México
Isabel Mateos/ Cuartoscuro
Crecen solicitudes de asilo en México, pero no hemos aceptado a nadie
México
Crecen solicitudes de asilo en México, pero no hemos aceptado a nadie
70 millones huyen de sus hogares
21 Jun | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
Crecen solicitudes de asilo en México, pero no hemos aceptado a nadie
70 millones huyen de sus hogares
Jun 21, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Si una guerra, una persecución o un conflicto armado te obliga a dejar tu hogar y tu país ¿a dónde irías? ¿Y si la nación a la que planeas ir no te acepta?

Tal vez estas son las principales preguntas que se hacen 70 millones de personas en el mundo que fueron forzadas a huir de sus hogares, el nivel más alto del que la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) tiene constancia en sus casi 70 años de historia.

De acuerdo con el informe anual Tendencias globales, que publicó la ACNUR el 19 de junio por el Día Mundial de las Personas Refugiadas, esta cifra duplica el número de personas desplazadas hace 20 años y equivale a la población de Tailandia o República Demócrata del Congo.

Actualmente, quienes huyen de sus hogares lo hacen como consecuencia de la guerra, la persecución y los conflictos armados en sus países. Entre los principales lugares de origen de las nuevas solicitudes de asilo para 2018 estuvo Venezuela, Afganistán, Siria, Irak, República Democrática del Congo, El Salvador, Eritrea, Honduras, Nigeria y Pakistán (en este orden).

México, país que recibe y que expulsa

En el mapa, México está entre los tres países latinoamericanos que aparecen en el ranking de las principales naciones de origen de solicitantes de refugio. ¿La nación que más solicitudes recibe en el mundo?: Estados Unidos.

Pero quienes buscan refugio no se quedan en nuestro país: hay una solicitud por cada 9 mil personas mexicanas, y en 2016, México no figuraba entre los primeros 100 países anfitriones a nivel mundial.

Incluso, de territorio mexicano también salen miles a solicitar refugio en otros lugares. América Central (Honduras, El Salvador y Guatemala) y México conformaron la mitad de todas las solicitudes hacia EU, según el reporte del ACNUR.

Pero es probable que este panorama pueda cambiar: de enero a mayo de 2018, México recibió poco más de 8 mil solicitudes; y en el mismo periodo pero de 2019, recibió más de 24 mil, tres veces más, de acuerdo con un reporte de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

En este orden, la mayoría de las solicitudes vino de Honduras, El Salvador y Venezuela, Cuba Guatemala y Nicaragua. De estos países, sólo Venezuela y Nicaragua enfrentan una crisis socio-política. El resto de los países vive violencia por pandillas, pobreza y despojo de la tierra y territorio por megaproyectos.

¿Qué pasa con esas solicitudes?

Históricamente, el índice de reconocimiento de personas refugiadas en el país es muy bajo: de 2013 (primer año del que se tiene registro) a 2018, la COMAR recibió casi 60 mil solicitudes, de las cuales sólo reconoció como refugiadas a 20 mil. Ni la mitad...

Y la cosa se pone peor. Pese a que se triplicaron las solicitudes de asilo en los primeros cinco meses del sexenio y que la protección internacional es una obligación de México en materia de derechos humanos, la COMAR no ha reconocido a ninguna persona como refugiada en 2019.

De acuerdo con la ACNUR, México tiene el reto de, entre otras cosas, actualizar su Ley de Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político con los nuevos estándares internacionales; y fortalecer con presupuesto y recursos humanos, así como con autonomía orgánica y de gestión, a la COMAR, que depende de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Migración, encabezada por Alejandro Encinas.

El gobierno también tiene que incrementar la presencia geográfica de la COMAR, a lo largo del país para asegurar el acceso al procedimiento de la condición de refugiado, el debido proceso y la calidad y celeridad en la toma de decisiones; así como observar el cumplimiento de Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) para brindar a este grupo la protección que requieren.

Te dejamos un breve glosario

Población migrante: según las Naciones Unidas, es alguien que ha residido en un país extranjero durante cierto plazo independientemente de las causas de su traslado, voluntario o involuntario, o de los medios utilizados, legales u otros.

Solicitante de asilo: personas sujetas a sistemas nacionales de asilo que determinan si merecen protección internacional. Para la ACNUR, todas las personas tienen el derecho a solicitar asilo y recibir protección en su calidad de solicitantes.

Refugiada: personas que están fuera de su país de origen por temor a la persecución, al conflicto, la violencia generalizada u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público y, en consecuencia, requieren protección internacional.

Su protección engloba la seguridad a no ser retornadas al peligro, el acceso a procesos de asilo justos y eficientes, y medidas para asegurar que se respeten sus derechos humanos básicos, al tiempo que se les aseguran soluciones a largo plazo.

Apátrida: personas a las que se les niega una nacionalidad. Como resultado, a menudo no pueden asistir a la escuela, ir al doctor, obtener un empleo, abrir una cuenta bancaria, comprar una casa o incluso, casarse.

Retornada: personas que regresan a sus países de origen, una vez que transcurrió un tiempo en el exilio. Pueden pasar meses, años o incluso décadas después de que tuvieran que huir, y en ocasiones no llega a suceder del todo.



Compartir: