México
Foto: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Cuestione |  Segob sale al quite con taxistas, ante falta de atención del gobierno de Sheinbaum
México
Segob sale al quite con taxistas, ante falta de atención del gobierno de Sheinbaum
Taxistas exigen frenar aplicaciones
03 Jun | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Segob sale al quite con taxistas, ante falta de atención del gobierno de Sheinbaum
Taxistas exigen frenar aplicaciones
Jun 03, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

Carmen Buenaventura, integrante del colectivo Lobos que se movilizó esta mañana y taxista con más 10 años de experiencia, dijo en entrevista a Cuestione que cuando recién inició en este oficio tenía ganancias diarias de hasta 500 pesos, pero en los años recientes -tras la aparición de aplicaciones como Uber- apenas si saca 70 pesos en una jornada de 10 horas.

Buenaventura es jefa del hogar. De su ingreso dependen tres personas, entre ellas su hija adolescente que estudia la preparatoria. Por eso, en lugar de salir a trabajar hoy decidió, cómo cientos de taxistas, plantarse afuera de Palacio Nacional para exigir al gobierno federal que cambie las cosas.

¿Qué pasó en la ciudad?

Cientos de taxistas se movilizaron desde las primeras horas del día en varias zonas transitadas de la CDMX. En punto de las 9 de la mañana, se trasladaron hacia el Zócalo capitalino para exigir al gobierno federal, ya no al capitalino, que regule o impida la circulación de empresas como Uber, Didi o Cabify, que prestan servicio de transporte por medio de aplicaciones digitales.

Entre sus argumentos está que las empresas extranjeras violan la ley (Artículo 5 y 123 de la Constitución Mexicana, y Artículo 258 y 260 de la ley de movilidad local) al no exigir a esas empresas pasar por las mismas verificaciones y trámites administrativos que los transportistas legalmente concesionados, ya que esto genera una competencia desleal.

Gabriel Trejo es otro taxista pero desde hace 30 años, quien se sumó a esta movilización de manera independiente tras enterarse en las noticias que otros operadores protestarían por primera vez y de manera masiva frente a Palacio Nacional.

Gabriel pide una disminución en los costos de la gasolina o un aumento en la tarifa para que, de esta forma, su ingreso diario -que en los mejores días es tan sólo de 150 pesos- pueda aumentar.

Desdén a taxistas

El 2 de junio, el gobierno de la Ciudad de México anunció en sus redes sociales que “aun cuando se han abierto mesas de diálogo, algunas organizaciones de taxistas han anunciado movilizaciones para el día de mañana”, y desestimaron la protesta.

En conferencia de prensa, la secretaria de gobernación de la capital, Rosa Isela Rodríguez, dijo que se habían sostenido “diversas” reuniones con taxistas desde las Secretaría de Gobernación, de Gobierno de la Ciudad y de Movilidad, y que se mantenía coordinación permanente con las autoridades del Estado de México.

Por su parte, Andrés Lajous, secretario de movilidad, aseguró que el Gobierno de la Ciudad de México permanece abierto al diálogo y que “no se les va a usar políticamente, ni hay interés de jugar política con ellos, pues la misión de la Secretaría de Movilidad (Semovi) es de operación del transporte para mejorar la calidad para las personas”.

Pero dijo que la mayoría de los concesionarios tienen como prioridad a sus usuarios, por lo que “los posibles participantes en las manifestaciones representan una minoría del total de taxistas”.

Sin embargo, en entrevista para Cuestione, Ignacio Rodríguez, vocero del Movimiento Nacional Taxista, dijo que en la movilización participaron cerca de 8 mil transportistas.

Contrario a lo que dijo el gobierno local sobre que han sido varias las mesas de diálogo, el líder transportista precisó que ayer se llevó a cabo la única conversación que han tenido con las autoridades capitalinas y fue con Andrés Lajous.

La insatisfacción del movimiento de taxistas tras esa reunión -dijo Rodríguez- fue precisamente porque la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, no ha recibido a los transportistas a pesar de que lo prometió en campaña.

Ignacio Rodríguez explicó que las pérdidas económicas por la llegada de aplicaciones han alcanzado en algunas ciudades hasta 50% del ingreso diario de quienes tienen una concesión, lo que está provocando “la ruina del sector”.

Pidió a las autoridades respetar la ley, además de que recibiera a una comisión del gremio en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Secretaría de Gobernación.

Durante el curso de las movilizaciones, la Jefa de gobierno insistió en conferencia de prensa que el diálogo nunca se ha perdido con los transportistas, quienes tienen derecho a manifestarse pero -agregó- que estos bloqueos afectaron la movilidad del resto de las personas.

¿Por qué nos importa?

La principal afectación con este estira y afloja entre el gobierno y los taxistas, es para quienes viven en la capital, ya que enfrentaron colapsos viales al mismo tiempo que retrasos en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, como así lo informó el transporte público en sus redes sociales.

A esto se suman los reclamos contra el gobierno capitalino por la ausencia de alternativas viales seguras para circular en bicicleta y la falta de otras propuestas para transportes públicos no motorizados o cero contaminantes como el Trolebús.

También nos importa porque en caso de no impedir a las empresas como Uber dar este servicio, la tarifa de los transportistas concesionados (que incluye rutas de Microbús) podría incrementar.

Países como Costa Rica, Bulgaria, Argentina,  Hungría, Dinamarca, República Checa y Turquía entre otros prohibieron el servicio de Uber por realizar prácticas anticompetitivas. En el caso de México, estas plataformas -que se promocionan como servicios seguros- han estado involucradas en casos de desaparición y agresiones sexuales contra mujeres.

¿Qué viene?

Cerca del mediodía, el vocero del movimiento de taxistas anunció que una comitiva de representantes de transportistas sería recibida en la Secretaría de Gobernación y pidió que el resto desalojara ordenadamente la plancha del Zócalo.

A la par, Lajous presentó un nuevo plan para tener menos emisiones contaminantes y reducir los viajes en automóvil.

Al cierre de esta edición, la Segob no había hecho público algún acuerdo con el movimiento de transportistas.

 



Compartir: