México
Foto: Cuartoscuro
La ilegal designación de Rosario Piedra Ibarra en la CNDH
México
La ilegal designación de Rosario Piedra Ibarra en la CNDH
Y las mentiras que dijo en el Senado
15 Nov | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
La ilegal designación de Rosario Piedra Ibarra en la CNDH
Y las mentiras que dijo en el Senado
Nov 15, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

¿Por qué ha causado tanto alboroto la designación de Rosario Piedra Ibarra? Porque estuvo repleta de irregularidades, todas a favor de que la candidata favorita del Presidente ocupe la titularidad de un organismo que debería ser plenamente autónomo. 

Te decimos todo lo que se hizo mal en esta designación. 

1.- No debió ni aparecer en la terna

María del Rosario Piedra Ibarra tiene una característica que ningún ombudsperson ha tenido desde la conformación en 1990 de la CNDH: ha sido víctima de una grave violación a los derechos humanos por la desaparición forzada de su hermano, en la década de 1970 del siglo pasado.  

Con este argumento, las y los integrantes de la bancada de Morena buscaron sostener y legitimar su candidatura. Incluso, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló en una conferencia de prensa que él prefería que el puesto fuera ocupado por una víctima.  

Sí, esa condición sólo la cumplía ella, pero… Piedra Ibarra tiene otras características, una de ellas que le impide legalmente estar al frente de la CNDH: ser o haber sido Consejera Nacional de Morena desde 2015, como se muestra en los registros del Instituto Nacional Electoral (INE).

La Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos establece que uno de los requisitos para estar al frente de la CNDH es no desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación. 

En entrevista para Radio Fórmula, Piedra Ibarra explicó que el Consejo Nacional de Morena no es un órgano de dirección y que de todos modos ya renunció (sin precisar fecha) al cargo y a su militancia. 

Las mentiras de Rosario 

Pero antes, durante la entrevista que le hicieron en el Senado, cuando le preguntan si tiene algún conflicto de interés, dice que no. Después, le preguntaron si contaba con independencia política partidista y aseguró que sí. 

Rosario Piedra mintió, como se puede observar en los minutos 11:32 y 11:40 de este video de la entrevista que le hicieron los senadores, durante su comparecencia, antes de que fuera elegida como titular de la CNDH.

Tanto que incluso el INE reconoce al Consejo Nacional de un partido político como un órgano directivo, entre cuyos integrantes -en el caso de Morena- aún aparece el nombre de Piedra Ibarra.

¿Por qué dejó el Senado pasar esto durante la conformación de la terna? La senadora panista, Kenia López Rabadán, dijo al presentar la convocatoria para dirigir la CNDH y a nombre de la Comisiones de Derechos Humanos y Justicia, que en esta designación irían más allá de lo que establece la Constitución y la propia Ley de la CNDH.

“Se establece la plena participación de asociaciones civiles, organizaciones sociales, instituciones académicas, de investigación, colegios de profesionales, organismos públicos y privados, activistas, promotores, defensores de derechos humanos, víctimas, colectivos de víctimas y público en general”, detalló. 

Te recomendamos: Todo lo que le salió mal a Monreal para elegir a la presidenta de la CNDH

2.- Sigue en controversia lo de los dos votos

La presidenta del Senado, Mónica Fernández Balboa (de Morena), dio por cerrado el proceso y consideró legal la designación de Piedra Ibarra, pero nunca dio certeza de lo qué pasó con los dos votos que se perdieron durante la última votación.

La sospecha de una elección fraudulenta en la terna de candidatos para ocupar la CNDH se cimbró porque Piedra obtuvo 76 votos a favor, la mayoría de Morena, pero se registraron un total de 116 votos en la urna, y al final sólo se contabilizaron 114 votos.

Esos dos votos de diferencia importan porque para ganar, la candidata debía tener las dos terceras partes del total de votos emitidos. Eso quiere decir que, si fueron 116 boletas emitidas, tendría que haber contado con 78 a favor; pero si fueron 114, entonces sólo necesitaba 76 votos.

La presidenta del Senado explicó en conferencia de prensa la situación: fueron 114, pero la cifra de 116 pudo deberse a hojas en blanco o sobres que hayan sido depositados en las urnas.

Sin embargo, la respuesta no dejó contentos a varios.

Reacciones

Tras la designación de Piedra Ibarra, al menos cinco personas presentaron su renuncia al Consejo Consultivo de la CNDH, conformado por 10 integrantes con prestigio social que toman decisiones sobre las actuaciones de la persona titular de este organismo.

Las que renunciaron fueron Alberto Manuel Athié Gallo, Mariclaire Acosta Urquidi, María Ampudia González, Angélica Cuellar y María Olga Noriega Sáenz, todas ellas con trayectoria a favor de los derechos humanos y quienes alegaron en cartas dirigidas al Senado que el proceso de designación fue irregular.

Lo que significa que no dan su voto de confianza a la nueva titular de este organismo, quien debería  gozar de la legitimidad suficiente para dirigir un organismo con autonomía plena para defender a la ciudadanía de cualquier abuso que cometa contra ella. Este mandato incluye cuestionar la actuación del presidente.

¿Y qué opina Andrés Manuel López Obrador de esa renuncia que tuvo un efecto dominó en la CNDH? “Ellos estaban ahí, eran los meros meros, o sea era lo mismo. Todas esas comisiones, ya lo hemos hablado aquí, los organismos, los institutos, con todo respeto, vean los antecedentes, se disfrazaban de sociedad civil cuando en realidad estaban participando abierta o encubiertamente a favor del régimen”, dijo el mandatario en conferencia de prensa. 

Así, López Obrador buscó descalificar a las consejeras bajo la misma crítica que hoy ensombrece la postulación de Piedra Ibarra: no tienen autoridad moral para garantizar la autonomía de sus decisiones frente a los intereses del gobierno.



Compartir: