A Fondo
Foto: Reyna Lucero/Cuartoscuro
#10YearChallenge: Educación
A Fondo
#10YearChallenge: Educación
¿Podemos ver las mejoras?
05 Feb | 2019
Por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
#10YearChallenge: Educación
¿Podemos ver las mejoras?
Feb 05, 2019
por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
Compartir:

(Ultima entrega; los temas anteriores pueden consultarse en #10YChallenge: Economía y servicios y en #10YChallenge: Seguridad y salud).

En esta tercera entrega sobre el #10YearChallenge de México analizamos dos indicadores educativos: la cobertura nacional y la eficiencia terminal. Ambos muestran un incremento, a comparación de hace diez años. Sin embargo, es necesario replantearse la planeación de la distribución de recursos asignados; ¿por qué? A continuación lo explicamos.

Educación

La cobertura nacional de educación básica muestra la disponibilidad de instituciones educativas para las y los alumnos de primaria y secundaria. Este indicador ha aumentado durante los últimos años.

En el ciclo escolar 2008-2009, la cobertura nacional de educación básica era de 94%; el nivel más alto fue durante los ciclos escolares de 2014, hasta 2016, con 96.6%; este último ciclo escolar (2017-2018) descendió a 95.4%, como se muestra en la siguiente gráfica construida con datos de la Secretaría de Educación Pública.

Este resultado muestra que la capacidad de atención de las instituciones en estos niveles hacia los alumnos que pueden ingresar, podría ser del 100% pero sólo se utiliza 80%; esta situación podría deberse a los cambios en la dinámica demográfica (análisis de la edad, sexo y movimiento de la población), lo cual pone en duda la planeación de la redistribución de recursos entre niveles educativos, de acuerdo con un estudio del CONEVAL.

En cuanto a la eficiencia terminal educativa (número de alumnos que termina un nivel educativo) de nivel básico (primaria y secundaria), también se ha incrementado, a comparación de la proporción registrada hace diez años (89.1%) o a la del 2000 (80.6%).   

En el periodo 2000/2001, 80.6% de los estudiantes que ingresaron a nivel básico, lo culminaron; en 2010/2011, la cifra aumentó a 89.1% y estos últimos años, el porcentaje fue de 91.3%, como se muestra en el siguiente gráfico construido con datos del INEGI.

Si bien es cierto que el porcentaje de la eficiencia terminal ha aumentado en los últimos años, también es cierto que solo 85.4% del 98.3% de los niños que terminaron la primaria en este último ciclo escolar lo hicieron en seis años. En este mismo ciclo, 97.1% de los niños que concluyeron la primaria, continuaron a la secundaria pero sólo 87.7% de los que ingresan, terminan este nivel, de acuerdo con un estudio del CONEVAL.

¿Qué sigue?

Por un lado, la estrategia educativa que implemente el gobierno debe tomar en cuenta los cambios en la dinámica demográfica del país para conseguir que se utilice el 100% de la capacidad de atención de las escuelas. Por otro lado, también es necesario que se ponga mayor atención a la proporción de alumnos que terminan el nivel de educación secundaria pues es el nivel educativo que registra la cifra más baja de eficiencia terminal.



Compartir: