Elecciones 2022: Tamaulipas, pelea cerrada (y quizás violenta) por un territorio estratégico para Morena

Compartir:

Tamaulipas es un estado clave para el reacomodo de fuerzas políticas del país, por lo cual se vislumbra un escenario cerrado y lamentablemente violento, de acuerdo con Jorge Márquez, doctor en Ciencias Políticas de la UNAM.

Por un lado, la situación geográfica de Tamaulipas es clave para Morena, está en la frontera con Estados Unidos y su posición en el Golfo de México lo hace un estado petrolero y el más cercano a la nueva refinería de Pemex en Texas. 

Por otro lado, la acusación de nexos con el narcotráfico contra el actual gobernador panista, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, es una motivación más para ganar tanto para Morena como para el panismo que podría ver a una de sus figuras tras las rejas.

Más sobre el tema: ¿Qué hay detrás de los gobernadores investigados por corrupción en Tamaulipas?

Todas las fichas en Tamaulipas

De acuerdo con Jorge Márquez, lamentablemente es muy probable que en esta temporada electoral en Tamaulipas se viva un “escenario violento como en Sinaloa en 2021”, que incluso llevó a la alianza Va por México –PAN, PRI y PRD– a interponer una denuncia ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Hubo complicidad del gobierno de México con el crimen organizado (…) dejando que ocurrieran amenazas, secuestros y asesinatos de operadores, líderes políticos, así como también de candidatas y candidatos”, señaló en agosto pasado Marko Cortés, el presidente nacional del PAN.

Para el experto Jorge Márquez es muy probable que esto pudiese ocurrir en Tamaulipas porque hay una fuerte presencia del narcotráfico y son un poder fáctico que estará involucrado en un hipotético cambio de gobierno.

“Va a ocurrir lo mismo que en Sinaloa, se va a meter a fondo el narco, van a asustar a todo mundo, van a secuestrar operadores, van a haber casillas zapato como hubo en Sinaloa o en Michoacán”, dijo Márquez.

Según el experto no solamente es un mercado importante para el narcotráfico por ser frontera, sino que también es un mercado clave para el huachicol, la importación y transporte ilegal de gasolina –y hay que recordar que es el estado más cercano a la nueva refinería de Pemex en Texas.

Por otro lado, independientemente de si existe un pacto entre el crimen organizado y algún partido político, el experto considera que su posición geográfica hará que Morena aviente todas sus fichas.

Si Morena gana Tamaulipas gobernaría un estado más en la frontera con Estados Unidos –además de Sonora y Baja California–. También gobernaría todos los estados con costa en el Golfo de México –junto con Veracruz, Tabasco y Campeche–, lo que implica gobernar en estados con relevancia en la industria petrolera y puertos importantes.

Así Morena tendría el Pacífico norte y el Golfo de México, o sea una buena parte de la salida al mar del país, ya que solo le faltaría el Caribe, con Yucatán que está bajo el gobierno del panista Mauricio Vila y Quintana Roo, que también está en juego en 2022; así como Oaxaca –con elecciones este 2022– y Jalisco en el Pacífico.

Seguramente te interesa: Elecciones 2022: Quintana Roo, estado clave para proyectos de AMLO

El factor García Cabeza de Vaca

A diferencia de las elecciones en Oaxaca en 2022, donde el politólogo Jorge Márquez opina que el priismo -actualmente en el poder- no pondrá todas sus fichas a competir contra Morena, al gobierno panista de Tamaulipas no le queda de otra.

“Ahí sí está competido, porque es un caso en donde el gobernador actual Cabeza de Vaca no tiene mucho chance de negociar nada, porque están muy enfrentados. Entonces yo creo que ahí sí la alianza Va por México se la va a jugar al todo por el todo. Ahí sí hay competencia real”, señaló el experto. 

El año pasado, la Fiscalía General de la República acusó al gobernador García Cabeza de Vaca por delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal equiparada.

Incluso se inició un proceso de desafuero para que dejara de ser gobernador, pero que frenó el Congreso local de Tamaulipas, con congresistas panistas y el apoyo del PRI y Movimiento Ciudadano.

Para Jorge Márquez, un hipotético triunfo de Morena le daría vuelta a esta trama y “Cabeza de Vaca no tendría chance de evitar la cárcel” e incluso es probable que abandone el país antes de las elecciones.

Te recomendamos: Morena recicla priistas y perredistas para ganar gubernaturas en 2022

Los contendientes

De acuerdo con la casa encuestadora Massive Caller, Morena ganaría las elecciones de Tamaulipas con el 43% de los votos, seguido por la coalición de PAN, PRI y PRD (Va por Tamaulipas) con el 38.1% y Movimiento Ciudadano con 7.8%.

El precandidato designado por Morena es el senador Américo Villarreal Anaya, que como vimos en esta nota militó durante 34 años en el PRI hasta que en 2017 se pasó a Morena. Incluso su padre Américo Villarreal Guerra gobernó Tamaulipas entre 1987 y 1993.  

Antes de ser senador, Villarreal Anaya hizo carrera en puestos directivos de salud pública, como Director del Hospital General de Ciudad Victoria y Coordinador Médico en Pemex.

Por el lado de Va por Tamaulipas se perfila el panista César Verástegui, apodado “El Truco”, quien incluso ha logrado unir a sus filas a militantes de Morena.

Verástegui fue el secretario de Gobierno de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y también está acusado por la Fiscalía General de la República de formar parte de una red de contrabando de combustible.

De acuerdo con el periodista tamaulipeco Víctor Hugo Durán “las encuestas ponen como favorito a la coalición Juntos Hacemos Historia que conforma Morena, PT y el Verde, pero este capítulo en la vida pública tamaulipeca está muy lejos de cerrarse”. 

En esto está de acuerdo la columnista María Teresa Medina Marroquín, quien opina que “los porcentajes reflejan una diferencia que oscila entre los cinco y a siete puntos apenas a favor de Morena, lo que el año pasado era, al decir de estas empresas (encuestadoras), impensable. La competencia entre PAN y Morena iniciaría sumamente competida”.

Tal vez te interese: Elecciones 2022: Oaxaca se prepara para cambiar al priismo por el obradorismo

Algo se mueve en las sombras

El 23 de noviembre del año pasado asesinaron a Sergio Carmona Angulo, empresario y operador financiero de Morena, de acuerdo con una investigación de Elefante Blanco.

Carmona Angulo era miembro de una familia que hizo negocios con el gobierno de Cabeza de Vaca pero que a partir de 2018 se acercó a Morena; “fue señalado de financiar las campañas de las y los candidatos morenistas, acusación que el partido nunca desmintió”, señala la investigación.

Para Víctor Hugo Durán, este asesinato “ha tocado las fibras sensibles no solo del morenismo, sino también de Acción Nacional por su relación con el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca. A eso, se le suma el cambio de parecer de políticos al irse a bandos contrarios”.

¿Crees que se repita en Tamaulipas la violencia que se vivió en Sinaloa en las elecciones de 2021?  

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.