Los bombos y platillos del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad entre México y Estados Unidos

Compartir:

Y la pachanga celebratoria prosigue. El espíritu de los festejos del bicentenario de la culminación del movimiento de independencia mexicana (27 de septiembre) se extendieron hasta la realización del Diálogo de Alto Nivel de Seguridad entre México y Estados Unidos el pasado 8 de octubre. Por ello la Declaración Conjunta final establece el rimbombantemente llamado Entendimiento Bicentenario sobre Seguridad, Salud Pública, y Comunidades Seguras entre México y los Estados Unidos.

El Diálogo implicó la recepción, por parte del gobierno mexicano, de una comitiva estadounidense del más alto nivel encabezada por el Secretario de Estado Anthony J. Blinken, el Secretario de Seguridad Nacional de ese país, Alejandro Mayorkas, y del Fiscal General de EU, Merrick Garland. El objetivo central fue poner sobre la mesa el rediseño integral del programa de cooperación en seguridad denominado Iniciativa Mérida. 

Este rediseño parte desde una premisa muy distinta a aquella que centraba la idea de seguridad en la guerra contra el narco, aquél fracaso que heredamos del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, y enfatiza la necesidad de atender el abuso de sustancias desde el ángulo de política de salud, regular de mejor manera el tráfico de precursores químicos necesarios para la producción las drogas sintéticas como metanfetaminas y fentanilo, y de rastrear y contener el tráfico de armas a México desde territorio estadounidense.

Con respecto a este último tema, es evidente que el gobierno mexicano busca declaración de corresponsabilidad, por parte del gobierno estadounidense, sobre el grave problema del tráfico de armamento de norte a sur y sus consecuencias en términos de seguridad bilateral.

El morbo obliga a centrar la atención en la propuesta de coordinación en temas de investigación financiera e impartición de justicia que requerirá que la Fiscalía General de la República trabaje, ahora sí, seriamente en la conformación eficaz de carpetas de investigación para reducir el terrible daño que genera la impunidad.

Infelizmente la Declaración Conjunta nombra expresamente a un grupo del crimen organizado, a Jalisco Nueva Generación, evidenciando la importancia que la lucha contra este cártel tiene en la cooperación bilateral de seguridad.

El Diálogo y la Declaración establecen un mapa de ruta que marca su verdadero inicio el mes de diciembre próximo y que va a requerir mucha coordinación entre las agencias involucradas.

Pero el valor más importante que ofrece este proceso es, de ser exitoso, el de ser la gran apuesta y carta de presentación de Marcelo Ebrard; la Cancillería con este proyecto se transforma en una plataforma de lanzamiento, si no a la presidencia (en caso de no ser ungido), si a otros puestos y posiciones internacionales que de seguro no le disgustaría desempeñar.

Más del autor: Donald Trump y su insistencia con el muro

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.