Diplomacia en crisis

Compartir:

Si hay algo que ha caracterizado a nuestro país desde hace muchos años es una buena política exterior. No siempre perfecta, pero en general congruente. Sin embargo, lo que estamos viendo hoy es un manejo errático y confuso de cuáles son las prioridades de México en su relación con el mundo.

La reciente reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC, fue una clara muestra de ello. En un principio, parecía un éxito de la operación diplomática de la Cancillería. No se había hecho una reunión de este tipo desde 2017, y los objetivos que se puso el gobierno de López Obrador eran muy ambiciosos: la creación de un organismo que reemplace o haga contrapeso a la OEA, hoy muy enemistada con los gobiernos que se consideran de izquierda en la región.

Esto buscaba hacer un contrapeso a la influencia de Estados Unidos en ese organismo internacional, así como potenciar el intercambio y la integración latinoamericana. Sin embargo, el secretario de Relaciones Exteriores perdió el control del evento y terminó siendo una gran decepción.

La razón principal fue la calidez excesiva hacia el gobernante de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y la llegada casi inesperada de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Ambos son personajes muy polarizantes en la región. Además, la crisis política en Argentina dejó a López Obrador sin uno de sus principales aliados, que despidió a su canciller a medio camino a la cumbre.

Uruguay y Paraguay impusieron la agenda cuestionando a esos gobiernos que consideran autoritarios, y al final no se logró nada trascendental. 

Pero ¿cómo llegamos a esto? Hay varios temas a tomar en cuenta. Recordemos que, en el primer tiempo de este gobierno, Marcelo Ebrard estaba convertido en un súper secretario. Igual compraba pipas de gasolina que visitaba la escena del crimen contra la familia LeBarón; solucionaba todos los temas que el presidente le pedía, sin importar si eran de su competencia o no.

Desde la tragedia de la Línea 12 del Metro las cosas cambiaron y Ebrard se ha convertido, cada vez más, en un peón del presidente que en un canciller. Dos ejemplos brillan en tiempos recientes: uno, el despido sumario del agregado cultural de México en España, el prestigioso escritor Jorge F. Hernández, por haber insinuado que uno de los favoritos del Palacio Nacional, Marx Arriaga, no entendía nada de lectura.

Por supuesto la secretaría inventó otra versión, pero es claro que esa fue la razón. En su lugar se nombró a la escritora Brenda Lozano, que fue atacada en redes sociales por no ser “de la Cuarta Transformación” y el presidente, en una mañanera, descalificó su nombramiento. Hasta hoy, no se sabe nada de ella.

Sin embargo, al tiempo que despiden a este escritor por publicar un artículo crítico a un personaje que forma parte del gobierno, protegen a la cónsul general en Estambul, Isabel Arvide, que ha brincado de escándalo en escándalo desde que fue nombrada. 

El más reciente fue que en el Grito de Independencia decidió agregar al presidente entre los héroes patrios; al ser criticada públicamente por una asistente al evento, la atacó de forma personal. Exactamente lo contrario que una cónsul debe hacer.

Esto nos demuestra que Ebrard está perdiendo el control de su secretaría, en medio de la lucha por ser el candidato de Morena a la presidencia en 2024. Los últimos nombramientos en embajadas cruciales lo demuestran: son personas que le responden al presidente, no al canciller.

El mundo nunca ha sido una gran prioridad para el presidente. Su único viaje al exterior fue para visitar a Donald Trump, y sus relaciones con el gobierno de Biden son débiles y distantes. 

Pero el problema es que Marcelo Ebrard está perdiendo el control de la agenda internacional de México, más gobernada por las redes sociales y el ánimo del mandatario que por una estrategia sólida de construcción de alianzas.

¿Logrará retomar el timón? ¿O terminará rompiendo con su líder?

Su gran aspiración futura, la presidencia, depende de su decisión.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.