Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

El desafío de Sheinbaum para reconciliarse con los grupos feministas

Compartir:

Hace dos años, en 2022, las mujeres que llegaron al Zócalo de la Ciudad de México después de la marcha del 8M, en el marco del Día Internacional de la Mujer, acusaron haber sido rociadas con gas lacrimógeno para dispersar la concentración junto a las vallas metálicas que el gobierno de Claudia Sheinbaum colocó para proteger Palacio Nacional.

Aunque la marcha había transcurrido en calma, al caer la tarde el bloque negro -aquellas que realizan las protestas más aguerridas y en gran medida van cuidando a las participantes de la marcha- se estacionó junto a estas estructuras que protegen monumentos para golpearlas con mazos, grafitearlas y hasta prenderles fuego.

La respuesta de las autoridades fue esa, tratar de alejar a las mujeres que atacaban las vallas con polvo de extintor y lanzar gas lacrimógeno que nos llegó a quienes estábamos lejos del bloque negro, donde habían incluso niños, niñas y mujeres mayores. Recuerdo el movimiento coordinado de mis compañeras para protegerse el rostro.

Te puede interesar: La verdadera historia de los datos que presentó Sheinbaum en el debate

Ese es un ejemplo de los momentos desafortunados que ha tenido la presidenta electa con los movimientos feministas como también lo son las cifras engañosas que compartió en el tercer debate en torno al combate a los feminicidios durante la gestión de Sheinbaum como jefa de Gobierno de la capital mexicana. 

Como te contamos en esta nota, aunque la futura presidenta aseguraba una reducción del 40% en feminicidios, se ha demostrado que la reducción apenas alcanzaba el 7.7% en este delito, y hay más.

Me cuidan mis amigas

Como jefa de Gobierno a Sheinbaum le tocó atender dos casos que generaron una gran indignación entre las mujeres -y no solo en ellas- que dio pie a la creación del movimiento #MeCuidanMisAmigas. Estos casos se trataron de policías presuntamente abusando sexualmente de dos mujeres menores de edad, en distintas ocasiones. 

Una de las jóvenes acusó que su agresión se dio en la madrugada en Azcapotzalco cuando volvía de una fiesta y a dos calles de su casa, cuatro policías se ofreció a llevarla a su domicilio en una patrulla. 

La joven de 17 años aseguró que los cuatro la violaron. Presentó la denuncia correspondiente en la Fiscalía de Delitos Sexuales, pero desistió luego de que filtraran su información personal y del caso. La entonces fiscal capitalina, Ernestina Godoy, dijo que como no había “imputación directa” contra los policías sospechosos “no hay posibilidad de integrar la carpeta (de investigación)” y que “no vamos a fabricar culpables”.

El otro caso sucedió en el Museo de Archivo de la Fotografía y la agresión la cometió un agente  de la Policía Bancaria e Industrial que abusó sexualmente de una joven de 16 años en un baño del recinto donde realizaba una pasantía. La víctima llamó al servicio de emergencia y el policía fue detenido.

Jaqueline Estrada, feminista miembro del Colectivo Aquelarre e integrante de la Red de Mujeres Feministas de Veracruz, nos dijo desde Jalapa que estos casos en la Ciudad de México y el movimiento que se formó a partir de ellos resonaron en todo el país, elevando la tensión de Claudia Sheinbaum con los movimientos feministas.

El trabajo institucional

Claro que no todo son fallas, la activista Jaqueline Estrada nos explicó que también existe un reconocimiento al trabajo institucional y de políticas públicas de Sheinbaum Pardo, respecto al tema de la alerta de violencia de género que declaró en la Ciudad de México.

Te puede gustar: De aquí a la silla presidencial, esto es lo que viene para Sheinbaum

“Para Veracruz, donde tenemos dos alertas, una por feminicidios, otra por agravio comparado en relación con los derechos sexuales y reproductivos; y en camino una tercera por el tema de las desapariciones, ha sido importante el reconocimiento de que una ciudad de derechos tiene que seguirlos constituyendo y que las políticas públicas tienen que cambiar”, resaltó Estrada.

Sheinbaum no solo es la primera presidenta mujer, sino que llegará a la presidencia con un colchón suavecito que le da la mayoría de Morena en el Congreso y se espera que con esta fuerza logre sacar reformas que están en el tintero destinadas a hacer cambios importantes para las poblaciones vulnerables, nos dijo la entrevistada.

Además de limar las asperezas con los movimientos feministas, Sheinbaum debería voltear a ver a las mujeres indígenas, a las afromexicanas, resolver el tema de la vivienda, de los cuidados y más.”Ya no hay pretextos para que esas reformas puedan ser aprobadas”, acusó la especialista.

El feminismo no gana votos masivos

Otro momento criticable de Sheinbaum respecto a los derechos de las mujeres fue cuando, en el tercer debate presidencial, evitó contestar sobre su postura y acciones como futura presidenta para garantizar el derecho al aborto libre y seguro. La entonces candidata le dio olímpicamente la vuelta al tema y dijo que la Suprema Corte de la Nación ya lo había resuelto.

Y ha sido una evasión recurrente en un tema que logra ligar a todos los movimientos feministas: el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. 

“Me parece que Claudia (…) se ha pronunciado por abrazar un feminismo socialista y se ha asumido, a regañadientes, como feminista. Lo cierto es que el feminismo tal cual, como posicionamiento político, no genera votos y eso se lo debemos a una gran capa de la población que apenas está desmontando esos sistemas de opresión”, advirtió Jaqueline Estrada.

La activista resaltó que asumirse feminista implica tener bien claro que estos sistemas de opresión se encuentran presentes y que el feminismo nunca ha vendido estos votos masivos.

Curiosamente luego de que los números le dieron el triunfo, Sheinbaum se empezó a pronunciar con mayor fuerza sobre aspectos de género, más que en campaña, repitiendo su frase “México ya no se escribe con M de machismo se escribe con M de madre y M de mujer”.

También dijo que lo primero que hará el 1 de octubre será enviar una iniciativa de reforma constitucional que reconozca la igualdad sustantiva de las mujeres y el derecho de vivir una vida libre de violencias y que de ahí se crearán una serie de leyes como una que hace que el agresor salga de casa. Además pondrán más énfasis al salario igual por el mismo trabajo entre hombres y mujeres.
Aquí lo importante es una cosa: que no desaproveche el lugar al que llegó gracias a la confianza que le dio una aplastante proporción del electorado, que gobierne para todas y todos, pero que lo haga bien, porque no queremos que este momento histórico, una mujer como líder de México, sea la última.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.