México
Foto: Cuartoscuro
Sarampión: ¿la enfermedad de los que dejaron de creer en las vacunas?
México
Sarampión: ¿la enfermedad de los que dejaron de creer en las vacunas?
Es seis veces más contagioso que el COVID-19
13 Mar | 2020
Por: Carolina Ruiz
Muy Cierto
Sarampión: ¿la enfermedad de los que dejaron de creer en las vacunas?
Es seis veces más contagioso que el COVID-19
Mar 13, 2020
por: Carolina Ruiz
Muy Cierto
Compartir:

El virus COVID-19 no es la única enfermedad que preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Se trata de el sarampión, otra enfermedad viral que se consideraba erradicada en los países desarrollados, pero que reapareció en 2014, que en 2019 registró un brote récord de mil 282 casos en Estados Unidos, y que a México ha regresado en este 2020.

Y esto se debe, principalmente, a la falta de confianza de los algunos nuevos padres de familia hacia las vacunas.

“Es por el movimiento antivacunas, específicamente contra la vacuna del sarampión. Esto se debe a la proliferación de información falsa y mitos relacionados con la enfermedad que llevaron a que el sarampión tuviera niveles en Francia parecidos a los de África, aunque en el continente africano fue por falta de cobertura, y en Francia porque los padres no quieren vacunar a sus hijos”, dijo Roberto Carreño Manjarrez, gerente Médico de Vacunas en GSK México, en entrevista con Cuestione.

En Europa el número de casos aumentó cuatro veces desde 2014. A nivel global, los casos aumentaron 30% entre 2016 y 2018. Y en 2017, los casos de sarampión registrados por insuficiencia en la cobertura de vacunación, provocaron 110 mil muertes en todos los continentes.

“La eliminación y el control del sarampión a nivel global era una posibilidad muy alta. Desafortunadamente eso es lo que pasa cuando se baja la guardia y aquí es muy importante el compromiso tanto de médicos como de padres de familia, para mantener los esquemas de vacunación en tiempo y forma, que es la única manera en la que se puede proteger a la población de estas enfermedades”, agregó el doctor.

También te interesa: ¿Por qué en México los casos de coronavirus no aumentan?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sarampión tiene un índice de letalidad similar al del coronavirus, sin embargo, de acuerdo con Carreño Manjarrez, su contagio es más alarmante, es de cuatro o cinco veces mayor que el COVID-19.

En México, a pesar de que el esquema nacional de vacunación (creado desde la década de 1970), se han registrado 10 casos entre febrero y marzo del 2020, según información de la Secretaría de Salud publicada el 8 de marzo.

“Este es un proceso que debe de llevarse a cabo con padres jóvenes, que son los que utilizan las redes sociales, para decirles que se informen, que vayan a los sitios correctos de información científica. Claro que la Secretaría de Salud puede ofrecer las vacunas, pero si los padres no acuden al médico para llevar a sus hijos, por más que esté ahí la vacuna, ésta no funciona si no se aplica a los niños”, detalló Carreño Manjarrez a Cuestione.

Recordemos que los últimos casos de sarampión en el país fueron importados, es decir, no se originaron México, sino que fueron contagios provenientes de otros países. En México la última epidemia de sarampión ocurrió entre 1989 y 1990, cuando se reportaron 89 mil 163 casos y el último caso autóctono o proveniente de un contagio local, se registró en 1995.

Entre el 2000 y 2019 se han identificado 185 casos importados o asociados a importación, incluidos cinco casos identificados por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica en el 2018.

La cobertura de vacunación era uno de los grandes logros en la historia de México, cuya cartilla se había convertido en una garantía de bienestar básico, sin embargo, quienes no entienden que las vacunas son mucho más eficientes cuando se aplican a toda la población ponen en peligro a las nuevas generaciones.

¿Es válido que una nueva ideología tire el bienestar de una sociedad completa sólo por dudar de los avances científicos? ¿Es otra de las victorias del ascenso de las fake news?



Compartir: