Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

Claudia presidenta

Compartir:

- Advertisement -

Claudia presidenta… Así se escribió al unísono un día después. Lo sabíamos: México tendría luego de estas elecciones la primera mujer en la Presidencia

Una realidad que indiscutiblemente hace historia, primero porque a nivel global apenas el 7% de los países tiene una mujer como cabeza de gobierno y segundo porque ocurre en México: un país en el que 11 mujeres son asesinadas cada día, uno en el que cuatro mujeres son violadas cada hora; un país que acumula en este sexenio más de un millón de casos de violencia intrafamiliar, uno en el que las mujeres aún son sometidas a matrimonios forzados o en el que la desaparición de mujeres aumentó 161% de 2015 a la fecha. 

La lista de violencias contra la mujer es larga y no solo hablamos de las físicas. México tiene enraizado un sistema patriarcal.

Claudia presidenta; una mujer que si bien en su mandato al frente de la Ciudad de México no se distinguió precisamente por su empatía y sororidad con lucha feminista, sí tomó el tema como una de sus banderas de campaña. México ya no se escribe con M de machismo, sino con M de mujer dijo en algunos mítines; aunque la Ciudad de México ya ocupaba el tercer lugar en casos de feminicidio

En su primer discurso de triunfo el mismo 2 de junio dijo que no llega sola, que llega de la mano de todas: madres, hijas , abuelas… ya a partir de octubre tendrá una segunda oportunidad de gobernar para las mujeres con hechos y más allá de los discursos.

Más allá del “triunfo feminista” que hoy nos deja entusiasmadas por haber roto el techo de cristal, está la victoria aplastante de Morena; millones aplauden, parece evidente que fue el voto de la mayoría el que avaló como solo parte de una campaña los datos de un sexenio marcado por los asesinatos, las desapariciones, el cobro de derecho de piso, los abrazos a los delincuentes, la falta de médicos y medicinas.

México avaló las faraónicas obras que han significado más carga que ganancia para las arcas nacionales, la corrupción en los círculos más cercanos del presidente, el desprecio a las madres buscadoras, a los padres de niños con cáncer, el desprecio por el servicio exterior de carrera, por la política exterior con visión de un México moderno. 

México no quiso ver, parece que el júbilo del triunfo radica tan solo en arrancarle al PRIAN de tajo los privilegios de estar en el poder solo para cambiarlos de manos. 

México eliminó los contrapesos, abrió paso al desmantelamiento de las instituciones,  avaló regresar al presidencialismo que nos costó más de 70 años erradicar. México consolidó el llamado Plan C y regresa el poder absoluto primero a partir de septiembre a López Obrador para lograr cualquier reforma, incluso constitucional y a partir de ahí Claudia Sheinbaum gobernará con la Presidencia más poderosa: la mayoría en el Congreso federal, la mayoría de los estados y alcaldías en manos morenistas

Los resultados están dados, a partir de octubre tendremos una mujer presidenta, una mujer que sumó  la mayor cantidad de votos en la historia del México democrático. Frente a nosotros la interrogante.

¿Será Claudia presidenta de y para todos? ¿Aun para los millones que hoy sienten desánimo? ¿Una presidenta que decida reconciliar al país? ¿Una que sea capaz de distinguir claramente al verdadero enemigo y demostrar que no ganó Morena, ni el encono, ni la división, sino que ganó México?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.