A Fondo
Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro
Cuestione | ¿Deberán dejar un lago en Texcoco?
A Fondo
¿Deberán dejar un lago en Texcoco?
Faltará mucho más que creatividad
10 Ene | 2019
Por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
¿Deberán dejar un lago en Texcoco?
Faltará mucho más que creatividad
Ene 10, 2019
por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
Compartir:

Muy padre la cancelación y todo, pero ¿cuál es el procedimiento a seguir? El director general del Grupo Aeroportuario, Gerardo Fernando, declaró: “estamos viendo lo que se lleva construído y qué uso podemos darle”. Sin embargo, no es tan fácil pues, primero, deben realizar estudios que les permitan diseñar un programa de restauración ecológica aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Esto es así porque la SEMARNAT determinó veinte condicionantes con las que tendría que cumplir la construcción del NAIM. La última de ellas estipula las acciones que se implementarían en caso de renunciar al proyecto. A continuación la detallamos.

¿Cuál es la norma que se debe acatar?

La condicionante 20 forma parte de las medidas de compensación establecidas por la SEMARNAT para que se pudiera iniciar la obra y, en caso de abandono, obligaría a demoler las instalaciones que estuvieran construidas en el momento de tomar esta decisión; así como a determinar el siguiente uso del predio mediante un programa de restauración ecológica aprobado por la Secretaría.

La rehabilitación del sitio donde se iba a construir el NAIM, “va a tener un costo indudablemente alto; para quitar el avance que se lleva del aeropuerto, habría que gastar lo mismo que se ha invertido en ejecutar esas obras” afirmó el ingeniero Carlos Rábago, perito profesional en medio ambiente por el Colegio de Ingenieros Civiles de México.

La cancelación del NAIM se estima en 100 mil millones de pesos, aproximadamente, (60 mil mdp de las obras realizadas y 40 mil mdp por gastos no recuperables, como los contratos de bienes y servicios), según el informe del Foro Consultivo y Tecnológico.

Además de la pérdida de la inversión destinada a la construcción del proyecto anterior, se tendrá que cubrir el costo del nuevo plan que se realice en la zona; éste podría incluir la creación de un lago, aunque no existiera anteriormente, según nos explicó Rábago. También se debe asegurar que no permanezcan residuos sólidos o líquidos que contaminen el suelo.

Así, los costos por anular el proyecto en Texcoco son bastante altos; ¿podremos cubrirlos? ¿cuánto tiempo se invertirá en quitar los avances de la obra? ¿Santa Lucía compensará las pérdidas económicas, de confianza y temporales que implica esta decisión?



Compartir: