México
Foto: Armando Monroy/Cuartoscuro
 Creció marcha anti AMLO y también críticas a los asistentes
México
Creció marcha anti AMLO y también críticas a los asistentes
¿Expresidentes marchando?
07 May | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
Creció marcha anti AMLO y también críticas a los asistentes
¿Expresidentes marchando?
May 07, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

¿Te enteraste de la marcha anti AMLO del pasado domingo 5 de mayo en la capital del país y en otras ciudades de México? Bueno, pues te platicamos quién convocó, quiénes asistieron y quiénes hicieron el 🐻...

Desde semanas atrás, el perfil de Twitter de @NSChalecosMx y el de Facebook Nosotros somos Más+ (que administra la actriz Alejandra Morán) promovió la convocatoria para una Marcha del Silencio. Usó los hashtag #AMLORENUNCIA y #ALasCalles5deMayo.

¿Quiénes son?

@NSChalecosMx es la cuenta de Twitter de Chalecos Amarillos México, un grupo que surgió en México a imagen y semejanza del movimiento francés del mismo nombre pero cuyo objetivo fue protestar contra el alza que impuso el presidente Emmanuel Macron en los precios de la gasolina…

El pasado 21 de febrero, la agrupación francesa decidió no reconocer a los de México por las quejas que había recibido del movimiento y porque, mientras la de allá es una protesta que nace de las izquierdas, la de nuestro país está apoyada por figuras políticas de la derecha.  

Por ejemplo, los expresidentes panistas Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa también difundieron la invitación en sus respectivas cuentas de Twitter.

¿Quiénes fueron a la protesta?

Fox Quesada, primer expresidente de México que exige la renuncia de un presidente en funciones; el exsecretario de Turismo, Enrique de la Madrid; la diputada federal Laura Rojas Hernández; el exlegislador panista, Miguel Ángel Toscano; la senadora panista, Mariana Gómez del Campo, y el político y empresario Gabriel Quadri, presumieron en sus redes sociales su participación en la marcha.

Quienes asistieron usaron en su mayoría ropa blanca y sus consignas fueron muy diferentes a las que se gritaron durante las protestas que se dieron durante la administración del expresidente Enrique Peña Nieto. De hecho, por tramos largos sólo gritaron ¡México!, ¡México!, lo que fue en contra de uno de los criterios de su convocatoria: protestar en silencio.

Entrevistados por diversos medios de comunicación, varios de los asistentes afirmaron ser empresarios en distintas ramas, muchos de ellos que -como expresaron- formaban parte de la clase media alta y alta del país que temía perder su capital por los programas sociales que impulsó López Obrador.

Sin embargo, éstos no fueron los únicos asistentes. A diferencia de la primera marcha del silencio que se convocó el 2 de diciembre de 2018 para exigir la renuncia de López Obrador y la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en esta nueva protesta (que se percibió mucho más nutrida) se criticó los recortes a las estancias infantiles, al sector salud y el aumento de la violencia.

Luego de varias especulaciones, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México informó que a la marcha asistieron cerca de 15 mil personas.

En medio de la incertidumbre, unos exhibieron algunos “errorcitos”…. Como pasó con el político panista Javier Lozano, quien hizo el oso al poner en su cuenta de Twitter una foto de Paseo de la Reforma atiborrada de manifestantes… de una marcha de 2008 en contra de Calderón.

Luego de que varias cuentas en la red social lo corrigieron, el político insistió:

Otro que se equivocó fue el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, quien ironizó con el siguiente mensaje:

Los que no fueron

El periodista Joaquín López Dóriga explicó en su columna En privado del diario Milenio por qué no participó en la marcha: porque nunca pudo identificar quién la convocaba y porque tampoco está de acuerdo con la renuncia de López Obrador porque su elección como presidente fue legítima.

Además, explicó que el movimiento Chalecos Amarillos de México le parece una imitación de otros movimientos, y, por no ser original, su tiempo de vida es muy corta.

¿Y al otro día?

Según el #AprobAMLOmetro, que hace Consulta Mitofsky -y que difunde El Economista- para medir la aprobación del presidente de México, la popularidad de Andrés Manuel López llegó a su nivel máximo el 14 de abril cuando se ubicó en 67.8%, después inició su retroceso.

Una semana previa a la marcha, su aceptación bajó un punto y una décima, es decir se ubicó en 61.3%. Tras la manifestación del domingo  5 de mayo, la aprobación siguió bajando para ubicarse, el lunes 6 de mayo, en 60.2%. AMLO perdió 7 puntos en tres domingos.



Compartir: