Denuncias por exhibir packs se duplican en cuarentena

Compartir:

En los primeros meses del confinamiento, Valeria, de 20 años, descubrió que su exnovio subió videos teniendo relaciones sexuales con ella a una página de pornografía. Videos que ni siquiera se había enterado que se habían grabado

Desesperada, decidió buscar ayuda en colectivos de mujeres feministas que se dedican a luchar contra la violencia digital. Ellas la asesoraron para denunciar a su expareja, le pidieron que reuniera todos los videos, las capturas de pantalla y el URL del sitio. 

Cuando Valeria guardaba las pruebas se dio cuenta que ella no era la única a la que había grabado, en el perfil de la página pornográfica de su exnovio había por lo menos otras cuatro mujeres, aparentemente de las mismas edades que ella

Para saber más: Confinamiento dispara consumo de pornografía infantil México

Valeria no fue la única que sufrió esta violencia. Olimpia Coral, la mujer que tras ser víctima de violencia digital ayudó a impulsar que los gobiernos estatales reformen sus códigos penales para castigar estos actos (Ley Olimpia), nos dijo que durante la cuarentena se duplicaron el número de mujeres que pidieron ayuda para denunciar estas situaciones

Y es que ante el confinamiento, las personas son más propensas a ejercer su sexualidad compartiendo con sus parejas videos e imágenes de índole sexual, nos explican Coral y el colectivo Luchadoras MX. Compartir tus propias imágenes sexuales con alguien que está de acuerdo en recibirlas no es un delito, pero si esta persona las difunde o comparte con terceros, sí es un crimen que se puede pagar con cárcel en 26 de las 32 entidades del país.

Valeria vivió meses de mucha tristeza. Notó que algunos de sus amigos habían descubierto los videos y comenzaron a tratarla distinto. Comenzó a sufrir ansiedad, depresión. Temía que más personas los vieran, incluyendo a sus papás, incluso empezó a tener miedo de salir a la calle y que la reconocieran por esas imágenes

El impacto de la violencia digital en la vida de las mujeres no se queda en las pantallas. Ellas pueden experimentar ira, depresión, paranoia, incluso se ven afectadas físicamente, pues el estrés puede provocar dolor de cabeza, espalda, estómago y riñón, falta o exceso de apetito, llanto hasta autolesionarse, de acuerdo con el colectivo Luchadoras MX.

En 2019, 9.4 millones de mujeres fueron víctimas de violencia digital; de ellas el 24.2% sufrieron ciberacoso, fueron amenazadas con publicar información personal o fotos íntimas en internet, de acuerdo con el Módulo sobre Ciberacoso del INEGI (2019)

Te puede interesar leer: “Pasar el pack” sin consentimiento ya es delito en la mitad del país

Aumentan la filtración de fotos íntimas y el intento de hackear cuentas 

Cada día la plataforma Defensoras Digitales, encargadas de luchar contra esta violencia, recibían un promedio de tres llamadas de casos similares al de Valentina, pero conforme la cuarentena avanzó estas llamadas se hicieron más frecuentes: ahora, ocho mujeres acuden a ellas por ayuda cada día.  

Esto nos muestra que durante el confinamiento las mujeres y niñas, al no poder salir, comenzaron a hacer un mayor uso del sexting como práctica sexual, lo que generó que la producción y difusión de esos contenidos creciera, nos explicó Coral. 

Las mujeres entre 12 a 21 años de edad son quienes comúnmente son víctimas de este delito. Sin embargo, un aspecto alarmante, documentado por la plataforma Defensoras Digitales, es que la edad de las parejas que recibieron y difundieron este contenido fue de 19 a 35 años, es decir, en promedio, mayores que ellas. 

“Mujeres menores de edad están confiando en estos hombres adultos, y al final son ellos quienes se benefician de esto”, explicó la activista. 

Con la cuarentena, también tres formas de robar información y fotos privadas comenzaron a hacerse cada vez más comunes. La primera es cuando el perfil de una persona de confianza es suplantado o hackeado, a través de éste contacta a los demás amigos y les pide su contraseña o correo, para acceder a tus nubes y si tienes fotografías íntimas guardadas ahí, llegan a ellas.

La segunda es mandar un mensaje directo que dice “amiga eres tú?” acompañado de un link (malware) que al abrirlo hackea tus cuentas, advierte el Frente Nacional por la Sororidad. 

“Otra forma de operar es mandar un mensaje diciendo: ‘Amigo es tu novia?, tengo su pack a sus parejas o conocidos para pedirles dinero o mandarles el pack de otras chicas para ver el de su novia. Sin embargo, a veces no existía tal contenido; varias personas se dedicaron a recopilar fotografías de mujeres con o sin contenidos íntimos, es decir, desde sus redes sociales bajaron sus fotos para poder realizar estas estafas”, explica Coral.  

Las fotos robadas desde los perfiles hackeados o compartidas para ver el pack de sus novias pueden llegar a los mercados de explotación sexual que se encuentran en foros en Facebook o internet. Sin embargo, el 90% de esos contenidos almacenados y distribuidos en redes sociales vienen de los desnudos (nudes) y de los packs intercambiados durante el sexting, como ha documentado el Frente Nacional para la Sororidad. 

En la violencia de género en línea los ataques que más se cometen son la distribución de imágenes íntimas sin consentimiento, hostigamiento, de acuerdo con el informe La otra pandemia: internet y violencia de género en América Latina, de la organización independiente Derechos Digitales

Cuestione te cuenta cómo denunciar la difusión de fotos íntimas. 

¿Qué hacer si difundieron mis fotos?

Es importante resaltar que el sexting no es una práctica buena ni mala, simplemente es una manera en la que se puede ejercer la sexualidad, como explican Luchadoras Mx. Pero también es importante recordar que una vez que las imágenes o videos de tu cuerpo salen de tu dispositivo, pierdes el control sobre ellos. Incluso, la persona a quien se las envíes podría sufrir un robo de datos o equipo, exponiendo tu información. 

Si eres víctima de violencia digital y alguien expone tus imágenes, puedes denunciar estos actos a través de redes sociales para que bajen el contenido, o por la vía jurídica, denunciando con la policía cibernética de tu estado. Recuerda que en 26 estados, entre ellos Oaxaca, Baja California Sur, Nuevo León y Ciudad de México, fue aprobada la ley Olimpia y compartir fotos íntimas sin tu consentimiento es un delito. 

Busca asesoría legal con abogadas y abogados o colectivos feministas, como el Frente Nacional por la Sororidad, Comunicación e Información de la Mujer A. C. (CIMAC), Luchadoras Mx, etc, pues ellas te pueden guiar y acompañar durante el proceso. 

Guarda todas las evidencias como los videos, audios, capturas de pantalla de las fotos filtradas o de los mensajes en donde te amenazan, la fecha y hora del ataque, el usuario que realizó la agresión, perfiles relacionados con el ataque, así como el URL de estos perfiles y publicaciones, recoléctalos en una USB.

Envíalas a la policía cibernética de tu estado, al Centro de Atención Ciudadana ceac@sspc.gob.mx, o a la Policía Cibernética de la Comisión Nacional de Seguridad, al número telefónico 088 o al correo ceac@cns.gob.mx.  Recuerda que sólo la víctima directa (en el caso de menores de edad, puede ser su padre o madre) podrán dar seguimiento al reporte. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.