Echeverría, el último presidente que desapareció poderes de un estado

Compartir:

Recurrir a la facultad que tiene el Senado para solicitar la desaparición de poderes, se está volviendo una práctica común para el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal. En octubre de 2019 amenazó con recurrir a esta opción para Guanajuato y Tamaulipas.

En ese momento, argumentó que en ambos estados los índices de violencia e inseguridad eran “graves”. Recientemente volvió a tocar el tema sobre Tamaulipas. Ante el desafuero de la Cámara de Diputados al gobernador Francisco Javier Gacía Cabeza de Vaca, como lo señalamos en esta nota.

Pero, ¿cuándo fue la última vez que desaparecieron los poderes en México? ¿Cuántas veces ha ocurrido? “En períodos recientes, no recuerdo esto ni con Enrique Peña Nieto ni con Felipe Calderón, incluso, tampoco con Vicente Fox”, nos dijo Carlos Illades Aguiar, doctor en Historia por el Colegio de México.

Te puede interesar: ¿Qué hay detrás de los gobernadores investigados por corrupción en Tamaulipas?

Hace 46 años

El caso más reciente en la desaparición de poderes se presentó hace 46 años. El documento La desaparición de los poderes en los estados, elaborado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM para el Senado, refiere al estado de Hidalgo.

El 20 de abril de 1975 se tomó la decisión ante “múltiples violaciones a garantías individuales a los poderes ejecutivo y legislativo locales, por lo que fue declarada la desaparición de poderes por la Comisión Permanente del Congreso”, se lee en el texto.

El investigador del departamento de política y cultura, de la UAM-Xochimilco, Harim Benjamín Gutiérrez Márquez, abordó el caso de Hidalgo en La desaparición de poderes en México y su puesta en práctica.

Detrás de la desaparición hubo “una pugna por el poder entre el presidente Luis Echeverría y el ex gobernador Manuel Sánchez Vite”, detalló Gutiérrez Márquez. Y surgió a un mes de haber sido electo el gobernador Otoniel Miranda en 1975.

Así inició todo… en Hidalgo

El personaje central fue Manuel Sánchez Vite, líder magisterial del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quien fue elegido gobernador de Hidalgo en 1969. Echeverría aprovechó la fuerza sindical del normalista y en 1970 lo “nombró presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI”, por lo que el mandatario estatal pidió licencia para hacerse cargo de la encomienda presidencial.

La elección de Echeverría Álvarez, señaló Gutiérrez Márquez, no fue favorable, debido a que Sánchez Vite “no simpatizaba con los tecnócratas ni estaba conforme con el reformismo del presidente”; además de que se alió al líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Fidel Velásquez.

Sánchez Vite y Velázquez Sánchez se opusieron a “causas como la democratización de los sindicatos y la creación de organizaciones rurales fuera de la órbita de la Confederación Nacional Campesina (CNC)”.

La relación de Echeverría con Sánchez Vite se volvió insostenible. “En febrero de 1972 Echeverría le solicitó su renuncia. Sánchez tuvo una salida honrosa: regresó a Hidalgo y reasumió la gubernatura durante el resto de su mandato, que culminó en 1975”.

Pese a que en Hidalgo había “descontento de caciques por el reparto agrario”, Sánchez Vite culminó su mandato gracias al apoyo de “la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), de la CNC, de la CTM y del SNTE”. 

El mandatario eligió a su médico y líder de la CNOP estatal, Otoniel Miranda Andrade, como candidato, quien finalmente ganó la elección. Entonces fue cuando Echeverría Álvarez inició una campaña en contra del elegido del líder magisterial del SNTE.

“Pronto comenzaron una serie de actos de agitación y disturbios prefabricados, así como una campaña de ataques en la prensa y en el ámbito político contra las prácticas caciquiles de Sánchez Vite y sus aliados”, expuso el investigador de la UAM-Xochimilco. Todo finalizó con la desaparición de poderes y se nombró gobernador provisional a Raúl Lozano Ramírez.

presidentes desaparecieron poderes méxico

Quizá te interese: ¿Qué es el federalismo y por qué es importante en un país como México?

Más de 62 veces en la historia

De acuerdo con el trabajo Desaparición de Poderes, elaborado por el Centro de Documentación, Información y Análisis de la Cámara de Diputados, se ha recurrido a esta figura jurídico política en 62 ocasiones

Siendo en los mandatos de los ex presidentes Aldolfo de la Huerta (junio-noviembre 1920) y Lázaro Cárdenas (diciembre 1934-noviembre 1940) en que se presentó la desaparición de poderes en nueve ocasiones, en cada período. 

“Ahora con García Cabeza de Vaca lo veo improbable”, señaló Illades Aguiar. “Ahí hay un conflicto en torno a la interpretación de la Constitución”.

El doctor en Historia por el Colegio de México explicó que no es tan fácil “desaparecer poderes cuando el Congreso  de Tamaulipas no ha homologado la decisión del Congreso Federal en el sentido de quitarle el fuero a García Cabeza de Vaca”.

Illades Aguiar explicó que en el Artículo 76 de la Constitución se establece “que es facultad exclusiva del Senado declarar la desaparición de poderes cuando hayan desaparecido todos los poderes constitucionales de un Estado”.

Es cuando “se nombra a un gobernador provisional, quien convocará a elecciones. Tal designación se debe hacer por los senadores a propuesta de una terna entregada por el presidente de la República”, concluyó.

¿En el caso del gobernador de Tamaulipas veremos  la práctica de desaparición de poderes en México en este siglo?


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.