El fin de Notimex y el debate sobre el papel de las agencias de noticias de Estado

Compartir:

A 55 años de su fundación, la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex)  desapareció y será liquidada. Así lo anunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y agregó que “con la mañanera no hacía falta” la agencia. 

Sin embargo, periodistas y analistas de México y América Latina entrevistados por Cuestione, reflexionan sobre la relevancia de las agencias de noticias de Estado en el mundo globalizado de la información y la comunicación, como actores fundamentales que desempeñan un papel esencial en la geopolítica informativa global. 

Las agencias de noticias del Estado, respaldadas y financiadas por los gobiernos de sus respectivos países, juegan un papel crucial en la distribución de noticias, la promoción de agendas políticas y la influencia en la opinión pública tanto a nivel nacional como internacional, según explica Olga Behar Leiser, periodista y politologa colombiana quien radicó varios años en México.

También puedes leer: Notimex, tres años de huelga y poca voluntad para resolverla

En Francia, por ejemplo, la Agence France-Presse (AFP) cumple un propósito informativo muy sólido, explica Behar. “Independientemente de cuál sea el gobierno, funciona autónomamente y eso es lo que la hace tan fuerte, porque allá la distinción entre gobierno de turno y Estado es muy clara”. 

La desaparición de Notimex abre el debate sobre el papel de las agencias, el rol que desempeñan y el equilibrio entre la promoción de los intereses de sus gobiernos y la responsabilidad periodística de informar con precisión y objetividad.

Pero ¿qué son exactamente las agencias de noticias del Estado?

Son organizaciones de medios de comunicación y a menudo, estas agencias tienen un mandato oficial para recopilar, producir y distribuir noticias y contenido informativo, responde Behar Leiser. Ejemplos de agencias de noticias de Estado notables incluyen la Agencia France-Presse (AFP) en Francia, EFE de España, la Xinhua en China y la Agencia de Noticias TASS en Rusia, la BBC de Londres, entre otras tantas.

A diferencia de las agencias de noticias privadas financiadas por particulares, las agencias de noticias de Estado se sostienen del gobierno y a menudo operan con una misión más amplia, afirma Víctor Hugo Rubio, quien fungió como subdirector de Información de Notimex de 1993 al año 2001. 

“La diferencia que hay entre una agencia de gobierno y una agencia de Estado es que la de gobierno es oficialista, defiende a ultranza todo lo que tiene que ver con el gobierno que la sostiene y una agencia de Estado surge para informar al pueblo, a la sociedad pero no se enfoca en ser un defensor a ultranza de las obras de gobierno, eso es fundamental”, subraya Rubio quien actualmente dirige el contenido editorial de una revista turística.

De acuerdo con la catedrática española Gloria Jiménez Marín, los objetivos de las agencias de noticias de Estado pueden incluir la promoción de la imagen de su país en el extranjero, la defensa de sus intereses políticos y la influencia en la opinión pública nacional e internacional. En muchos escenarios, estas agencias son un componente clave de la maquinaria de relaciones públicas y la diplomacia de sus gobiernos. 

Te puede interesar: El caso Notimex: corrupción, amiguismo y abuso

Notimex, de agencia de gobierno a una agencia de Estado

En el caso particular de Notimex, que se creó en 1968 con el objetivo de cubrir los Juegos Olímpicos en México, “nace como una empresa y era una agencia de gobierno, con la implicación que esto tiene. Es decir, sólo representaba los intereses del gobierno en turno”, detalla Gabriel Pérez Osorio, director editorial de la agencia de noticias de 2013 a 2017.

María de la Paz Orellana llegó a la agencia de noticias mexicana dos décadas antes que Gabriel Pérez, por allá en los años 80 con José López Portillo como presidente de México. Notimex fue para Mapy -como le dicen de cariño a la comunicadora social- su escuela periodística por varios años, ahí hizo de todo: fue redactora, locutora, jefa de mesa de redacción, correctora de estilo, corresponsal en Campeche y secretaria fundadora de su sindicato. 

A Mapy le tocó una época donde la agencia de noticias mexicana se convirtió “en la agencia de noticias más grande de América Latina y todos los diarios de este país se nutrían de ella para informar sus noticias porque teníamos corresponsales en todo México”.

Para el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Pérez Osorio recuerda que Notimex se convierte en una agencia con presencia internacional y abren su primera corresponsalía en Chile, después en Estados Unidos, España y se empieza a gestar toda una red de corresponsales internacionales.

Después, con la llegada de Vicente Fox Quesada (2000-2006) – el primer presidente de la oposición en México – “un poco en esta lógica parecida a la del gobierno actual de destruir lo que yo creo que no me sirve, Fox tiene la intención de cerrarla”, explica Gabriel Pérez y es en este periodo que la agencia de noticias consigue cambiar el estatus jurídico de agencia de gobierno a una agencia de Estado con la movilización de los trabajadores del sindicato para evitar su cierre.

Quizás quieras leer: Notimex deberá pagar 170 millones si pierde juicios laborales

Ahí nace una nueva Notimex que ya no podía funcionar como una agencia de gobierno porque ahora era una agencia de Estado”, recuerda Gabriel Pérez Osorio y agrega que en esa nueva lógica, muchos periodistas dijeron “ahora sí vamos hacer periodismo”. 

Nosotros teníamos un compromiso y la responsabilidad de ser objetivos porque de lo contrario la información iba a dejar de ser útil para los medios privados nacionales y extranjeros que eran nuestros clientes frecuentes, precisa el periodista Víctor Hugo Rubio, quien estuvo trabajando en la agencia cuando pasó de ser de gobierno a una de Estado. 

Para el año 2013, Notimex recibió en España el premio de periodismo económico iberoamericano y desde Madrid se resaltó el trabajo de los corresponsales en 29 ciudades de 24 países. El jurado dijo que por lo general no es reconocida la labor de los periodistas de agencia y aprovechó la ocasión para resaltar la intención de Notimex por “impulsar un nuevo proyecto que refleje a México en el mundo”.

Vinieron después galardones tanto nacionales e internacionales como el premio Jorge Luis Salmerón en el año 2010, el premio a la corresponsal de Argentina Cecilia González en el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) por su libro Narcofugas en el año 2016, el premio nacional de periodismo por 50 años de informar a México en el 2018, entre otros. 

Ganadores y perdedores con la desaparición de Notimex

La desaparición de Notimex genera opiniones diversas. Mientras algunos periodistas entrevistados por Cuestione afirman que todos pierden con su desaparición, otros argumentan que el presidente López Obrador gana al imponer su agenda informativa.

El periodista Víctor Hugo Rubio asegura que con la desaparición de la agencia de noticias del Estado mexicano perdemos todos. “La ciudadanía pierde la oportunidad de tener una fuente de información para informarse y pierde el gobierno porque aniquila una institución estratégica para la comunicación del Estado”. 

Para Víctor Hugo, lo que ha ocurrido con Notimex es parte de una política destructiva que en lugar de ajustar, enderezar o componer “destruye porque no me gusta” y la forma como se orquestó la desaparición de la agencia, “destruyó también a sus trabajadores, sus familias” algo que para el comunicador fue de una rudeza innecesaria. 

Mapy Orellana difiere de la postura del periodista Víctor Hugo Rubio sobre esa frase que asegura que “todos pierden” con la desaparición de Notimex porque la comunicadora afirma que el presidente Andrés Manuel López Obrador es quien gana liquidando a la agencia de noticias. 

“El presidente no pierde porque él quiere imponer los temas de la agenda pública y que se hablen como él quiere que se hablen y al quitar a Notimex del juego informativo, el ejecutivo impone una autocracia”, asegura la comunicadora. 

Por su parte, Gabriel Pérez Osorio reconoce que la agencia sí era un Frankenstein que estaba funcionando mal y que habían muchas cosas por enderezar. El periodista cuenta una anécdota que explica uno de los males Notimex, su sindicato SutNotimex. Una mañana, Gabriel llegó a trabajar y no había nadie en la mesa de información nacional en el turno matutino porque el sindicato se había llevado a la mayoría de los reporteros de vacaciones. 

El periodista asegura que uno de los grandes errores de los gobiernos anteriores tanto el de Felipe Calderón como el de Enrique Peña Nieto, “fue no haber hecho más por democratizar a ese sindicato y dejar que su líder operara impunemente, una de las causas que pusieron a la agencia al borde del exceso”.

Al preguntarle a Pérez Osorio sobre la desaparición de Notimex, el periodista coincide con los demás entrevistados en que le da mucha nostalgia “la incapacidad de reconstruirla y la altísima capacidad de destrucción de este gobierno”.

Te puede interesar: Conferencias mañaneras jamás podrán suplir el papel de Notimex

La mañanera no es periodismo

Las agencias de noticias de Estado desempeñan un papel destacado en la geopolítica informativa por varias razones. Una de ellas se destaca en la investigación “Las agencias de noticias”, escrita por la académica Gloria Jiménez Marín en la Universidad de Sevilla, España. 

En el documento se lee que las agencias pueden moldear la narrativa informativa tanto a nivel nacional como internacional, pueden enfocarse también en temas que son de interés para su gobierno, lo que les permite promover agendas políticas y avanzar en sus objetivos estratégicos.

Del mismo modo, las agencias noticiosas pueden incluir promoción de políticas públicas gubernamentales, la defensa de posiciones en disputas internacionales y la influencia en la opinión pública extranjera, teniendo un impacto significativo en la percepción global de un país.

En medio del debate informativo sobre la desaparición de la agencia de noticias del Estado mexicano, los periodistas y analistas entrevistados por Cuestione subrayan que la conferencia mañanera no puede reemplazar al periodismo y que la función de un periodista va más allá de simplemente transmitir la voz del gobierno de turno; implica investigar, cuestionar y proporcionar una visión objetiva de los hechos.

El cierre de una agencia de noticias de Estado como Notimex plantea la importancia de mantener una prensa libre e independiente en cualquier sociedad, advierte la politóloga Olga Berhar y coinciden con ella los periodistas Víctor Hugo Rubio, Gabriel Pérez Osorio y María de Paz Orellana. Una sociedad donde la información veraz y objetiva sea esencial para la toma de decisiones informadas en una democracia. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.