Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

La violencia en jornada electoral no marcó el proceso, pero muestra un grave problema

Compartir:

Antes de que arrancaran los comicios, el Instituto Nacional Electoral (INE) informó que se había dado de baja la instalación de 222 casillas por eventos de violencia y problemáticas comunitarias, por lo que se iban a instalar, hasta el sábado 1 de julio de 2024, un total de 170,179.

Pero el día de las votaciones los incidentes violentos siguieron sucediendo. Se reportaron al menos 15 homicidios, entre riñas, enfrentamientos a tiros entre simpatizantes, como pasó con los de Movimiento Ciudadano y el PRI en el Estado de México que dejó dos muertos.

También trascendió el ataque que perpetraron una decena de sujetos en Tlapanalá, Puebla, cuando irrumpieron en una casilla electoral, se robaron un paquete con 500 boletas electorales y abrieron fuego contra los policías que trataron de detenerlos. 

Te puede interesar: Nuevo capítulo para México: Claudia Sheinbaum, primera presidenta

También en Puebla, pero esta vez en el municipio de Coyomeapan, un grupo armado disparó contra una fila de gente formada para votar en la casilla 307 básica matando a un hombre, Alfredo Mazahuatl, que recibió un tiro en la garganta y murió mientras era trasladado al hospital. También hirieron a Jesús Martínez en la cabeza, quien tuvo que ser ingresado al hospital. La casilla cerró durante unas horas para reanudar actividades a las 18:00 horas.

En redes sociales se viralizó un video donde se puede ver a dos sujetos que tratan de huir luego de intentar quemar la casilla electoral ubicada en la Escuela Primaria Bicentenario, en Querétaro.

La grabación que se compartió muestra como, después de saltar la reja, dos hombres suben a una motocicleta para escapar cuando son embestidos por un vehículo que los arroja al suelo y deben seguir la huía corriendo. En otra casilla, la 0890 en Juriquilla, Querétaro, otro hombre arrojó gasolina al piso y le prendió fuego que alcanzó material electoral, las mochilas de los funcionarios de casillas y la lona de la casilla.

Amenazas, compras de votos, largas filas, protestas por falta de boletas electorales y por mala organización fueron otros de los motivos que descompusieron el panorama de la jornada del 2 de junio de 2024. ¿Habrá sido la jornada más violenta desde que se votó para que Morena llegara al poder en 2018?

Un fenómeno que sigue sucediendo

“En general me parece que fue una jornada electoral bastante transparente en muchos sentidos. El tema de los incidentes violentos, la quema de urnas, es algo que en comparación con jornadas anteriores no es diferente, es decir, este es un fenómeno que sucede cada vez que tenemos elecciones, lamentablemente no es nuevo y no es algo que se haya dado de manera mayor o con mayor intensidad”, nos dijo Azucena Cháidez, investigadora especialista en derechos humanos y socia directora de consultora SIMO, dedicada al análisis social.

Y continuó: ​​“de lo que nosotros alcanzamos a ver y de lo que tengo evidencia es que no fue una jornada particularmente violenta, que fue más bien muy parecida a lo que observamos en años anteriores en otros procesos”.

¿Cómo nos fue en 2021?

Cuando salimos a votar en las elecciones intermedias de 2021, cuando se eligieron más de 20,000 cargos públicos incluyendo 500 legisladores de la Cámara de Diputados, 15 de 32 gubernaturas, 30 congresos locales y 1,923 ayuntamientos también se hablaba de que la jornada electoral estuvo marcada por la violencia.

Aquel año, las autoridades electorales decidieron no instalar 14 casillas de las 162,570 que correspondían. El día de esas elecciones, el 6 de junio de 2021, hubo numerosos incidentes que alarmaron a la ciudadanía. 

En Tijuana, Baja California, personas arrojaron cabezas humanas frente a dos mesas de votación, en dos eventos diferentes. Lo mismo pasó en el barrio Mariano Matamoros, también en Tijuana.

Oaxaca registró varios hechos violentos que obligaron a cerrar casillas electorales. Uno fue el robo de urnas que se dio en la casilla ubicada en la escuela “Delfino Mijangos Rudo” en la colonia Progreso de Lagunas donde un grupo de sujetos armados amenazaron a los funcionarios de casilla y se llevaron el material electoral. La jornada se tuvo que detener.

También se reportó la quema de paquetería electoral y las casillas en los municipios de Santiago Laollaga y Santa María Xadani, en el Istmo de Tehuantepec. Partes del estado experimentaron incendios y bloqueos de vialidades.

En aquel momento fueron la Ciudad de México con 229, el Estado de México con 100, Nuevo León con 61, Chiapas con 48 y Puebla con 45 los estados del país que reportaron más posibles delitos electorales y la Fiscalía General de la República informó que se investigarían 415 de las 1,000 mil denuncias que recibieron.

Te puede gustar: Elecciones violentas: al menos 34 candidatos asesinados y centenares de víctimas

¿Y en 2018?

En las elecciones de 2018, cuando resultó elegido el presidente Andrés Manuel López Obrador que ahora dejará el gobierno federal en manos de la presidenta electa Claudia Sheinbaum Pardo, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales informó que se presentaron 1,106 denuncias

Puebla encabezaba la lista con 127 denuncias, luego de un controvertido proceso en el que se disputaban por un mínimo margen la candidata panista Martha Érika Alonso (fallecida en un accidente en 2018) y el morenista Miguel Ángel Barbosa (fallecido por cuestiones de salud en diciembre de 2022). Le siguieron la Ciudad de México con 51 casos, Estado de México con 46 y Chiapas con 38. Se reportaron 17 detenidos.

En Puebla se presentaron numerosos eventos violentos, desde el robo o quema de urnas y destrucción de material electoral, al menos 10 tiroteos -la mayoría en la capital poblana- y secuestro de capacitadores asistentes electorales locales y federales.

En Tabasco una mujer fue asesinada por la mañana cuando hacía cola para votar; en Chilchota, Michoacán, personas se llevaron el material, boletas, casillas y les prendieron fuego, los mismo en Chiapas, en varios puntos del estado.

Elecciones violentas son reflejo de un país violento 

La investigadora Azucena Cháidez destacó que si queremos eliminar éstas prácticas nocivas que se repiten una y otra vez cuando acudimos a las urnas, tenemos que ver el problema desde el fondo, porque los hechos violentos que vemos durante la jornada electoral no son más que el reflejo de una ciudadanía que vive diariamente con la violencia.

“¿Por qué siguen sucediendo y porqué es complicado prevenirlos? Porque vivimos en un país donde la violencia existe y es un reflejo de lo que sucede todos los días, no es particularmente distintivo de la jornada electoral, simplemente es algo que la sociedad en su conjunto o en diferentes lugares del país vive estos hechos violentos todos los días, no por ser un día electoral”, destacó Azucena Cháidez.

También destacó que en su consideración la jornada electoral del 2 de junio de 2024 no puede decirse que estuvo marcada por la violencia.

“Lo que vimos nosotros con más de 700 personas desplegadas a lo largo del país en encuestas de salida es una jornada en donde la gente acudió a las urnas, donde hubo niveles de participación muy altos, en algunos lugares, en otros no tan altos, como puedes constatar en el INE, pero no particularmente violenta”, añadió.

También advirtió que no solo los hechos violentos que vemos durante el día de los comicios, sino también aquellos que suceden durante toda la campaña electoral, como el asesinato de candidatos y candidatas, infringen miedo a la ciudadanía y afecta su derecho a elegir a sus gobernantes

“Por supuesto siempre que hay violencia, y eso se puede observar en estudios que se han dedicado al tema, evidentemente se disminuye la participación ciudadana y se puede verificar en los números. En lugares o casillas donde recientemente hubo hechos violentos, balaceras, mataron candidatos, sin duda la participación se ve afectada porque la población tiene miedo de salir”, acusó Cháidez.

Pero la especialista resaltó que esta situación no es privativa de esta jornada electoral, “eso creo que es muy importante decirlo, me parece que no deberíamos ir por la línea de que esta elección fue muy violenta o más violenta que otras porque no nos salimos de lo que hemos visto”, detalló.

Azucena Cháidez nos dijo que no hay razones para pensar que los eventos violentos que se suscitaron tengan un efecto directo en los resultados electorales del proceso y que no deberíamos llevar la narrativa hacia esa postura porque no hay evidencia que lo indique así.

“Creo que no hay razón como para enfocarnos en que quizás la violencia haya hecho mella en los resultados. No lo veo por ese lado y me parece importante señalarlo y destacarlo. Con la evidencia que yo tengo del domingo, te puedo decir que no fue distinto a lo que hemos vivido en otros años”, concluyó la entrevistada. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.