El gobierno del lujo y la frivolidad

Compartir:

Fiesta privada que costó 34 millones de pesos, con fuegos artificiales y los hombres más ricos del país acompañando al presidente.

Otras veces el invitado es el pueblo y de alguna forma se justifica, pero ¿cuándo el pueblo no está invitado?

La frivolidad más absurda hasta el momento.

Supongo que lo de la austeridad es una mentira dicha mil veces.

Hablando de frivolidades, esta semana separaron de su cargo a un funcionario responsable de llevar vacunas en helicóptero, lo hicieron por prestarle precisamente el helicóptero a su esposa para grabar tiktoks.

Mal y de malas, se inundó una sucursal mientras el presidente la inauguraba.

Seguro fue un sabotaje

Lo chistoso es que el presidente hizo una simulación antes de llegar al lugar.

Otro protagonista de la semana fue Ricardo Anaya, quien ha estado evidenciando las trampas que el gobierno ha venido haciendo en su caso.

Y es que esos dimes y diretes están para comer palomitas.

Por cierto, no estoy loco, ya les venía diciendo de los bots del gobierno y, por fin, alguien que lo conoce desde dentro lo hizo público.

Atole con el dedo, como siempre.

A seguir con sus locuras, señor presidente.

No lo olvide…

Así como ya se le olvidó lo de “prohibido prohibir“.

La próxima semana a ver si ya sabemos más de los Pandora Papers.

@vampipe

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.