¿Primero los pobres? Presupuesto 2021 recorta recursos a la educación de menores vulnerables

Compartir:

En los últimos nueve meses de la pandemia, más de 2.8 millones de niñas y niños tuvieron que abandonar sus escuelas a causa de la crisis sanitaria por la COVID-19. Y para el 2021, se avecina un escenario peor, pues el gobierno federal no ha asignado recursos para frenar la deserción escolar y dejó sin recursos a cinco programas clave para la educación, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021.

Entre ellos están, por ejemplo, el Programa de Escuelas de Tiempo Completo, con más de 27,000 institutos inscritos, los cuales alargaban sus jornadas hasta seis horas para que un millón de niñas y niños, hicieran sus tareas y comieran. 

Esto representaba, para muchos, el único alimento del día y quitarlo, anularía su derecho a la alimentación y a la convivencia social, nos explica Juan Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

Te puede interesar leer: Gobierno de AMLO ha gastado 11 mil millones en sus proyectos prioritarios

Y aunque este dinero se eliminó por completo del PEF 2021, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, prometió que se asignarían recursos a estas escuelas a través del programa La Escuela es Nuestra (creado en este sexenio, y que ayuda al mantenimiento de las instalaciones escolares). 

Sin embargo, no entrega alimentos ni garantiza la extensión del horario escolar, como alertó recientemente UNICEF. 

Otro plan que se quedó sin recursos es el Programa Nacional de Convivencia Escolar, el cual está enfocado a mejorar la permanencia de los alumnos en las aulas y que, además, contaba con capacitación a docentes para promover la equidad de género e identificar síntomas de abuso sexual infantil, acoso escolar y maltrato, de acuerdo con el mismo informe elaborado por UNICEF.

Las Evaluaciones de la Calidad de la Educación, las cuales informan sobre el desempeño en la educación básica y superior y los logros de aprendizaje, (incluida la participación de México en pruebas internacionales como PISA), también se quedó en ceros en el presupuesto de 2021.

Te puede interesar leer: Aumento del trabajo infantil, otro daño colateral por la COVID-19

Sin presupuesto para la educación, aumenta rezago educativo

Los recursos destinados para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes (ATRNNA) tuvieron un incremento mínimo de 0.2%, pero estos dejan de lado los programas que atienden el acceso y uso de tecnologías que permitan a la población infantil continuar sus estudios y evitar la deserción escolar, como ha alertado también UNICEF.

El problema es que “en caso de no atender adecuadamente estos aspectos, se corre el riesgo de generar mayor rezago educativo, especialmente en la población de menores recursos”, de acuerdo con UNICEF.

Estos recortes representan una regresión a los derechos ya conquistados a la salud, la educación y el desarrollo infantil, es un grave problema que los programas, como pasó con las estancias infantiles, desaparezcan y se conviertan en asistencialismo”, nos explicó Juan Martín Pérez, el especialista de la Redim.

Y es que los recursos destinados a la infancia y adolescencia “no son un gasto, sino la mejor inversión que podemos hacer como país. Invertir en la infancia y adolescencia constituye la base para asegurar el bienestar de las familias, la productividad y el desempeño económico futuros de una sociedad”, aseguró UNICEF en el informe La infancia y la adolescencia en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

Entre otros recursos que ya no se destinarán en 2021, también está la Atención Educativa de la Población Escolar Migrante. Además, en México, donde menos del 15% de las niñas y niños entre 0 y 3 años puede recibir educación inicial, no se incrementaron los recursos para garantizar y ampliar su acceso, como explicó la organización internacional Save The Children.

Otro recorte importante, con 16% menos recursos, es el de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SESIPINNA), la cual tiene la tarea de vigilar el cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes a través de sus Secretarías Ejecutivas en los diferentes ámbitos del gobierno (salud, educación, alimentación).

Te puede interesar leer: Sin familia y sin albergues, la realidad de 33,000 niñas y niños en México

Salud, otro golpe a la infancia

El Programa Seguro Médico Siglo XXI a cargo de la Secretaría de Salud, que hasta 2020 tuvo recursos de casi 2,000 millones de pesos también desapareció del PEF 2021, éste se encargaba de darle cobertura total a niñas y niños menores de 5 años de edad. 

Esto afectará los estudios que se realizan para evaluar su metabolismo, desarrollo auditivo y desarrollo infantil con los que se evitan discapacidades en este grupo poblacional, de acuerdo con UNICEF.

Las y los niños en México son otra de las poblaciones invisibilizadas en la discusión del presupuesto para el próximo año, el problema es que si retroceden sus derechos y educación, el país sufrirá las consecuencias económicas en el futuro.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.