A Fondo
Foto: Cuartoscuro
Señor Presidente: le están mintiendo
A Fondo
Señor Presidente: le están mintiendo
La crisis que se crearon en Cofepris
01 Oct | 2019
Por: Verificación y datos
Muy Cierto
Señor Presidente: le están mintiendo
La crisis que se crearon en Cofepris
Oct 01, 2019
por: Verificación y datos
Muy Cierto
Compartir:

¿Se acuerdan cuando unos papás se manifestaron en el aeropuerto de la Ciudad de México? Exigían que el gobierno se hiciera cargo de entregar los medicamentos que necesitaban sus hijos. Son niños enfermos de cáncer que todo el año han sufrido porque no hay una medicina en los anaqueles de los hospitales públicos. 

Se trata del Metotrexato, un medicamento que -combinado con otros- sirve para combatir ciertos tipos de cáncer. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador generó una crisis porque no previó el desabasto de este producto, y prohibió a la única empresa que lo produce en México que lo siguiera haciendo.

Esta es una historia de verdades a medias, mentiras y malas decisiones que han afectado al propio presidente, quien ha defendido la actuación de funcionarios de la Secretaría de Salud y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Todo empezó en febrero...

“Sí, si no hay condiciones favorables para el gobierno, para el interés público, se cancelan [los contratos con empresas monopólicas de medicinas]”. 

Andrés Manuel López Obrador.

Conferencia de prensa, 20 de febrero de 2019.

Pero la Cofepris llevaba su propia agenda. Unos días antes de esta declaración del presidente, una persona murió en Puebla. La habían atendido en el Hospital del Niño Poblano

Como parte de los procedimientos normales, la Comisión levantó una “queja” para investigar qué había pasado. Se dijo que el menor había presentado reacciones luego de que le dieron el Metotrexato producido por el laboratorio mexicano Pisa

En la “queja” se dijo que además de la persona que había perdido la vida, siete más presentaron, supuestamente, reacciones secundarias al medicamento. 

Documentos en posesión de Cuestione revelan que, luego de la investigación que Cofepris realizó en las instalaciones de Grupo Pisa y de que revisó el lote del medicamento que se le dio a la persona que había fallecido, no encontraron ningún problema y así se lo señalaron: “0 defectos críticos, 0 defectos mayores y 0 defectos menores”.

Se concluyó que los eventos del Hospital del Niño Poblano habían sido por fallas en la forma de administrar el medicamento y no por la calidad del Metotrexato. Pero eso llevó a la Cofepris a hacer una revisión de los procesos de producción del laboratorio.

La autoridad sanitaria encontró algunas irregularidades administrativas pero no en la calidad del medicamento.

Aún así, la Cofepris colocó “un sello de suspensión de trabajos del Metotrexato (desde el 9 de mayo de 2019) en la puerta principal del área de fabricación”. También le informaron a la empresa que “no podrá fabricar y distribuir el producto Metotrexato hasta que la autoridad sanitaria lo determine”, de acuerdo con documentos a los que tuvo acceso Cuestione.

El 18 de junio de 2019 la propia Cofepris confirmó -en otro documento al que tuvo acceso Cuestione- la determinación de que dejaran de producir el Metotrexato, solución inyectable. Pero no solo eso. En el oficio, le exigen a Pisa que retire el medicamento del mercado y le dan un plazo de 15 días para hacerlo. Además, le debían informar a la autoridad cuáles eran las piezas que debían “bloquear”.

Luego de todo esto, Cofepris buscó licitar este y otros medicamentos, pero “la licitación se declaró desierta el 28 de junio”, reportó la revista Proceso el 29 de septiembre de 2019. Nadie contaba con que las otras empresas que tienen licencia para producir el Metotrexato lo habían dejado de hacer porque ya no les deja ganancias. Solo Pisa lo seguía produciendo y, además, contaba con piezas en su inventario.

El 26 de agosto fue la manifestación en el aeropuerto de la CDMX y se hicieron evidentes los problemas generados por las decisiones de Cofepris. En un comunicado, aseguró:

“La farmacéutica PISA -que produce y comercializa el Metotrexato en México-
presenta cierre en sus instalaciones de la Ciudad de México,
debido a inconsistencias en sus procesos de producción”

27 de agosto de 2019

En el mismo comunicado también se apuntó que “cinco farmacéuticas tienen permisos de importación de Metotrexato vigentes hasta el año 2020”. Es decir, hasta ese momento no sabían o decidieron no decir que, salvo Pisa, ninguna de los laboratorios autorizados lo seguían fabricando.

Al otro día, la Secretaría de Salud aseguró que ya había medicinas en el hospital afectado:

“Se restablece suministro de Metotrexato
en el Hospital Infantil de México ‘Federico Gómez”

28 de agosto de 2019

En ese mismo comunicado solicitó a la empresa Pisa “dar cabal cumplimiento al contrato que tiene con este Hospital hasta el 31 de diciembre de este año (2019)”.

¿Cómo podía dar cumplimiento Pisa a esa solicitud si Cofepris le había suspendido la producción del Metotrexato? ¿La Secretaría de Salud le estaba exigiendo cometer un delito federal al romper el sello de Cofepris?

La revista Proceso reportó que “Cofepris tenía más de 20 mil unidades registradas” y que “al día siguiente del evento del Hospital Infantil, el laboratorio entregó 17 mil unidades que no correspondían a los lotes en la planta que fue suspendida por la Cofepris”. Sin embargo...

El columnista Darío Celis reveló que un día antes del comunicado de la Secretaría de Salud José Alonso Novelo, el titular de la Cofepris, le pidió a gente de Pisa, que “violara los sellos que ellos mismos pusieron para distribuir el fármaco a los hospitales” y que “el rechazo a una invitación a violar la ley fue interpretado como un acto de chantaje”.

En el documento en posesión de Cuestione, en el que se ratificó la suspensión de trabajos del Metotrexato, la Cofepris también puntualizó que: “No debe retirar los sellos que mantienen la medida de seguridad... el retiro injustificado de una medida impuesta por la autoridad es un delito”.

Salvo el comunicado del 27 de agosto de 2019 en el que dice que hubo fallas en los procesos de producción de Pisa, las autoridades federales no han emitido ningún documento con validez legal para solicitarle a Pisa que quite el sello.

En el comunicado, Cofepris explica que: “Al momento de la aplicación de la medida de seguridad (mayo 2019) no fue asegurado producto alguno. Por lo que, podrán distribuir y comercializar los lotes que hayan producido hasta antes de la aplicación de la medida de seguridad, que se encuentren en sus almacenes de distribución ubicados en otras entidades del país”.

Lo que el gobierno federal parece ignorar es que un comunicado no tiene ninguna validez legal. 

¿Y el presidente?

“Ya se está atendiendo lo de los niños, los medicamentos... se está investigando a las empresas y tenían el control casi absoluto del abasto de medicamentos”. 

Andrés Manuel López Obrador

Conferencia de prensa del 30 de agosto de 2019.

Por lo que dijo el presidente en su conferencia matutina del 30 de agosto, parecía que sí le habían comunicado que solo una farmacéutica tenía disponible el Metotrexato en México. Pero... ¿le dijeron que Cofepris había parado la producción del Metotrexato desde mayo?, al parecer, no.

Casi tres semanas después de que AMLO dijo que ya se estaba atendiendo el problema, el 19 de septiembre, las autoridades supieron que una nueva crisis por falta de ese mismo medicamento se acercaba. Jaime Nieto Zermeño, director del Hospital Infantil advirtió que “tenían dosis para dos o tres semanas como máximo”, según reportó El Universal.

Nieto Zermeño agregó que “Pisa tiene la capacidad de otorgar Metotrexato en el momento en el que la Cofepris libere su certificación de buenas prácticas, quiero decir que sí se puede resolver el problema para que los niños que requieren el medicamento no se queden sin él”.

Y otra vez, intervino la Cofepris: 

A propósito del desabasto, supuestamente generado por Cofepris,
que desde hace varias semanas diversas voces anuncian que se avecina
y que hasta la fecha NO HA SUCEDIDO NI SUCEDERÁ”

20 de septiembre de 2019

Cofepris también informó que no sería sino hasta el 7 de octubre que Pisaestarían en condiciones para recibir una nueva verificación de su línea de producción del Metotrexato”.

En el comunicado no se especificó cómo habían garantizado el abasto del medicamento, pero quién sabe qué le dijeron al presidente, porque al otro día él salió a declarar:

“Quisieron boicotearnos no entregando las medicinas que necesitan niñas y niños para tratar el cáncer… el gobierno no se dejará chantajear por nadie”. Andrés Manuel López Obrador.Conferencia en Yucatán, 21 de septiembre de 2019.

El presidente López Obrador agregó: “ya compramos la medicina en el extranjero”, y ese mismo día la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó sobre la compra de Metotrexato en Francia.

Ya con la seguridad de una supuesta solución, el presidente por fin confesó que había existido en México un problema de desabasto:

Por falta de abasto, descuido o de manera intencional no se tenía los medicamentos y se tomó la decisión de comprarlos afuera (...) Cité con urgencia a secretarios del gabinete para implementar un programa y comprar los medicamentos donde fuera”. 

Andrés Manuel López Obrador.

Conferencia 23 de septiembre de 2019.

Ese mismo día declaró que “había una amenaza de campaña en medios y algunos senadores planeaban ir a los hospitales para constatar la falta de medicamentos contra el cáncer”.

“Ahora el gobierno federal evalúa ejercer acción penal (contra Pisa)” por supuestamente “no poner en el mercado 17 mil dosis de Metotrexato que tenía guardadas”, declararon fuentes anónimas del gobierno federal al portal Sin embargo. Nadie dijo que el sello en la puerta de la línea de producción no se puede retirar sin una orden de… Cofepris.

Pero cuando creíamos que las declaraciones de Cofepris ya habían terminado apareció su director, José Alonso Novelo, a decir: “hay un interés de un laboratorio, que tiene el monopolio de la producción de esa sustancia en México, y a quien se le encontró una bacteria en las ampolletas e irregularidades en la línea de producción”, según reportó el periódico Excélsior

¿De dónde sacó la bacteria el director de Cofepris? Los documentos a los que tuvo acceso Cuestione solo señalan las irregularidades en procesos de producción que encontró Cofepris. Nunca se habló de ninguna bacteria. 

Luego de que Proceso y Darío Celis publicaron diversos detalles de esta trama de extrañas declaraciones, cayó la primer cabeza: Alejandro Mohar renunció sorpresivamente a su cargo alegando motivos personales, según reportó el periódico La Razón. Esto, a pesar de que Mohar era uno de los funcionarios con más experiencia en su tema.

Era Coordinador de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (o sea, el jefe del director del Hospital General, en donde comenzó el problema). Proceso afirmó que “Mohar pidió a la Cofepris que recibiera a los directivos de Laboratorios Pisa”.

Mientras esto ocurre, el medicamento sigue sin producirse y lo que trajeron de Francia se va a acabar en algún momento. Además, la Secretaría de Salud y la Cofepris se enredan en comunicados y declaraciones que sus propios documentos desmienten y nadie parece atreverse a decirle la verdad al presidente: “Esta crisis nos la creamos nosotros y se pudo haber evitado, señor presidente”. 



Compartir: