México
Foto: Graciela López/Cuartoscuro
El sangriento origen de las joyas que subastará el gobierno de México
México
El sangriento origen de las joyas que subastará el gobierno de México
¿De dónde vienen los bienes del narco?
23 Jul | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
El sangriento origen de las joyas que subastará el gobierno de México
¿De dónde vienen los bienes del narco?
Jul 23, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Reloj para caballero marca Piaget, caja y extensible en oro blanco de 18 quilates con 49 diamantes. Su valor de inicio es de casi tres millones de pesos. ¿Quién da más?, dice el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) al anunciar la subasta que hará el próximo 28 de julio en el Complejo Cultural Los Pinos.

El gobierno federal pondrá a la venta cerca de dos mil joyas diversas y relojes, con un precio total de salida de 21.8 millones de pesos. Algunos de ellos, bienes confiscados al crimen organizado, según dijo en entrevista a distintos medios la directora ejecutiva de comercialización de bienes muebles e inmuebles del SAE, Nabiha Saade

El origen de los bienes que provienen del narco siguen un trayecto que va de la venta de droga, la trata de personas, la extorsión y la violencia —que impacta a migrantes, mujeres e infancia—  hasta el lavado de dinero. Se trata de una cadena cuyo último eslabón se forja entre oro, rubíes y zafiros. 

Origen sangriento

La riqueza del narcotráfico no sólo proviene de la venta de drogas, sino de otras actividades ilícitas que impactan en la vida y la integridad de las personas. 

En su informe La desaparición forzada en México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó desde 2008 que las organizaciones criminales extendieron sus actividades ilícitas a la trata de personas, los secuestros y la extorsión. 

En ese documento, la CNDH reportó que, entre abril y septiembre de 2010, al menos 11 mil personas migrantes habrían sido secuestradas, principalmente por grupos del crimen organizado. 

La trata de personas, para su uso como fuerza de trabajo o para actividades sexuales, fue uno de los mercados del crimen organizado transnacional de más rápido crecimiento y genera 150 mil 200 millones de dólares en ganancias; esto es 2.5 veces más que el PIB de Uruguay, como documentó Cuestione en el texto Drogas, alcohol, prostitución = mucho dinero

A esto hay que sumar las consecuencia de estas actividades ilícitas que les generan riqueza: más sangre y más violencia. En los tres primeros meses del año 2019 se contabilizan 285 homicidios dolosos contra niñas, niños y adolescentes, (3.2 casos cada día), quienes “son cada vez más el blanco de ataques directos a manos de grupos armados no identificados y otros presuntamente vinculados al crimen organizado”, de acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia en México.

Te recomendamos: Inseguridad, el talón de Aquiles en la popularidad de AMLO

¿Por qué los criminales adquieren joyas?

Además de lujo y estatus social, las organizaciones criminales convierten el dinero que obtienen de sus actividades ilícitas en joyería, ya que así su riqueza puede ser transportada con más facilidad que el dinero en efectivo, de acuerdo con el informe El problema de las drogas en las Américas. La economía del narcotráfico.

Adquirir joyas y bienes sirve al crimen organizado para lavar dinero. Luego del endurecimiento en los controles de los sistemas financieros mundiales, para vigilar las transacciones en efectivo, el contrabando de dinero se ha convertido en uno de los mecanismos más importantes para la distribución de los ingresos a lo largo de la cadena de producción de drogas. 

De acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OEA), que elaboró el estudio, lo anterior se puede comprobar por el aumento de los decomisos de dinero en efectivo en los puertos y aeropuertos. 

Para la OEA es más fácil contrabandear el dinero de las drogas adquiriendo bienes dentro de un país. De hecho, estima que la mitad de las ganancias obtenidas por el crimen organizado son “blanqueadas” en el sector bancario, de bienes inmuebles o inversiones. 

Las narcosubastas, una historia que inició con Calderón 

Al anunciar la subasta de joyas, Andrés Manuel López Obrador aseguró que el dinero iría a comunidades pobres de Guerrero y a mejorar caminos en los límites de Michoacán y Colima. 

Esta será la tercera subasta de bienes decomisados al crimen organizado, luego de la de vehículos y la de terrenos y residencias. En algunas de estas (según publicó el diario Reforma) fueron asesinados líderes de los carteles, como Arturo Beltrán Leyva, o pertenecieron a otros narcotraficantes.

Pero la venta de los bienes confiscados al crimen organizado no es nada nuevo. Durante los últimos dos años de gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, se subastaron los primeros 606 bienes asegurados

En 2013, la cantidad de artículos confiscados al crimen creció y se ofrecieron más de mil 400, con lo que se recuperó arriba de 200 millones de pesos, de acuerdo con una investigación periodística de 2017 de El Universal.

No obstante, la recuperación de dinero que posee el crimen podría ser mayor de lo que recauda el gobierno; según una investigación del 19 de julio de Aristegui Noticias, durante los últimos 18 años, el gobierno de México ha fracasado en el aseguramiento de bienes al mayor líder narcotraficante en México, Joaquín Guzmán Loera.

¿Será que además de las joyas, los criminales siguen trasladando su dinero a través de los bancos?

Tal vez te interese leer: AMLO y EU, tras los bienes de El Chapo

La investigación de Aristegui Noticias reveló que hasta marzo de 2019, el gobierno de México sólo fue capaz de asegurarle tres relojes, un inmueble, cinco armas de fuego, 171 cartuchos, cinco cargadores, una computadora y tres celulares, pero las autoridades estadounidenses estiman que la fortuna de Guzmán Loera supera los 12 mil millones de dólares.

 



Compartir: