Global
Foto: Reuters
Cuestione | Cerró el gobierno de EU: ¿Qué tan malo es?
Global
Cerró el gobierno de EU: ¿Qué tan malo es?
Otra vez, pelean por el muro de Donald Trump
22 Dic | 2018
Por: Gabriel Pérez Osorio
Muy Cierto
Cerró el gobierno de EU: ¿Qué tan malo es?
Otra vez, pelean por el muro de Donald Trump
Dic 22, 2018
por: Gabriel Pérez Osorio
Muy Cierto
Compartir:

Por tercera vez en menos de un año de gobierno del Presidente Donald J. Trump, el gobierno de Estados Unidos sufre un cierre de operaciones parcial. El financiamiento del muro en la frontera de ese país con México causó la parálisis que, en primera instancia, pareciera afectar, principalmente, al propio Trump.

¿Qué pasó?

El presidente solicitó al Congreso de Estados Unidos que le aprobara un presupuesto que incluye 5,700 millones de dólares para la construcción de lo que falta de Muro en la frontera EU y México.

Durante la semana, la Cámara de Representantes (el equivalente a la Cámara de Diputados) que aún tiene mayoría de legisladores republicanos, lo aprobó. La iniciativa fue enviada al Senado donde también hay más republicanos que demócratas (los opositores a Trump) pero no fue aprobado el presupuesto.

Como no fue aprobado, el gobierno federal se quedó sin fondos para seguir operando, por lo que algunas oficinas del gobierno cerrarán y miles de empleados se quedarán sin trabajar ni cobrar, justo a unos cuantos días de la Navidad del año 2018.

¿Qué oficinas cerraron?

Prácticamente todas las que no se consideran estratégicas para la seguridad de los ciudadanos: Desde el Departamento de Estado (que tramita visas y pasaportes) hasta la NASA.

Se mantienen funcionando el departamento de Defensa, las policías, las fiscalías (como la que investiga los supuestos vínculos de Trump con Rusia), la Marina, la Guardia Costera, la Patrulla Fronteriza, la oficina que controla el tráfico aéreo y el servicio de correos tradicional.

¿A quiénes afecta?

Principalmente, a los trabajadores del gobierno federal de las áreas no estratégicas que dejarán de cobrar cada día que se mantenga este cierre. Pero también afecta a la administración Trump.

¿Por qué a Trump? Porque le suma presión a la incertidumbre que genera su gobierno. Simplemente, el viernes 21 de diciembre de 2018, cuando todo parecía indicar que el cierre era inevitable, como finalmente ocurrió, los principales indicadores de las bolsas de EU: Dow Jones y Nasdaq tuvieron caídas significativas que se suman a la tendencia negativa que se ha observado en los mercados estadounidenses desde octubre pasado.

¿Se pudo haber evitado?

Sí. De acuerdo con analistas y medios internacionales como la cadena estadounidense CNN o la británica BBC, había al menos tres maneras de evitar el cierre parcial del gobierno.

1.- El Presidente Trump pudo haber firmado un decreto mediante el cual extendía una prórroga del presupuesto autorizado a principios de año a su gobierno, para permitir que siguiera funcionando, pero no quiso hacerlo. De hecho, desde que se reunió en la Casa Blanca con el líder demócrata en el Senado, Chuck Schummer y con la futura líder de la Cámara de Representantes, la también demócrata Nancy Pelosi, advirtió que estaría orgulloso de cerrar el gobierno si no le daban dinero para su muro fronterizo.

2.- Le pudieron haber autorizado los fondos para el muro. Lo que pidió, apenas si representa el 1% del presupuesto total del gobierno federal de EU, de acuerdo con el analista financiero Isaac Cohen, quien asegura que el cierre parcial demuestra la incapacidad de gobernar de Trump, pues fue incapaz de construir un acuerdo con los legisladores de oposición.

3.- El Senado pudo haber empleado lo que se conoce como “Opción nuclear” en el mundo de la política estadounidense. Se trata de la posibilidad legal de aprobar alguna medida como esta con apenas 51 votos (de los 100 totales). Los republicanos cuentan con ese número de legisladores, pero su líder, Mitch McConnell se niega a emplear una medida que se considera demasiado ruda para una cámara que se ha distinguido en toda su existencia por la construcción de acuerdos.

¿Qué sigue?

Esperar. Los líderes republicanos y demócratas, así como el Vicepresidente Mike Pence (quien por Ley preside el Senado de EU, sin derecho a voto, salvo que tenga que resolver un empate en las votaciones) han mantenido la comunicación y continúan negociando el paquete de gasto solicitado por la administración Trump.

Este es el tercer cierre parcial que ocurre durante la gestión de Trump. El primero ocurrió el 20 de enero de 2018, también por el presupuesto para el muro; el segundo, en febrero, pero apenas duró unas horas.

Los cierres parciales no son novedad en la historia estadounidense. De hecho, el más largo (16 días) ocurrió durante la administración de Barack Obama, en 2013, cuando republicanos y demócratas se enfrentaron por el famoso ObamaCare, el plan de cobertura de salud emblema de su gobierno.  



Compartir: