Vacunación en México: una crisis histórica por “austeridad republicana”

Compartir:

En solo un año, México pasó de ser considerado un país líder en materia de vacunación, a ser un mal ejemplo para el mundo.

¿A qué se debe esta caída de nuestro sistema de salud? ¿Quiénes son los responsables? ¿Qué está en riesgo?

La austeridad hunde a México en su peor crisis de vacunación

En 2019, uno de cada cuatro bebés menores de un año de edad, dejó de ser vacunado contra sarampión. 

También puedes leer: El cabildeo en México, sin regulación clara pero con mucho dinero

Esto quiere decir que más de medio millón de niñas y niños se quedaron sin la dosis que los protegería de ser contagiados por el virus que rebrotó en nuestro país en 2020.

Si tomamos en cuenta que en 2018, solo se quedaron sin esta vacuna 66 mil niñas y niños mexicanos, quiere decir que en 2019 aumentó casi ocho veces el número de bebés sin protección contra sarampión. En un año, la cobertura bajó de 97 a 73%

Esta vacuna no es la única que perdió cobertura. También lo hicieron las de tuberculosis que tuvo el mayor retroceso en dos décadas, al caer 21%. Y la vacuna contra la rubéola cayó 25%.

También puedes ver: López-Gatell está en el pico máximo de contradicciones. Así ha perdido su credibilidad

La principal causa de esta caída histórica ha sido el desabasto de medicamentos –entre ellos vacunas– que ocurrió en 2019. Aunque también influyó la falta de campañas de vacunación en el país.

Según expertos, hubo organizaciones civiles que alertaron al gobierno sobre los recortes de presupuesto a los programas para niñas, niños y adolescentes. Pero el desabasto continuó.

Austeridad golpea la salud de niñas y niños

Para poner en contexto, con una cobertura de apenas 73% de la población objetivo para combatir el sarampión, México fue el país con la peor inmunización de esa enfermedad en América Latina.

Existen tres consecuencias graves para los menores de edad que no están siendo vacunados: el retorno de enfermedades que ya estaban erradicadasque se vean afectadas y afectados para continuar con la escuela o sus actividades normales y los costos que generan estas enfermedades.

El presidente ya anunció que esta situación se resolverá con la Ley de Adquisiciones y será el Estado quien distribuya las vacunas para evitar corrupción.

¿En cuánto tiempo y cómo se revertirá esta crisis de vacunación? En salud no hay espacio para la austeridad y mucho menos para la irresponsabilidad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.