Familiares y políticos con denuncias de corrupción: estos serán los candidatos de Morena en 2021

Compartir:

En total, 150 morenistas (94 hombres y 56 mujeres) buscan ser candidatos de su partido para compertir por las gubernaturas en los 15 estados que renovarán a sus gobiernos en las elecciones de 2021. Entre ellos hay senadores, diputados y exsuperdelegados, algunos con acusaciones de corrupción, tráfico de influencias y desvío de recursos sobre sus espaldas.

Tal es el caso del senador Cruz Pérez Cuéllar, a quien la orden de aprehensión que hay en su contra no parece quitarle el sueño de convertirse en gobernador de Chihuahua. 

Pérez Cuéllar está siendo investigado por la Fiscalía General de la República del estado, por estar relacionado con la red de desvío de recursos que encabezó el exgobernador priista César Duarte durante su gobierno, y quien hoy está detenido por el delito de lavado de dinero.

Sobre el tema, el senador asegura ser un perseguido político:

Te puede interesar leer: Estos son los superdelegados que quieren ser gobernadores; tres con denuncias

Otro que también se registró como aspirante a una gubernatura de la misma entidad es Juan Carlos Loera, quien hasta octubre pasado era el delegado de la Secretaría de Bienestar en ese estado

Como superdelegado –como se le conoció a esta nueva figura que nació con el actual gobierno federal–, Loera era el operador de los programas sociales en la entidad, lo que presuntamente le permitió condicionar la entrega de apoyos de los programas sociales a cambio del apoyo de las y los ciudadanos para sus aspiraciones políticas, según una investigación iniciada en noviembre de este año por la Fiscalía General de la República (FGR).  

César Yáñez no aparecerá en las boletas, pero tendrá intereses puestos en ellas

César Yáñez, uno de los hombres más cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien ha sido colaborador desde que éste era jefe de Gobierno de la Ciudad de México, no tendrá su nombre en la boleta, pero dos de las personas más allegadas a él sí: su esposa Dulce María Silva Hernández y su hermana Claudia Yáñez. 

Las aspiraciones de Silva Hernández no son nuevas, lo nuevo sería que ganara. En su historial político solo se encuentra el haber competido para ser presidenta municipal de Huamantla, Tlaxcala. A pesar de que perdió en los comicios en ese municipio de unas 85,000 personas, ahora buscará convertirse en la gobernadora del estado. 

César Yáñez y Dulce Silva protagonizaron el primer escándalo mediático del gobierno lopezobradorista, cuando durante el periodo de transición, en octubre de 2018, contrajeron matrimonio en una lujosa boda de más 600 invitados, que contrastaba con el discurso de austeridad que había llevado a López Obrador a ganar la presidencia.

Buscar la gubernatura le ha traído una atención que Silva no hubiera deseado. En los últimos días, se filtró un audio en el que supuestamente la voz de Dulce Silva criticaba a López Obrador. Hasta el momento, la aspirante no lo ha desmentido. 

La diputada federal Claudia Yáñez Centeno, hermana del actual coordinador de de Política y Gobierno de la presidencia, también busca convertirse en una de los 15 gobernantes que se elegirán el próximo año. 

Claudia Yañez estudió una licenciatura en Psicología. Los únicos puestos en la función pública que ha tenido han sido como asesora en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y colaboradora en la Secretaría de Educación Pública (SEP), según se lee en su currículum.

Para conseguir ser una de las candidatas a gubernatura por Colima, tendrá que vencer a otra aspirante morenista, la exsuperdelegada Indira Vizcaíno Silva, quien está siendo investigada por la SFP por uso indebido de los recursos y proselitismo, mientras estuvo a cargo de los programas federales de la Secretaría de Bienestar en aquel estado.

Claudia Yañez e Indira Vizcaíno han demostrado su rivalidad política en distintas ocasiones. Recientemente, Yañez dijo que a diferencia de Vizcaíno, “ella sí está afiliada a Morena desde 2017”, como respuesta a una declaración que había dado su contrincante, afirmando lo contrario. 

Te puede interesar leer: Dos expriistas encabezan la batalla por el 2021 para Morena: Monreal y Durazo

Otros hermanos aspirantes a las gubernaturas

La popularidad del presidente López Obrador, que se mantiene en 56.1%, según Consulta Mitofsky, parece inspirar a más de uno en Morena. Y así como Yáñez, otros familiares de sus colaboradores cercanos también quieren obtener la máxima silla de sus respectivos estados. 

En Zacatecas, David Monreal Ávila (hermano del senador Ricardo Monreal y cercano a López Obrador), presumió su registro como precandidato a gobernar su estado… por tercera ocasión, pues ya había sido candidato en 2010 y 2016. Aunque, según él, no logró la mayoría en las urnas, porque “el fraude y la calumnia impidieron concretar la transformación”, según escribió en sus redes sociales:

Ya en 2018, cuando entró el actual gobierno federal, pudo colocarse en una posición que le permitía mantener la visibilidad, con miras a sus aspiraciones políticas como coordinador general de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Social (Sader), cargo al que renunció para competir en la contienda electoral de 2021.

Para gobernar Guerrero, una de las entidades más violentas del país, Pablo Amílcar Sandoval –hermano de Irma Eréndira Sandoval, actual titular de la SFP– buscará la candidatura de Morena. 

Recientemente fue blanco de críticas porque en octubre de este año, las calles de la entidad amanecieron con decenas de espectaculares con su rostro con la frase “Guerrero encabezará  la transformación del país”, por lo que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero (IEPCG) ordenó retirarlos –en un plazo de 24– porque consideró que podría haber estaba haciendo “una campaña anticipada”.

Con todo, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió hace unos días que con estos espectaculares “no hubo llamado al voto ni promoción anticipada”, de acuerdo con el Sur de Guerrero. 

Te puede interesar leer: Se complica la continuidad de Morena en Tabasco para el 2021

Se postulan con errores ortográficos

A la diputada morenista Beatriz Robles le llovieron críticas y burlas en redes sociales, luego de anunciar su postulación a la gubernatura de Querétaro, pues escribió “gobernatura” y no “gubernatura”. Además, los usuarios en Twitter criticaron que las boletas de registro también tuvieran faltas de ortografía:

Beatriz Robles estudió una licenciatura en Alimentos y es Maestra en Administración y Alta Dirección. Antes de llegar a ser diputada federal por Morena, en 2018, trabajó como docente y en la iniciativa privada, como se lee en su currículum

Otra de las que recién se destaparon como candidatas al gobierno de Campeche, es la actual alcaldesa de Álvaro Obregón, Layda Sansores, quien hasta hoy no ha abandonado su cargo en la CDMX.

Sin embargo, la Constitución Política de Campeche dice que, entre los requisitos para ser gobernador de la entidad, se debe ser nativo de la entidad o tener una residencia en el estado, no menor de cinco años.

Y aunque Sansores sí nació en Campeche –incluso su papá, Carlos Sansores, fue gobernador priísta de ese estado, entre 1967 y 1973–, como alcaldesa de Álvaro Obregón, su residencia ha estado en la Ciudad de México, por lo menos, durante los últimos años. 

Estos son solo algunos de los nombres que suenan para encarrerarse en la contienda electoral de 2021, aunque aún falta que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena elija a sus candidatos, lo que sucederá en febrero de 2021.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.