Siervos y narco: el ejército secreto de Morena

Compartir:

El presidente dice que los resultados de la elección ratifican el apoyo mayoritario a su “transformación”. Por tanto, concluye, seguirá adelante con la ruta que trazó desde el primer día de su gestión. Y sí, eso es exactamente lo que está  haciendo: atacando y descalificando a la oposición, polarizando al país, mintiendo sobre los resultados electorales y buscando cosechar miedo y división entre opositores.

El mandatario sigue en lo suyo, y nadie lo quitará de ahí. Pero, ¿qué hay detrás  de su evaluación de lo sucedido el 6 de junio?

Un dato inicial es que en muy pocos lugares del país sucedieron las cosas como las predijeron las encuestas. Esto se vio en la zona metropolitana del Valle de México, Guadalajara y la zona conurbada, Monterrey y zonas aledañas, Baja California, Chihuahua y los tercios de Campeche. En el resto del país es como si las encuestadoras hubieran querido deliberadamente engañarnos con datos equivocados. Donde decían que la elección se cerraba, resulta que eran totalmente al revés e, incluso, donde daban por cierto un ganador, resultó exactamente inverso.

¿Nos mentían las encuestadoras, o son notoriamente incompetentes?

Creo que ni una ni otra. Parece que no pudieron medir fenómenos que no son del orden de la opinión pública sino del mundo de la operación política. Y es que el día de la elección hubo mucha “operación en tierra” que las encuestas no pudieron conocer de antemano ni tomar en consideración. Nos referimos a la operación territorial de los Siervos de la Nación y el narcotráfico.

El INE reportó más de 6 mil incidentes el día domingo, desde robo de urnas hasta intimidación a funcionarios de casilla, incluyendo el robo de sus efectos personales, como dinero y celulares. Héctor de Mauleón hizo un primer recuento en su artículo en El Universal que indica claramente cómo el narcotráfico actuó con toda libertad en la elección del domingo a favor de Morena, en todo el territorio nacional. Los cárteles del Golfo, Sinaloa y Jalisco Nueva Generación consolidaron su control sobre gobiernos estatales y municipales en sus rutas de trasiego de droga.

El agradecimiento del presidente a la “buena conducta del crimen organizado” es el reconocimiento público y extraordinariamente cínico del funcionario a una complicidad del Estado y del partido oficial al contubernio con el narcotráfico. De ahí a una declaración oficial de México como narco Estado es apenas un paso de distancia.

Este hecho, reconocido por los aparatos de inteligencia dentro y fuera del país explica, con mucho, la frialdad de Kamala Harris con AMLO.

Otro ámbito de “operaciones territoriales” que no captaron las encuestas son los Servidores de la Nación. Se quitaron el chaleco de Servidores y se pusieron el de color guinda de Morena. Es posible que su operación de compra de votos les hayan dado 2 millones de votos adicionales a los candidatos de Morena.

Así pues, se construyeron sorpresivas e inesperadas victorias en territorios donde el ojo público era inexistente o era intimidable. Era difícil operar en la CDMX, Guadalajara o Monterrey sin ser detectados por la prensa y los partidos. Pero en Bahía de Banderas, Nayarit, era perfectamente posible que hombres armados y en varios vehículos robaran urnas para que ganara la candidata de Morena. O en Tierra Caliente, Michoacán, donde hombres armados robaron urnas e intimidaron a los funcionarios de casilla para favorecer al candidato morenista a la gubernatura de ese estado. Y en Baja California Sur se dio algo único: la estrecha colaboración entre Servidores de la Nación y el narcotráfico para, juntos, revertir la elección, ya ganada por la coalición Va Por México, para entregársela a Morena.

La criminalidad se instaló en las elecciones mexicanas como árbitro que decide quién gana y quién pierde, con el pleno conocimiento y aval del presidente de la República. Recuerden: el mandatario dijo “quiero agradecer el buen comportamiento del crimen organizado”.

El Estado fallido no está demasiado lejos.

ricardopascoe@hotmail.com

@rpascoep

Otra colaboración del autor: La patria petrolera a la deriva.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.