México
Foto: Cuartoscuro
Dos años y medio después, llegó la justicia para Lesvy
México
Dos años y medio después, llegó la justicia para Lesvy
La violencia en las escuelas, una constante
17 Oct | 2019
Por: Mariangel Calderon
Muy Cierto
Dos años y medio después, llegó la justicia para Lesvy
La violencia en las escuelas, una constante
Oct 17, 2019
por: Mariangel Calderon
Muy Cierto
Compartir:

A pocos metros de la Facultad de Ingeniería de la UNAM sigue la cabina telefónica en la que Lesvy Berlín fue estrangulada con un cable de telefono en mayo de 2017. El jefe de gobierno de la capital era Miguel Ángel Mancera. Ya pasaron más de 850 días desde que Jorge Luis, quien era su novio, le quitara la vida. Hace pocos días que las autoridades lo declararon culpable del crimen.

Lesvy tenía 22 años y fue asesinada en la madrugada del 3 de mayo de 2017. Pocas horas más tarde, la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México tuiteaba que la joven había ingerido bebidas alcohólicas y que debía materias en la escuela. De posibles culpables, nada. Dos meses después dijeron que se había suicidado frente a Jorge Luis.

Pasaron seis meses desde que el cuerpo de Lesvy fuera encontrado, y fue solo después de varias movilizaciones de familiares y organizaciones sociales que el caso fue reclasificado como feminicidio.

Apenas este año, la procuradora de justicia capitalina, Ernestina Godoy, ofreció una disculpa pública y reconoció que el sistema de justicia le había fallado a Lesvy y a su familia

Dos años y cinco meses después del crimen, la mamá de Lesvy, Aracely Rivera, tuvo la certeza de que el asesino de su hija pagará por lo que hizo dentro de una prisión. Finalmente la justicia desmintió a Jorge Luis, que al principio dijo que Lesvy se había suicidado, también aseguraba que la amaba, que jamás le haría daño y que no la había matado, pero al final se comprobó que la estranguló y la mató. “No se trata de venganza, sino de justicia”, dijo la mamá de Lesvy a diferentes medios.

¿Qué aprendimos del caso de Lesvy?

Desde el asesinato de Lesvy, la vida en la UNAM no ha cambiado. En abril de este año, Aideé Mendoza, de 18 años, fue asesinada por un disparo de bala en su salón de clases, en el Colegio de Ciencias y Humanidades Oriente. A seis meses, nadie sabe todavía quién disparó. Los estudiantes ya no están seguros ni en sus salones.

Unas 436 mujeres han levantado quejas por posibles hechos de violencia en planteles de esta universidad, entre junio de 2018 y junio de este año. El 70% de las quejas fueron hechas por alumnas. Siete de cada 10 casos se relacionaban a violencia sexual. 

Poco menos de la mitad de las quejas fueron por hechos que ocurrieron en Facultades y Escuelas de Ciudad Universitaria, de acuerdo con el último informe sobre la implementación del Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM.

En México, una de cada cuatro mujeres ha experimentado violencias en la escuela a lo largo de su vida como estudiantes; la más recurrente es la física, con casi 17% de los casos. La Ciudad de México está entre las tres ciudades más violentas para las estudiantes mexicanas, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

Además, la percepción de inseguridad en las escuelas creció, al pasar de 23.5% en junio a 27.3 % en septiembre de este año, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.



Los temas más buscados
Compartir: