A Fondo
A Fondo
¿EU quiere el petróleo de Venezuela?
Todo parece indicar que…
30 Ene | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
¿EU quiere el petróleo de Venezuela?
Todo parece indicar que…
Ene 30, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

A una semana de que Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamara presidente, el panorama en Venezuela se mantiene en penumbras.

Con la posición de apoyo a Guaidó por parte de la administración de Donald Trump, en redes han surgido toda clase de teorías respecto al interés de nuestro vecino del norte sobre el petróleo de Venezuela.

Nos cuestionamos qué dicen las cifras respecto a este tema y nos percatamos que desde hace ya varios años, tanto el volumen de importación total de Estados Unidos como el volumen de importación procedente de Venezuela han ido a la baja.

Venezuela: producción a la baja

De acuerdo a cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la producción petrolera en el país sudamericano ha sufrido una caída constante desde 2005, pasando de los tres millones 66 mil barriles de petróleo diario -equivalente a 195 albercas olímpicas- a un millón 516 mil barriles de petróleo diario -equivalente a sólo 96 albercas olímpicas- una caída de 50.57%.

Cifras muy alejadas del máximo de este periodo (1970) cuando producían 3 millones 708 mil barriles diarios (casi 236 albercas olímpicas).

Esto ha sucedido a pesar de que desde finales de 2016 la OPEP (junto con Rusia) estableció una política de recortar la producción, con el objetivo de provocar un alza de los precios del petróleo en el mercado global.

Sin embargo, desde abril de 2017 la producción de la organización ha mostrado aumentos.  La causa: la caída en la producción de Venezuela permite a los demás países aumentar sus niveles y aún así cumplir con el monto acordado. De esa magnitud es el problema que enfrenta.

Estados Unidos cada vez importa menos petróleo

Al momento de revisar las cifras de importación de la U.S. Energy Information Administration (EIA) observamos que Estados Unidos ha mostrado una disminución gradual en la importación de petróleo. Pasando de 13 millones 714 mil barriles importados diariamente (872 albercas olímpicas) en 2005, año con el máximo histórico, a 10 millones 144 mil barriles (645 albercas olímpicas) en 2017, una disminución del 26.03%.

Las razones: el fracking -técnica en la que el subsuelo es fracturado con un líquido presurizado para obtener gas y petróleo- propició que las reservas de petróleo de este país se elevaran, disminuyendo la dependencia de petróleo de otros países, y Canadá, que ante la caída en la producción de su antiguo proveedor (Venezuela), aumentó las exportaciones a su vecino del sur.

Incluso comparando con las importaciones procedentes de Arabia Saudita, Irak y México, podemos observar que las exportaciones del país de la hoja de maple, representaron en 2017 cerca del 40% del total de barriles de gasolina importados por Estados Unidos, alejado del 9.4% de Arabia Saudita, 6.7% de México, 6.6% de Venezuela y 5.95% de Irak.

Nadie voltea a ver a China

El gigante asiático fue uno de los países que, junto con Rusia, Turquía, Bolivia y Cuba, respaldaron abiertamente al gobierno de Maduro.

Te puede interesar: #Sestanpeliandaaaa ¿Qué pasa en Venezuela?

Hay que recordar que en septiembre de 2018, se anunció que el gobierno de este país le haría una préstamo al gobierno venezolano por 5 mil millones de dólares, que se sumaron a la deuda ya existente -que de acuerdo a analistas venezolanos sería pagada con petróleo- y que alcanza un estimado de 70 mil millones de dólares.

Al ver las cifras del Observatorio de Complejidad Económica, nos percatamos que desde 2006 el país asiático ha ido escalando posiciones en la proporción de petróleo importado desde Venezuela llegando a ser el tercer país importador del líquido venezolano.

Bajo esta misma línea, de acuerdo a cifras de EIA, en 2017 China sobrepasó por primera vez a Estados Unidos en la importación bruta de petróleo, lo que muestra una mayor dependencia de esta economía sobre el petróleo para mantener el ritmo de crecimiento que lo ha caracterizado.

Final incierto

La salida a este conflicto no parece cercana y aunque las cifras muestran menos producción y menos importaciones, hay que recordar que Venezuela sigue teniendo las mayores reservas probadas de petróleo en el mundo, por lo que no podemos descartar completamente al petróleo como un factor que influye en este conflicto.

¿Consideras que el conflicto en Venezuela tiene que ver con sus reservas de petróleo? Sí, Estados Unidos ha dejado de importar petróleo ahora que ha podido utilizar la fractura hidráulica como fuente de este recurso, sin embargo, en un futuro no muy lejano podría depender otra vez de las importaciones.

¿Crees que el país del norte se esté preparando para un escenario en el que tenga que importar nuevamente petróleo venezolano?



Compartir: