Programa Sectorial de Salud a su cargo, se reestructurará la Cofepris. 

Una reestructuración que tardó 17 meses. Incluso, Novelo Baeza recomendó en 2019 reorientar el uso del presupuesto y la profesionalización del personal de la Cofepris; iniciar el análisis y rediseño de los procesos regulatorios y revisar el esquema de terceros autorizados.

Bajo lupa terceros autorizados

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, advirtió que terceros autorizados podrían enfrentar denuncias penales si se les comprueba actos de corrupción. 

Los terceros autorizados, también conocidos como Unidades de Predictamen, son personas físicas o morales que tras la aprobación de la Cofepris pueden intervenir en el análisis, evaluación y verificación de medicamentos, alimentos, agua, hasta control sanitario de la publicidad.

Quizá te interese leer: Los medicamentos, el mayor escándalo de Cofepris en este sexenio, ¿qué hay detrás?

Entre actos de corrupción 

En entrevista con El Economista, López-Gatell mencionó que la corrupción detectada en Cofepris va “desde los 5,000 pesos para admitir o facilitar el trámite; o si quieres avanzar más, pagas 40,000 pesos”.

Ahora, si el objetivo es que sea parte de la sesión del “comité de moléculas nuevas, puedes pagar unos 230,000 pesos. Si quieres llegar a que te salga la autorización, se puede pagar hasta 15 millones de pesos”, denunció López-Gatell.

El 12 de octubre, el titular de la Cofepris, José Alonso Novelo Baeza señaló en el Senado que se presentaron y se le da seguimiento a 30 denuncias ante el Órgano Interno de Control de la institución.

“Se han terminado los privilegios con los que antes contaba la industria regulada… hoy a pesar de las presiones que recibimos de la industria, los dictámenes que se emiten por la Cofepris están libres de conflicto de interés”.

titular de la Cofepris, José Alonso Novelo Baeza

Ante la reestructuración de la Cofepris, Juan de Villafranca, director de la Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf), consideró que el subsecretario de Salud, “tiene una oportunidad de convertir a Cofepris en lo que debe de ser. Ya pasaron dos años de esta administración y no puede haber incertidumbre”.

¿Por qué si hace tiempo que se conocen las malas prácticas en la Cofepris tardaron tanto para empezar a atenderlas?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.