Aunque aumentó la violencia de género, gobierno reduce presupuesto para proteger a las mujeres

Compartir:

El Anexo 13 del Presupuesto de Egresos de la Federación está enfocado a promover la igualdad entre mujeres y hombres. Desde que comenzó la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha tenido un aumento importante y sostenido. Para el 2022, todo el anexo tiene un aumento del 74.6% respecto a 2021.

Pero hay una letra chica. Los programas prioritarios del Gobierno Federal, que no están particularmente enfocados a las mujeres, integrados en el Anexo 13 del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) de 2022 suman 84% del total del presupuesto, afirmó Andrea Larios Campos, del programa de Justicia Fiscal de la organización civil Fundar, Centro de Análisis e Investigación, en entrevista para Cuestione.

Pero al mismo tiempo se reducen los programas y acciones que sí están enfocados principalmente a atender la violencia contra las mujeres y las niñas, explicó la investigadora.

Aunque vemos un incremento importante al presupuesto del Anexo 13, al hacer un análisis desagregado la especialista advierte: “observamos que mucho del incremento se explica por el crecimiento de los recursos etiquetados para los proyectos prioritarios del Gobierno Federal -Jóvenes Construyendo el Futuro o Sembrando Vida, por ejemplo-, que no están dirigidos principalmente a promover la igualdad entre hombres y mujeres. Es una tendencia que se repite año con año”.

Te recomendamos: El engañoso aumento al presupuesto de género del gobierno del AMLO

Los seis programas prioritarios del Gobierno Federal que concentran el 84% del total del presupuesto para el Anexo 13 son la Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, el Programa de Becas de Educación Básica para el Bienestar Benito Juárez, la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, Jóvenes Construyendo Futuro, Sembrando Vida y Jóvenes Escribiendo Futuro.

Los programas prioritarios equivalen al 84% de los recursos asignados para la igualdad de género
Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores127,175,475,235
Programa de Becas de Educación Básica para el Bienestar Benito Juárez26,453,900,289
Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez17,249,994,361
Jóvenes Construyendo Futuro10,472,367,385
Sembrando Vida9,354,098,623
Jóvenes Escribiendo Futuro5,291,944,026
Total195,997,779,919

Fuente: Fundar, PPEF 2022

La contribución que tienen estos programas sociales para garantizar la igualdad de género y una vida libre de violencia queda poco clara, según FUNDAR

Es difícil conocer la incidencia real que tienen estos programas en la reducción de la desigualdad entre hombres y mujeres. Alcanzar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia “es complicado, porque el padrón de personas beneficiarias no se encuentra desagregado por sexo”, explica Andrea Larios. 

Porque “estos programas no tienen un padrón que diga si la persona beneficiaria es hombre o mujer, sí tiene nombres, pero no identifica el sexo. Esta es una de las recomendaciones que FUNDAR ha hecho al gobierno”, puntualiza la especialista.

A pesar del  incremento al Anexo 13, diversos programas cuyo objetivo principal es claramente promover la igualdad y erradicar la violencia de género sufrirán reducciones o incrementos poco significativos, advierte la organización civil

También puedes leer: Reasignan 71% del presupuesto de género a programas sociales de AMLO

Sube violencia contra mujeres, pero no el presupuesto para atenderla… otra vez

Pese a la gravedad de la violencia contra las mujeres y las niñas, el gobierno tampoco aumentará para el 2022 los montos para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, como marcan sus obligaciones en leyes nacionales, por lo que se está repitiendo una tendencia que ya se refleja en el presupuesto de 2021.

En su más reciente informe sobre incidencia delictiva, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, detalló que la trata de personas tuvo un incremento de 36.86%, las violaciones aumentaron 29.01% y los feminicidios 13.69%, en comparación con la administración anterior.

En este contexto, los rubros de género son de los más importantes debido a los altos y graves niveles de violencia y desigualdad que las mujeres y niñas viven en el país… pero no reciben fondos suficientes. 

Te sugerimos: Presupuesto para erradicar violencia de género solamente aumentó 1.3 para 2020

También cae presupuesto para atender violencia contra las mujeres y las niñas

De acuerdo con el análisis de la investigadora de Fundar, en el Anexo 13 del  PPEF 2022 se redujo un 7.8% el presupuesto asignado a la Fiscalía General de la República, institución donde se investigan los delitos. Ya que en 2021 los recursos asignados a esta institución fueron de 80 millones de pesos, mientras que en 2022 sería de 74 millones de pesos.

Igualmente, el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras tiene una reducción de 3.6% en comparación con 2021 y representa sólo el 1.9% del presupuesto de Bienestar. Mientras que el programa para las personas adultas mayores representa más del 90% de este mismo rubro.

Otra reducción se observa en el programa para Promover la atención y prevención de la violencia contra las mujeres, a cargo de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres. “Este programa tendría una reducción de 0.3% contra 2021, al pasar de 311 millones de pesos a 310 millones en 2022”, resalta FUNDAR

En este programa se encuentran los montos asignados a las Acciones de coadyuvancia para las alertas de género, que tiene una reducción de 1.5%, porque en 2021 se aprobó un total de 2,314,603 pesos, mientras que el PPEF de 2022 propone un monto de 2,280,015 pesos.

De 2015 a 2021 suman 22 declaratorias de la Alerta de violencia de género contra las mujeres en 19 entidades. 

De acuerdo con Fundar, mientras que “los Recursos Transferibles para la Implementación de Medidas que Atiendan los Estados y Municipios que cuentan con estas alertas, tendrá una reducción de 3.6% en 2022”. 

Otra de las instancias donde se atienden las denuncias de las mujeres son los Centros de Justicia para las Mujeres que tendrían una reducción de 3.6% para su construcción y equipamiento, refleja el estudio.

“Si no se dan recursos suficientes para construir estos centros o para darles mantenimiento se está mermando la capacidad del Estado para atender la situación de violencia”, afirma Larios.

Más información: Gasto en aleta de género, ¿por qué los estados con más violencia gastan menos?

Aumentos marginales

Para la especialista es importante acotar que los programas que sí contribuyen a combatir las desigualdades entre hombres y mujeres se mantienen en el Anexo 13 de 2022, pero en algunos casos tienen reducciones y en otros programas se observan aumentos marginales. 

Un programa que registra un aumento marginal de 0.04% es el Programa de apoyo para refugios especializados para mujeres víctimas de violencia de género, sus hijas e hijos que se creó como programa presupuestario en 2021, a cargo del Instituto Nacional de Desarrollo Social (INDESOL).

En el caso de los refugios, “si bien es un aumento marginal, ese programa mantiene recursos, después de que se eliminaran en 2019; para 2020 y 2021 se volvieron a asignar”, resalta la investigadora. 

En febrero de 2019, el presidente instruyó a no dar subsidios a los refugios para mujeres que viven violencia extrema, esto después de decidir no transferir recursos públicos a las organizaciones de la sociedad civil. 

Después de una dura crítica por parte de integrantes del movimiento feminista en México y a nivel internacional, congresistas, investigadoras, la Red Nacional de Refugios – que tiene hasta el 70% de los refugios para mujeres en el país -, se logró revertir está decisión presidencial y se asignó presupuesto a los refugios para las mujeres, sus hijas e hijos, que viven violencia.

Aunque para el año 2020 finalmente se mantuvo el presupuesto para los refugios, de acuerdo con Wendy Figueroa, directora general de la Red Nacional de Refugios, “aún resulta insuficiente para enfrentar la emergencia derivada por la cuarentena (debido a la pandemia por COVID-19), pues la demanda de servicios se ha incrementado tanto que tenemos 25% de saturación en los espacios de protección”.

Para los primeros tres meses de este 2021, la Red Nacional de Refugios atendió a más de 10 mil personas, que es un 35%  más que el mismo periodo del año 2020. 

Además, según sus cifras, durante enero y febrero del 2021 hubo un incremento del 69% en las llamadas de auxilio y orientación que la Red brindó.

Un dato alentador, señala Andrea Larios, es que para este año, el presupuesto no registra la desaparición de programas o acciones del Anexo 13, en comparación del año pasado que  “en total, desaparecieron 52 acciones del Anexo 13 en el Proyecto de Presupuesto (2021). De acuerdo con su nombre, 16 de ellas estaban dirigidas hacia las mujeres y para 2021 ya no existirían”, como lo documentó Cuestione.

“Es preocupante que se inflen los números para generar esta narrativa de que se están aumentando los recursos para la igualdad de género y protección de las mujeres. Pero las acciones claramente dirigidas a disminuir la desigualdad y combatir la violencia están sufriendo reducciones”, concluyó la especialista. 

Por lo que, la brecha – y la deuda-  entre las necesidades de las mujeres y las acciones de los gobiernos continúa. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.