México
Foto: Pixabay
El brote de sarampión que amenaza con llegar a México
México
El brote de sarampión que amenaza con llegar a México
Movimiento antivacunas revive epidemias
26 Abr | 2019
Por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
El brote de sarampión que amenaza con llegar a México
Movimiento antivacunas revive epidemias
Abr 26, 2019
por: Scarlett Lindero
Muy Cierto
Compartir:

De un momento a otro, Alba, una bebé de apenas unos meses, comenzó a tener fiebre de más de 40 grados y manchas en su cuerpo. Su madre, Jilly Moss, la llevó de inmediato a un hospital en Londres, donde viven. Ahí, la entubaron con oxígeno y el diagnóstico no tardó en llegar: sarampión.

Alba es una de los 110 mil bebés y menores de edad quienes han sido afectados por un súbito brote de sarampión en Europa y Estados Unidos, en los primeros meses de 2019, reporta el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés).

“Era tan pequeña para vacunarla cuando se enfermó, lo que significaba que tenía que combatir este virus asesino sin protección… La verdad es que todo esto podría haberse evitado si los niños más grandes que están alrededor de Alba se hubieran vacunado”, escribió Jilly Moss en su muro de Facebook, junto a las imágenes de la convalecencia de Alba. El mensaje ha sido compartido, hasta el momento, más de 135 mil veces.

El sarampión, ese “virus asesino” del que habla la mamá de Alba, aumentó el número de personas infectadas en 300%, en comparación con 2018, según la UNICEF.

El movimiento antivacunas, la principal amenaza para México y EU

En nuestro país, el último brote de sarampión fue hace 29 años con más de 89 mil casos en todo el país, y de 2000 a 2019 han habido 185 casos, según datos de la Secretaría de Salud.  Afortunadamente en lo que va del año no hay registro de algún caso según el Reporte de Vigilancia Epidemiológica de la dependencia. 

Pero la rapidez con la que ha aparecido el sarampión en Estados Unidos, con casi 700 casos registrados, el más fuerte desde el año 2000, según medios locales, pone en alerta a las autoridades de que el virus pudiera llegar a México.

Los últimos casos en nuestro país ha sido por virus importado (es decir, ha venido de fuera), dice a Cuestione, Oscar Sosa Hernández, jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Hospital Juárez de México.

El sarampión es una de los virus más contagiosos, explica Sosa Hernández, mientras que un paciente con influenza, por ejemplo, puede contagiar hasta a dos personas; alguien con sarampión puede propagar el virus hasta a 10 personas.

Te puede interesar leer: Antivacunas, amenaza a la salud mundial

De acuerdo con Sosa, en EU el brote de sarampión ha surgido porque en el país existen más grupos antivacunas (aquellos que no creen en su beneficio o lo consideran un negocio farmacéutico), sin embargo, la única forma de evitar un contagio por sarampión es vacunándose.

La vacuna tripe viral (que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis) es la que se aplica a menores de edad, mientras que a las personas adultas y adolescentes se les aplica una doble viral.

Las dosis de la vacuna contra el sarampión son esenciales para proteger a menores de edad de la enfermedad, pero –detalla la UNICEF–, se estima que la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión es del 85%.

El 15% restante que no tiene acceso a las vacunas –y decide no vacunarse– se debe a la falta de acceso, los sistemas de salud deficientes y, más recientemente, el creciente movimiento anti-vacunas.

En México, la tasa de contagio de sarampión es baja: menos de un caso por millón de habitantes, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Mientras que en Estados Unidos y Europa –en donde los movimientos anti-vacunas son más fuertes– la tasa se eleva hasta a 50 contagios por millón de habitantes.

Te puede interesar leer: Fake news y el retorno de las epidemias

¿Qué sigue?

La UNICEF ya alertó a nivel mundial sobre el brote de sarampión, por lo que recomienda a todos los países aplicar la vacuna. En México puedes hacerlo en cualquier clínica de salud pública.



Compartir: