¿Parecer o hacer?

Si el reto se tratara de vulnerarnos y mostrarnos realmente como somos, sin filtros, otro gallo cantaría.