México
Foto: Centro Nacional de Distribución
Cuestione | Licitación de medicamentos, entre ahorros y la sombra de la opacidad
México
Licitación de medicamentos, entre ahorros y la sombra de la opacidad
Revive fantasma del influyentismo
03 Jul | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Licitación de medicamentos, entre ahorros y la sombra de la opacidad
Revive fantasma del influyentismo
Jul 03, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

El gobierno concluyó el pasado 28 de junio el proceso de licitación de compra de medicamentos y material de curación para el segundo semestre de 2019 “conforme a lo planeado”, según la información oficial.

Sólo que 60% de las claves (la nomenclatura utilizada para cada producto, por ejemplo, la clave del Paracetamol en tabletas es 010.000.0022.00) se declararon desiertas.

El nuevo modelo de compra

A través de un comunicado conjunto entre las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y Salud, se justificó la medida al señalar que aún existen resistencias naturales al modelo de compras consolidadas.

En abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador vetó a tres empresas farmacéuticas: Grupo Fármacos Especializados, Farmacéuticos Maypo y Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico por acaparar 62% del mercado de venta de medicinas y materiales al sector salud. De lo que se trata ahora, dijo, es hacer valer la Constitución para evitar que haya monopolios.

¿Cómo es el nuevo modelo? Este año, el gobierno federal eliminó a los intermediarios con el propósito de obtener precios más bajos. Además, cambió el proceso de logística y distribución del producto.

Los fabricantes entregan directamente los medicamentos y el gobierno es 100% responsable de los fármacos.

Los objetivos parecen haberse alcanzado parcialmente en cuanto a los ahorros, pero también se abrió la puerta a la opacidad, al permitir las adjudicaciones directas de manera inmediata.

Gobierno presume ahorros

La Secretaría de Salud (Ssa) informó que la compra de medicamentos y material de curación del pasado 28 de junio fue cercana a los 7 mil millones de pesos. “Esto equivale a 20% de ahorro respecto al año anterior”, según la dependencia.

¿Y cómo se fijaron los precios? De acuerdo con la Ssa, los máximos de referencia se establecieron a partir de una investigación de mercado, con la asesoría permanente de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), organismo de la ONU especializado en compras gubernamentales.

Sin embargo, se declararon desiertas casi dos mil claves de medicamentos y materiales de curación, al no presentarse empresas proveedoras al proceso de licitación o hacerlo con precios mayores, afirmó la Ssa.

Esto representa alrededor de 60% del total de licitaciones (sistema por el que el gobierno adjudica un contrato de obras o servicios a particulares bajo ciertos criterios) que se tenían programadas, en medio de quejas  por el desabasto de medicamentos.

En muchos estados del país, incluída la Ciudad de México, pacientes del IMSS y del ISSSTE ya han traslado de las clínicas a las calles sus protestas por la falta de medicinas.

El gobierno federal descartó cualquier escenario de crisis y dijo que existe un contrato suscrito por la pasada administración que concluye el 31 de diciembre de 2019 y citó la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

El fantasma de la corrupción tras las adjudicaciones directas

¿Qué dice la Ley de Adquisiciones? Permite al gobierno el otorgamiento de contratos de manera directa e inmediata, lo cual pone en riesgo la transparencia y el juego parejo entre competidores, de acuerdo con representantes de la industria farmacéutica.

“La licitación estuvo abierta a nivel internacional y nacional, nosotros queremos apoyar al gobierno, pero este proceso fue tan desgastante y el resultado muestra que ni a nivel internacional fue atractivo; los precios están muy castigados y con multas muy altas en caso de que no se entregara a tiempo (el medicamento)”, dijo Rafael Gual Cosío, director de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), en entrevista con El Economista.

Para muestra un botón. El delegado especial del gobierno federal en Jalisco, Carlos Lomelí Bolaños, fue exhibido por participar en el proceso de licitación de medicinas a través de Laboratorios Solfran, S.A., una empresa de su propiedad.

En Veracruz, otra compañía ligada presuntamente a Lomelí: Abastecedora de Insumos para la Salud, S.A. de C.V. recibió un contrato por adjudicación directa de 36.5 millones de pesos del gobierno del estado.

Te puede interesar: Superdelegado de Jalisco, beneficiario de los gobiernos de AMLO y Ebrard

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, defendió a su “superdelegado”, al señalar en la mañanera del 21 de mayo que las acusaciones son parte de la “grilla” y de la “politiquería”, pero que su gobierno investigaría el caso para no permitir ningún asomo de corrupción.

En su mensaje por el primer aniversario de su triunfo en las elecciones presidenciales, López Obrador reconoció entre los pendientes que tiene su gobierno, la mejora al sistema de salud.

¿Será que las adjudicaciones directas en la compra de medicinas abona a este propósito?



Compartir: