Cientos de pipas de Pemex apenas y sirven; el gobierno no les da mantenimiento

Compartir:

En el último año, dos pipas de Pemex se han visto involucradas en al menos dos accidentes en las calles del país. Investigamos cuál es el estado en general de estos vehículos que transportan entre 20 y 32 mil litros de combustible. Y nos encontramos con que…

En septiembre de 2020, una pipa de Pemex chocó contra un autobús de pasajeros en Rosarito, Baja California, y desató un incendio en el que resultaron lesionadas 16 personas. Dos meses después, sobre la avenida Picacho de la Ciudad de México, otra pipa perdió el control, impactó a un coche y después a un puente peatonal.

A primera vista parecen simples accidentes, pero podrían estar relacionados con el mal estado en el que se encuentran estos vehículos. De entrada, las 1,444 pipas de Pemex tienen en promedio más de una década de vida. Hay unidades con 19 y 16 años de antigüedad y más del 70% son modelos 2008, 2009 o 2010.

Luego hay que hablar de la falta de mantenimiento y refacciones que tienen paradas a 211 pipas en talleres de Pemex de todo el país. Algunas llevan seis años detenidas. Pero lo peor es que hay otras más circulando en malas condiciones, a pesar del riesgo que representan por transportar combustible. 

De 10 llantas que usa cada pipa, seis van lisas. Además, la mayoría de los frenos ABS ya no sirven correctamente. Cada quien conoce su unidad y está obligado a reportar diariamente –por protocolo– al iniciar y concluir la jornada las condiciones de ésta. En mi caso, mi pipa tiene fallas en el clutch, en el sistema eléctrico, en el sistema mecánico y en las suspensiones.

En 2019, el gobierno federal dijo que gastaría 85 millones de dólares en 571 pipas para atender el desabasto de combustible que desató la lucha contra la gasolina robada. Sin embargo, las flamantes pipas están bajo el control de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Les decimos los sedenos. Pemex les surte el combustible, pero los operadores dependen de la Sedena, no de Pemex .

En 2021, el presupuesto de Pemex sufrió un recorte de 6,290 millones de pesos para el mantenimiento de toda su infraestructura. Esto incluye  refinerías, bases marítimas y las desatendidas pipas.

Antes, si nos faltaban los 10 tornillos para las perchas de la pipa, los pedíamos y tardaban días en llegar, pero llegaban los 10 contados, ni una más ni uno menos. Ahora ni tornillos tenemos.

¿Cuál es el problema? Las malas condiciones en las que están y la falta de inversión para renovarlas o darles buen mantenimiento, las convierten en verdaderas bombas de tiempo, como la que explotó hace unos meses en Rosarito.

¿Qué tiene que ocurrir para que el gobierno federal se dé cuenta de que hay decenas de posibles tragedias circulando por todo el país?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.