El poder corrompe

Compartir:

El poder tiene algo muy chistoso, hace que una vez que lo tenemos olvidemos eso en lo que creíamos.

Basta recordar lo que se prometía acerca de los migrantes, antes de llegar a la presidencia.

Y lo que terminó sucediendo esta semana.

O qué tal los acercamientos con la bancada del Partido Verde.

Solo le importa su popularidad.

Que lo sigan halagando.

El culto a la personalidad.

Ojalá que los damnificados dejen de importunarlo, pobre.

Y que los manifestantes no le impidan más el paso.

Porque si no lo hacen, está dispuesto a encender los ánimos para que los pongan en su lugar.

Así ya no va a hacer más corajes.

Parece que todavía no terminan de barrer las escaleras. Ni modo.

Mientras tanto, la oposición se ofende por noticias falsas.

Eso sí, si vamos a criticar, hagámoslo en las cosas que se debe.

@vampipe

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.