Global
Foto: María José Martínez/Cuartoscuro
Tu teléfono sabe más de ti que tú de él
Global
Tu teléfono sabe más de ti que tú de él
Aquí te vamos a decir cómo lo hacen
07 Mar | 2019
Por: Daniel Callejas
Muy Cierto
Tu teléfono sabe más de ti que tú de él
Aquí te vamos a decir cómo lo hacen
Mar 07, 2019
por: Daniel Callejas
Muy Cierto
Compartir:

¿Te has preguntado por qué la publicidad que sale en tu página de inicio en Facebook es sobre algo que habías platicado antes con tu grupo de amigos, a veces sin haberlo buscado en internet?

Las empresas registran toooodo lo que haces en tu teléfono a través de metadata. ¿Meta… qué? Los metadatos son “datos sobre datos”, es decir, aquellos que tú proporcionas y que sirven para descifrar patrones de comportamiento, así como rutinas diarias.

¿Cómo funcionan?

En una entrevista para Bloomberg en 2016, Elad Yoran, socio de la empresa Security Growth Partners (SGP), explicó que cuando instalas aplicaciones en tu celular inteligente “le abres tu vida”, pues cada app te solicita permisos que, si son negados, impedirán que la utilices.

Entonces algunas de las cosas que permites a las apps es que tengan acceso a contactos, galería de imágenes, cámara, correo electrónico y… hasta el micrófono del dispositivo. Por eso es que si platicas con tus amigos sobre un restaurante, es probable que al ingresar a tus redes sociales o navegador web, aparezca publicidad sobre ese lugar, incluso si no lo habías buscado. ¿Te ha pasado?

También hay empresas como la aerolínea Air Canada o la agencia de viajes Expedia, que hace tiempo utilizaron en sus apps la tecnología “session replay”, con la que grababan la interacción que los usuarios tenían al utilizar la aplicación.

Por ejemplo, ellos sabían hasta dónde y cuántos clics daba el usuario al navegar. Esa tecnología era utilizada para acercarse más al consumidor, o sea, a ti.

Glassbox es la compañía que le dio a estas firmas la tecnología de “session replay”, pero Expedia y Air Canada no han sido las únicas que la han utilizado, también las empresas que se dedican a la hotelería, aerolíneas y bancos, pues utilizan este recurso para acercarse a los usuarios, de acuerdo con una investigación del portal Techcrunch.

Redes sociales

Facebook, Twitter, Instagram y otras apps sociales usan los metadatos para:

  • Localizarte vía GPS, cuando dejas activada tu ubicación.
  • Escuchar las conversaciones al tener cerca tu teléfono y funciona como una filtración para las redes.
  • Registra todas tus búsquedas, con lo que deduce la publicidad que aparece en la página, y en algunos casos hasta pueden grabar contraseñas por las plataformas móviles de bancos o tiendas en línea.

De hecho, si nunca cierras sesión de tus cuentas, es muy seguro que le des más información a las redes para guardar.

Por ejemplo, los iPhone de Apple integran un algoritmo que hace más fácil saber dónde vives y cuáles son tus lugares favoritos, ya que fue diseñado para deducir los sitios que más frecuentas.

De hecho, este fue uno de los motivos por los que en agosto del año pasado demandaron a Google -en su sede de San Francisco- por rastrear de forma ilegal a millones de celulares con sistema operativo de los iPhone y Android, sin importar que la privacidad de los usuarios no permitía el rastreo.

Google explicó que un usuario ‘puede apagar el historial de ubicación en cualquier momento. Con el historial apagado, los lugares a dónde fuiste ya no quedan registrados’. Esto no es verdad”, advertía la demanda.

¿Hay solución?

Tim Cook, quien dirige Apple, comentó en 2016 durante una entrevista para ABC News que “probablemente hay más información acerca de ti en tu teléfono que en tu casa, nuestros teléfonos inteligentes están llenos de nuestras conversaciones íntimas, nuestros datos financieros...”.

Así que las recomendaciones de las empresas de seguridad en dispositivos se centran, por ejemplo, en revisar la configuración de tu teléfono para ver a cuáles apps le das permiso para conocer tu ubicación.

Mientras que en redes sociales puedes activar la parte de “revisar cuando tus amigos te mencionan antes de que aparezca en tu biografía”, así como no compartir información que creas sea vulnerable, como tu número de teléfono.



Compartir: