México
Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro
Cuestione | AMLO y el EZLN, una historia de coincidencias y desencuentros
México
AMLO y el EZLN, una historia de coincidencias y desencuentros
Del romance al divorcio
08 Jul | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
AMLO y el EZLN, una historia de coincidencias y desencuentros
Del romance al divorcio
Jul 08, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

El presidente Andrés Manuel López Obrador publicó el 7 de julio en sus redes sociales una foto de 1994 en la que aparece junto al subcomandante Marcos y otras personalidades de la izquierda, entre ellas la activista Rosario Ibarra y el tres veces candidato presidencial, Cuauhtémoc Cárdenas.

Con esa imagen, el mandatario, de gira por Chiapas, enfatizó su llamado al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a dejar las divisiones, luego de que el grupo insurgente rechazara el megaproyecto turístico del Tren Maya, que cruzará por la entidad.

Sin embargo, la fotografía de camaradería no ilustra precisamente cómo ha sido la relación de López Obrador con el movimiento zapatista durante los últimos años.

“La tónica ha sido de desencuentro, de distancia y de entorpecer, el EZLN, las campañas de López Obrador”, indicó el historiador y politólogo, José Antonio Crespo, en entrevista con Cuestione.

El apretón de manos

Se tienen documentados al menos dos encuentros del hoy presidente de la República con el movimiento zapatista y con su vocero, el subcomandante Marcos -quien ahora se hace llamar “Galeano”-. Además de aquella reunión de 1994, en la que López Obrador buscaba apoyo a su candidatura al gobierno de Tabasco bajo las siglas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), hubo otra, dos años después.

La segunda entrevista se realizó en julio de 1996 en San Cristóbal de las Casas, en el marco de la mesa política que organizó el movimiento zapatista sobre la reforma del Estado. 

López Obrador dejó testimonio del encuentro en su libro La mafia nos robó la Presidencia con una imagen en blanco y negro que permite apreciar un cálido apretón de manos entre él y Marcos.

De acuerdo con un asistente a esas mesas de trabajo, el subcomandante zapatista habría dicho: “hay que ponerle atención, este cuate (AMLO) va a llegar lejos, porque tiene carisma y mucho activismo”, publicó la revista Proceso.

Te puede interesar: EZLN, 25 años contra el sistema

¿Cómo se da el truene?

Con el paso del tiempo la relación se enfrió y entró luego en un distanciamiento de ideas e intereses. “Hay una visión distinta de las cosas, y esa posición es más radical del EZLN en algunos temas que la de López Obrador”, señaló José Antonio Crespo.

En 2001, la reforma a la Ley en materia Indígena (que le dio a las comunidades autóctonas el acceso a las formas, modalidades y propiedad de tenencia de la tierra establecidas en la Constitución) no gustó al EZLN. El partido del sol azteca, del que López Obrador era integrante y entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, votó a favor de esa legislación y el movimiento indígena lo consideró traición.

En 2005, cuando el tabasqueño se perfilaba por primera vez como candidato presidencial del PRD, Marcos le lanzó una serie de cuestionamientos en un texto titulado “La (imposible) ¿geometría? del poder en México”.

“El que convirtió la movilización ciudadana contra el autoritarismo del desafuero, en un acto de promoción personal y de destape electoral. El que no dijo, en la movilización contra el desafuero, la frase que realmente correspondía, a saber, «ningún dirigente tiene derecho a encabezar un movimiento en torno a una causa justa, para, a espaldas de la mayoría, sujetarlo a su proyecto personal de búsqueda del Poder”, fueron las palabras del vocero zapatista.

Luego, en plena contienda electoral de 2006, el EZLN anunció “La otra campaña”, donde hizo un abierto llamado a no votar, lo cual le recriminaría López Obrador años más tarde, a propósito del triunfo oficial de Felipe Calderón en las urnas.

“Les pido que lo reflexionen libremente, que no se vuelva a cometer el error de 2006, de descalificar. Porque sin que se lo propusieran, el que nos descalificaran y decir que éramos lo mismo, ayudó a la derecha”, expresó AMLO al Ejército Zapatista en noviembre de 2011. 

Lejos de un acercamiento político, en las elecciones presidenciales de 2018 el EZLN de nueva cuenta desairó la campaña de López Obrador y dio su respaldo a la representante indígena María del Jesús Patricio, “Marichuy”, quien al final no obtuvo registro. Sin embargo, dejó de manifiesto las visiones completamente opuestas entre ambas partes.

Disputa reciente

El 1 enero de 2019, el subcomandante Moisés, a nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena del EZLN, criticó al presidente López Obrador por implementar la Guardia Nacional y los megaproyectos, en particular el Tren Maya, que en el trazado cruza la parte norte de la selva chiapaneca.

“Vamos a pelear. Vamos a enfrentar, no vamos a permitir que (López Obrador) pase aquí sus proyectos de destrucción. No le tenemos miedo a su Guardia Nacional”, advirtió el subcomandante Moisés ese 1 de enero.

Más sobre el tema: "No me van a cucar": Eso dijo AMLO al EZLN

Cinco meses después, el pasado 6 de julio, el presidente pidió dejar atrás las peleas y volvió a extender la mano...



Compartir: