A Fondo
Foto: Ilse Huesca/Cuartoscuro
Licitación y competencia... ¿para qué?
A Fondo
Licitación y competencia... ¿para qué?
67% de los contratos, sin competencia en 2018
03 Ene | 2019
Por: Omar González
Muy Cierto
Licitación y competencia... ¿para qué?
67% de los contratos, sin competencia en 2018
Ene 03, 2019
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

Vas a comprar un auto, ¿compras el primero que te gusta? ¿Cuántos coches ves, revisas, antes de finalmente decidirte por uno? Comparar entre proveedores para decidir quién te da el mejor beneficio es lo que los expertos llaman “compra inteligente”, y es lo mínimo que los ciudadanos deben hacer desde el gobierno.

Sin embargo, de acuerdo con un análisis que hizo Cuestione, de todas las compras realizadas por la administración de Enrique Peña Nieto en 2018, 67% de éstas se asignaron por adjudicación directa (el gobierno escoge al vendedor, sin competencia) y no por licitación (invitación abierta para que los proveedores presentan una oferta), lo que no sólo va en contra de cualquier “compra inteligente”, sino también, viola la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, la cual indica en su artículo 42, que las adjudicaciones directas “no podrá(n) exceder del 30% del presupuesto de adquisiciones, arrendamientos y servicios autorizado a la dependencia o entidad en cada ejercicio presupuestario”.

En total, 10 mil 772 contratos -de un total de 16 mil 99- fueron adjudicados a proveedores, quienes se llevaron a los bolsillos 33 mil 374 millones de pesos. Estos contratos equivalieron a 32% del total (105 mil 87 millones) que el gobierno federal gastó en productos y servicios.

 

 Esto sucedió aún cuando la Secretaría de la Función Pública (SFP) “recomienda enfáticamente no utilizar” este procedimiento, con excepción de cuando sólo existe un proveedor en el mercado que pueda ofrecerlo, lo cual, para demostrarlo, debe entregar una investigación de mercado. 

Los reprobados
De las 285 dependencias de la administración pública federal, 84 adjudicaron el 100% de los contratos que celebraron. Entre ellos se encuentran:

 -Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex).
-Policía Federal.
-Secretaría de Cultura.
-Secretaría de Desarrollo Social.
-Secretaría de Gobernación.
-Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

 Por su parte, 69 dependencias adjudicaron más de 75% (y menos de 100%) de sus compras, entre ellas la misma Secretaría de la Función Pública (SFP):

-Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).
-Comisión Federal de Electricidad.
-Las paraestatales Diconsa y Liconsa.
-Canal 11.
-Secretaría de Economía.
-Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
-Secretaría de Función Pública.
-Secretaría de Marina.
-Secretaría de Relaciones Exteriores.
-Secretaría de Turismo.
-Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

 Finalmente 42 dependencias dieron entre el 50 y 75% de sus contratos a empresas, sin llevar a cabo algún proceso de competencia. Entre ellas:

 -El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).
-La Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía General).
-Presidencia de la República.
-Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. 
-Secretaría de Energía.

Los que pasaron
Sólo 18 dependencias se portaron más o menos bien, al adjudicar solamente entre el 25 y 50 por ciento de sus contratos.

 -Secretaría de Educación Pública.
-Secretaría de Defensa Nacional.
-Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI)
-Instituto Mexicano del Seguro Social.
-Servicio de Administración Tributaria.

 Los bien portados
Las que sí buscaron hacer su tarea fueron 17 dependencias, quienes solamente entregaron sin proceso de competencia entre el 0 y 25 por ciento de sus contratos. Entre los que se llevan estrella en la frente se encuentran:

 -Caminos y Puentes Federales (Capufe).
-Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).
-El Fondo de Cultura Económica.
-El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.
-El Instituto Federal de Telecomunicaciones y el Instituto Nacional de Estadística Y Geografía (INEGI).
-Secretaría de Salud.
-Secretaría de Comunicaciones y Transportes.



Compartir: