Free Porn

Baja el homicidio doloso contra mujeres, pero aumentan otras violencias de género en la CDMX

Compartir:

- Advertisement -

En la Ciudad de México, las muertes violentas contra mujeres disminuyeron 26% de 2019 a 2022, al pasar de 194 homicidios dolosos y feminicidios en el primer año, a 143 homicidios y feminicidios en 2022, afirmó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

En 2019, según los datos de la jefa de Gobierno, se registraron un total de 122 homicidios dolosos contra mujeres y 72 casos de feminicidio. Y en 2022, el registro de homicidios dolosos bajó a 69 y los casos de feminicidio se incrementaron a 74. Es decir, que entre 2019 y 2022 el total de homicidios dolosos sí disminuyó en 43%, pero los casos de feminicidio incrementaron en 2.7%. 

Además, la jefa de gobierno de la Ciudad de México destacó que de 2019 a 2022 aumentó en 194% el total de vinculaciones a proceso por feminicidio. Durante el primer año de su administración solo hubo 34 vinculaciones por este delito y en 2022 se detuvo en flagrancia o por medio órdenes de aprehensión a 100 personas por el delito de feminicidio.

Te recomendamos: Las cifras sobre incidencia delictiva de 2022 nos muestran que todos los días siguen matando a 10 mujeres en México

Tanto la jefa de Gobierno como Ernestina Godoy, fiscal General de Justicia de la Ciudad de México, han dicho que la disminución de las muertes violentas de mujeres en la capital del país y la mayor vinculación a proceso por feminicidio se debe a que las acciones implementadas a partir de la declaratoria en 2019 de la Alerta por Violencia contra las Mujeres en la Ciudad de México están funcionando.  

No obstante, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los registros de otras violencias contra mujeres, adolescentes y niñas siguen en aumento.

Al comparar las cifras del SESNSP, la Ciudad de México se mantuvo en el segundo lugar a nivel nacional durante 2021 y 2022 en el registro de presuntos delitos de violación. En 2021 se registraron 2,220 casos y en el año pasado subió a 2,525. Esto representa un aumento de 13.7% de carpetas abiertas por el delito de violación en el último año

Igualmente, la trata de personas incrementó 105% de 2021 a 2022, al pasar de 54 a 111 casos de presuntas víctimas mujeres. Con estas cifras la Ciudad de México pasó del tercer lugar a nivel nacional en la incidencia de este delito en el año 2021 al segundo lugar en 2022 solo después del Estado de México, que ocupó el primer lugar en trata de personas el año pasado.

En el número de carpetas abiertas por el delito de violencia familiar, en 2021 la Ciudad de México registró un total de 34,846 y un año después el número creció a 37,021, una alza de 5.8%.

En el registro de llamadas de emergencia al 911 por violencia contra las mujeres, la capital del país subió del segundo lugar a nivel nacional en 2021, al primer lugar en 2022. 

Lo anterior porque en 2021 se registraron 49,967 llamadas de emergencia relacionadas con violencia contra mujeres y en 2022 el número aumentó a 79,923 llamadas de este tipo, es decir que incrementaron 37% en un año. Así, la Ciudad de México superó a Chihuahua que tenía el primer lugar en 2021 con un total de 56,722 llamadas por violencia contra mujeres. 

Te puede interesar: Estados con Alerta de Violencia de Género son también donde hay más feminicidios

¿La Alerta disminuyó las violencias contra las mujeres?

La abogada feminista Ana Yeli Pérez Garrido, directora de la asociación civil de defensa de derechos humanos Justicia Pro Persona – organización que impulsó la declaración de la Alerta en la Ciudad de México- nos expuso que a partir de la creación de la Fiscalía de Feminicidio, una de las medidas implementadas a partir de la Alerta, “sí ha habido una mejora en la atención y en el tema de justicia” en casos de feminicidio

“La Fiscalía fortaleció la investigación con perspectiva de género y el resultado fue una mayor judicialización”, esto es, un número mayor de personas detenidas e investigadas por cometer feminicidio, tal como lo resaltó Sheinbaum.

Sin embargo, señaló que sobre una disminución de la violencia extrema contra las mujeres “tenemos que ser más cautelosas, no por ser pesimistas, pero hace falta tener mayor claridad de ¿cuál es la razón o la política pública que está funcionando para afirmar que ha habido una disminución?”.

Por ejemplo, nos dijo, debemos saber si están funcionando las órdenes de protección o los esfuerzos que ha hecho la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México para detectar los casos de alto riesgo. “Sería muy valioso tener el comparativo de sus estadísticas o de sus análisis específicos para conocer si las medidas están incidiendo en la disminución de la violencia contra las mujeres”. 

La experta nos expuso que para evaluar la violencia contra las mujeres se requieren análisis más profundos y sustentados, “no se debe analizar las cifras en frío, sino contextualizarlas en la realidad del país y de la ciudad. Si estamos hablando de disminución, entonces, debemos saber cuáles fueron las políticas o medidas que provocaron dicha disminución; porque, entonces, tenemos que apostarle a replicarlas”.

Además, para Ana Yeli Pérez si hay una disminución en la violencia feminicida o en la violencia extrema contra las mujeres en la Ciudad de México, eso se vería reflejado en la reducción de otros delitos que son “la antesala del feminicidio” como la violencia familiar. 

Más información: Refugios para mujeres víctimas de violencia y casas para mujeres indígenas comienzan 2023 con pocos recursos

Pero, al contrario, de acuerdo con los datos del Sistema de Seguridad Pública, los delitos de violencia familiar van en aumento. Y según la fiscal general “la violencia familiar es el delito que más se denuncia en la Ciudad de México”.

Además de la violencia familiar, Ana Yeli Pérez precisó que la Ciudad de México también tiene cifras muy significativas en violencia sexual y ocupa los primeros lugares a nivel nacional en este delito. “Este tipo de violencia que en lugar de disminuir ha incrementado es lo que me hace ser más reservada en el efecto real de una disminución del feminicidio y de las muertes violentas de mujeres”. 

“Si estuviéramos realmente previniendo la violencia desde la raíz, la educación que tiene mayor efecto en un cambio cultural como una política integral, pues tendría que disminuir la violencia en todas sus manifestaciones”, consideró. 

La Fiscalía de Feminicidio no está enfocada a la prevención de la violencia, “pero en lo que sí es su tarea ya hay un mayor porcentaje de tipificación de feminicidio y un mayor número de casos judicializados que es histórico”, como lo señaló la jefa de Gobierno, nos expuso la defensora de derechos humanos.

De acuerdo con Ana Yeli Pérez, otro aspecto que debe ser analizado de forma particular en la Ciudad de México es el aumento de las llamadas de emergencia al 911 por violencia familiar y otras violencias contra las mujeres, “porque las condiciones geográficas, de infraestructura o de acceso que podemos tener las mujeres en la capital del país son diferentes a otras entidades”.

Dichas diferencias inciden en el número de llamadas de emergencia que reporta la Ciudad de México en comparación con otros estados. 

Por lo tanto, consideró que “la alta incidencia de llamadas responde a que tenemos la posibilidad de hacerlo, son derechos y condiciones que tenemos más garantizadas en la Ciudad de México a diferencia de otros estados”, concluyó. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.