Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

¿Hay más tornados en México por el cambio climático? Esto dicen especialistas

Compartir:

Aunque es difícil encontrar una relación directa entre el calentamiento global del planeta -debido a la emisión de gases de efecto invernadero– y la formación de tornados, una cosa es clara: estos fenómenos meteorológicos se están haciendo cada vez más comunes en México y ya han provocado daños y tragedias que sorprenden a la población.

El 30 de mayo de 2024, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que en medio de la tercera ola de calor por la que atraviesa el país existe el riesgo de que se formen tornados en el noreste de México. El SMN alertó de vientos con rachas de 60 a 80 kilómetros por hora y posible formación de torbellinos o tornados en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Igualmente, el organismo previó rachas de 50 a 70 kilómetros por hora y posible formación de torbellinos en zonas de Aguascalientes, Ciudad de México, Estado de México, Michoacán, Puebla, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

En ese contexto, apenas el 23 de mayo de 2024 un tornado azotó Toluca, capital del Estado de México, y otras áreas vecinas, dejando severos daños materiales y la muerte de dos personas por la caída de una barda. Además, el fenómeno -inesperado en esa región- derribó árboles, postes, el techo de una bodega industrial y causó destrozos en viviendas.

Te recomendamos: Largo silencio de Pemex: va más de un mes del mega derrame de petróleo en Campeche

Un día antes -el 22 de mayo-, si bien no fue propiamente un tornado, una fuerte ráfaga de viento derribó el escenario en el que el candidato presidencial por Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, encabezaba un mitin en San Pedro Garza García, Nuevo León. Nueve personas murieron -ocho adultos y un menor de edad- y más de 100 resultaron lesionadas.

En medio de la tragedia salió a relucir que cerca de dos horas antes del desplome del templete la Comisión Nacional del Agua había pronosticado la posible formación de torbellinos o tornados en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

“Información científica no es concluyente”

Sobre la relación entre el cambio climático y la formación de tornados en zonas donde no son tan comunes, Pablo Montaño, coordinador de Conexiones Climáticas -organización civil dedicada a la comunicación de la crisis ambiental-, nos explicó que la variación hacia temperaturas más elevadas puede generar condiciones para que haya vientos extremos.

Sin embargo, el activista aclaró que la información científica respecto a los tornados y el calentamiento global “no es concluyente y no hay un consenso sobre si veremos más”. En ese sentido, de acuerdo con algunos artículos científicos, “es posible que el calentamiento global acabe volviendo a los tornados más frecuentes o intensos… pero en realidad también podría suprimirlos; la ciencia aún no está clara”.

No obstante, otros científicos como Victor Gensini, experto en condiciones meteorológicas extremas de la Universidad del Norte de Illinois, ha señalado que debido a la influencia generalizada del calentamiento global en la atmósfera es inevitable que el cambio climático afecte también a los tornados.

“En lugar de preguntarse si el cambio climático ha provocado este tornado, es mejor partir de la base de que el cambio climático ha influido. Partir de la premisa de que todos los fenómenos extremos se ven afectados por el cambio climático”, dijo el experto para un artículo reciente publicado en el portal de National Geographic.

Quizá quieras leer: Esto sabemos de los microsismos en la CDMX y las precauciones a tomar

Y es que según la misma información, a medida que el clima se calienta, también repercute en la atmósfera y se crea más energía para los tornados. De esta manera, el cambio climático contribuiría a que el aire caliente se eleve sobre el aire frío, y el cambio repentino en la velocidad o dirección del viento haga girar este aire ascendente como si fuera un trompo y se forme un tornado

En el mismo sentido, meteorólogos estadounidenses han advertido que los tornados podrían ser cada vez más mortíferos a medida que aumenta el calentamiento global. Se prevé que la temperatura mundial aumente 1.5 grados centígrados, lo que provocará más aire caliente cerca del suelo y en consecuencia más inestabilidad atmosférica, más tormentas y más tornados.

Estos fenómenos meteorológicos se clasifican según la velocidad del viento y los daños que dejan. De esta manera, los tornados “leves” pueden tener rachas de viento de 105 kilómetros por hora, o llegar a provocar “daños increíbles” con vientos de hasta 450 kilómetros por hora.

¿Y qué pasa en México?

En el caso de nuestro país, el investigador del Departamento de Geografía Física del Instituto de Geografía de la UNAM José Francisco León Cruz ha sostenido que los tornados “son más comunes de lo que se piensa”, pues hay registro de ellos desde la época de la Conquista.

El experto detalló que al año, de marzo a octubre, ocurren en México alrededor de 50 tornados, aunque su época de mayor incidencia es de mayo a agosto principalmente en Coahuila, Tamaulipas, Nuevo León, Tlaxcala, Puebla, Estado de México e incluso la CDMX.

En el caso de la capital del país, León Cruz recordó que en 2012 un tornado cruzó el Zócalo y sorprendió a los integrantes de un plantón que estaba en ese momento, haciendo volar lonas, carpas y pertenencias.

Más información: ¿“Histórico” fin de la era del petróleo? COP28 deja inconformidades ante el desastre ambiental

Al respecto, el coordinador de Conexiones Climáticas, Pablo Montaño, nos explicó que las llamadas “islas de calor” de las ciudades pueden jugar “un gran papel” en la formación de tornados y torbellinos en las urbes. Según científicos, las “islas de calor” son un fenómeno propio de las ciudades, que se caracteriza por la presencia de aire más caliente debido a la concentración de edificios, el suelo de concreto, pocas áreas verdes y pocos cuerpos de agua.

Aunque Montaño precisó que “es muy difícil” medir o pronosticar a los tornados, ya que las condiciones ambientales para su formación “pueden alterarse de forma rápida”, otros especialistas como Ángel Meulenert, investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara, ha resaltado que con un radar meteorológico Doppler se puede detectar la formación de un tornado con minutos de anticipación.

¿Cómo debemos protegernos?

En lo que son peras o manzanas sobre si el cambio climático tiene que ver en la formación de más tornados, la población civil debe estar alerta ante este tipo de fenómenos y elaborar un plan de acción con anticipación ante los potenciales daños que puedan causar.

Por ejemplo, Protección Civil de Nuevo León recomienda algunas medidas antes, durante y después de un tornado. De manera previa sugiere reforzar paredes y techo de la casa, asegurar objetos que puedan convertirse en proyectiles, y podar árboles que obstruyan cables de energía eléctrica. 

Durante el fenómeno se recomienda no salir de casa; colocarse en cuclillas y cubrir la cabeza; permanecer alejado de las ventanas; no refugiarse en construcciones ligeras o con techo de lámina; y proteger a menores y adultos mayores abrazándolos.

Finalmente, cuando haya pasado el tornado, se debe conservar la calma y estar informados, además de cortar el suministro de energía eléctrica, agua y gas a fin de evitar un siniestro.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.