Global
Foto: Reuters
Trump, dos años y 30 bajas en su gabinete
Global
Trump, dos años y 30 bajas en su gabinete
Rotación excesiva de personal en Casa Blanca
25 Dic | 2018
Por: Daniel Callejas
Muy Cierto
Trump, dos años y 30 bajas en su gabinete
Rotación excesiva de personal en Casa Blanca
Dic 25, 2018
por: Daniel Callejas
Muy Cierto
Compartir:

Donald Trump ha visto cómo se mueven las piezas de su gabinete desde su llegada a la presidencia en 2016. Dos años en los que han salido de la Casa Blanca muchos de sus empleados, ya sea por decisión propia o del presidente.

John Kelly, jefe de Gabinete y una de las figuras más cercanas al mandatario republicano, hizo reales los rumores de su salida porque ambos ya no se llevan bien.

Y cuando hablamos de que el presidente decide quién se va o quién se queda, sale el nombre de Jeff Sessions, el fiscal general, quien tuvo que dimitir (renunciar a sus responsabilidades) bajo presión en noviembre.

Se suman a estas dos bajas las del secretario de Interior, Ryan Zinke, quien dejará su puesto a fines de año cansado de las investigaciones sobre posibles conflictos de intereses con sus negocios privados.

También Nikki Haley, embajadora ante Naciones Unidas, decidió “bajarse” -por motivos personales- de la administración de Trump, aunque lo hará efectivo a finales de año.

Otra salida fue la de Anthony Scaramucci, a quien Donald despidió con solo 10 días de empezar su cargo como director de Comunicación.

Y en los últimos días se dio a conocer que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, dejará su trabajo para el 28 de febrero de 2019. Él era un general retirado de la Infantería de Marina, y con la reputación de haber sido una fuerza estabilizadora en el gabinete de Donald Trump.

También el año pasado James Comey abandonó la Casa Blanca por la presión pública y política en el caso de los correos electrónicos de Hillary Clinton y la investigación del FBI sobre las acusaciones de interferencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, incluyendo un posible pacto para darle el triunfo a Donald Trump.

A Richard Nixon también le pasó

Hace unas décadas (quizá no habías nacido, pero te contamos), por primera vez en la historia un presidente de Estados Unidos renunció por un escándalo llamado Watergate. El encargado de dirigir a la nación americana en ese entonces -de 1967 a 1972- era Richard Nixon.

Se le acusó de espionaje en la campaña para su reelección en 1972, al interferir 64 conversaciones de sus opositores demócratas, lo que es ilegal. Nixon se opuso a la justicia y se vino lo peor.

La Comisión de la Cámara de Representantes pidió que lo destituyeran (el llamado impeachment) por obstruir la actuación de la justicia, abuso de poder y violación de derechos constitucionales. Pero antes de que se iniciara el proceso, Nixon renunció.

El diario estadounidense The Washington Post - destapó el caso entre 1972 y 1973- y le valió el premio Pulitzer.



Compartir: