Alegre promiscuidad

Compartir:

- Advertisement -

El sexo me hace feliz, no lo puedo evitar. Y el sexo con más de una persona me hace más feliz. Eso sí lo podría evitar, pero no quiero: me gusta el amor abierto, libre, ilimitado; suficientes reglas hay que seguir en la vida como para también ceñirme a una sola forma de amar, tanto con el cuerpo, como con el corazón.

Siempre he sido prófuga de la fidelidad, desde mi primer novio he tenido uno tras otro, algunos incluso empalmados por algunos días. Toda la vida me sentí descompuesta, creía que había algo malo en mí, que era una ninfómana sin remedio. Hoy sé que es un acto de valentía aceptar que un solo hombre no satisface mi apetito sexual ni intelectual, y que eso no tiene nada que ver con mi salud mental, simplemente tengo un enorme gusto por la seducción, por el placer, porque vine a este mundo a gozar de mi piel

He comprobado que sí puedes amar a dos personas al mismo tiempo sin que disminuya el amor hacia ninguna de ellas; por eso me decidí a hablar de este tema de manera abierta, sin hipocresía ni tabús, sino con ligereza y alegría.

Hay tantas formas de amar como existen personas, cada vez lo comprobamos más, y aun así hay quienes insisten en encorsetar a la humanidad entera en el mismo modelo. Ninguna relación es correcta o incorrecta, siempre que exista un consenso entre quienes forman parte de ella es posible relacionarse de maneras no “normales”. A fin de cuentas, ¿qué es lo “normal”?, sólo normas no escritas sobre acuerdos generales, lo que no quiere decir que quien se rebela a ello es raro o está enfermo: cada cabeza es un universo.

También me gusta mucho el amor, ser compañera, cómplice, compartir lo bueno, lo malo, lo bello y lo feo con la persona que elegí, porque sí, contra todo pronóstico, encontré a alguien que valora su libertad tanto como yo valoro la mía y decidimos construir juntos cotidianidad, abrazos y múltiples aventuras.

Estoy convencida de que algo debe estar mal en las sociedades que nos obligan a negar el placer y nos animan a vivir arrepintiéndonos por sentirlo. Con las sensaciones tan ricas que es capaz de sentir nuestro cuerpo, ¿a quién se le ocurrió que el placer es un asunto pecaminoso, estéril, improductivo, que debía de hacernos experimentar culpa? ¿Qué mujer, después de juguetear con su clítoris, no ha pensado que tener entre las piernas el único órgano que no sirve para nada más que para disfrutar es algo inadecuado? Algo que se siente tan bien no puede estar mal.

En el libro Ética promiscua, las autoras, Dossie Easton y Janet W. Hardy, escribieron: “Kinsey (el doctor Alfred Kinsey fundó en 1947 el Instituto Kinsey en la Universidad de Indiana para investigar las prácticas sexuales estadounidenses y sus hallazgos permitieron ver la sexualidad, el amor y las relaciones de una manera mucho más abierta) definió una vez a una ‘ninfómana’ como ‘alguien que tiene más sexo que tú’ y, siendo científico, demostró su afirmación con estadísticas”. 

Es ilógico pensar que por tener un anillo de compromiso en el dedo o haber transitado por la alfombra roja rumbo al altar jamás se te va a antojar otra persona, que tus ojos no se irán detrás de alguien con atractivo y jamás vas a desear tener una conversación con alguien que no sea tu pareja. Ni el matrimonio ni el noviazgo son un contrato de pérdida de la individualidad ni tenemos deseo erótico selectivo.

Las alternativas a la monogamia son una oportunidad para mirarse con honestidad, integridad y alegría; para explorar con el erotismo y la sexualidad sin tabús ni miedos ni remordimientos ni culpa; son la máxima manifestación de la responsabilidad, del amor, del compromiso, porque una persona permanece contigo no por interés alguno ni porque le resultas conveniente, sino porque realmente siente por ti un amor sin condiciones. Son una manera de vivir el amor sin las imposiciones que durante tantos años nos han hecho sufrir y han limitado que la experiencia de estar en la tierra sea más placentera y libre.

¡Que viva el amor con honestidad y responsabilidad!

Más de la autora: ¿Y la monogamia?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.