México
Foto: Cuartoscuro
Las cortinas de humo sí existen, estos son los emblemáticos casos
México
Las cortinas de humo sí existen, estos son los emblemáticos casos
Es una táctica militar y México la utiliza
23 Mar | 2020
Por: Carolina Ruiz
Muy Cierto
Las cortinas de humo sí existen, estos son los emblemáticos casos
Es una táctica militar y México la utiliza
Mar 23, 2020
por: Carolina Ruiz
Muy Cierto
Compartir:

Las cortinas de humo son un truco de distracción en las batallas. Su nombre y popularidad cobraron más relevancia durante la Primera Guerra Mundial, cuando el ejército alemán lanzaba nieblas de color blanco con el fin de que los ejércitos enemigos no visualizaran sus movimientos.

La eficacia de esta táctica hizo que su utilización llegara hasta nuestros días, en sentido figurado, para ser aprovechada por gobiernos y autoridades como una estrategia de distracción, hacia la opinión pública.

“Es una estrategia de comunicación política, si nosotros analizamos la historia de la humanidad, el discurso político se construye también a partir de eventualidades creadas y aprovechadas por los gobernantes para dar un mensaje, y así mover los ejes de la política de acuerdo a una tendencia que ellos quieren resaltar”, dijo Arlene Ramírez Uresti, académica del Tec de Monterrey, en entrevista con Cuestione.

La internacionalista explicó que las cortinas de humo sí existen, y que, más que ser un mito, son parte de la generación de especulaciones para detonar políticas públicas, internacionales e incluso, para frenar crisis.

A lo largo del Siglo XX y en lo que va del XXI las cortinas de humo han sido utilizadas por todo tipo de gobiernos, incluso, los democráticos.

También te interesa: Sheinbaum preside Sistema de Protección a la niñez y no ha ido a ni una sola reunión.

¿El avión presidencial fue un distractor?

Sí, fue un movimiento que, de acuerdo con Rodrigo Salazar Elena, coordinador del Laboratorio de Métodos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), se le salió de las manos a la actual administración.

Andrés Manuel López Obrador dijo al inicio de su administración que no usaría el avión presidencial “José María Morelos y Pavón” porque lo consideraba un símbolo de los excesos de gobiernos pasados en el país. 

En 2018 se inició el trámite para venderlo, pero la compra no fue concretada. Hasta que en enero del 2020, López Obrador dijo que podría cambiarlo a través de un “trueque” con el gobierno de los Estados Unidos o a través de una rifa con la Lotería Nacional

Un mes después se dio a conocer el aumento del 47% en las denuncias de violencia sexual en contra de las mujeres en la Ciudad de México y el incremento del 58% en feminicidios

Al mismo tiempo, la rifa del avión presidencial fue ocupando cada vez más tiempo en las conferencias del presidente, hasta que anunció que la venta de los boletos para la rifa iniciaría el lunes 9 de marzo del 2020, el mismo día que se realizaría el primer paro nacional de mujeres en México, en protesta por los feminicidios y la violencia de género en el país.

“López Obrador no es un buen planificador, es decir, no diseñó la venta del avión como una cortina de humo propiamente; sin embargo, tiene mucho sentido de oportunidad: el tema de los feminicidios surgió y prefirió darle, erróneamente, más espacio en sus conferencias. Recurre a narrativas de cortinas de humo y reaccionó para distraer la atención”, detalló Salazar Elena a Cuestione.

La venta de los boletos para la rifa del avión presidencial fue pospuesta por la magnitud del tema de los feminicidios y la violencia contra las mujeres en el país. 

En México cada gobierno ha tejido sus cortinas de humo en el momento en el que la guerra (con la opinión pública) se torna complicada. 

“Yo te diría, por ejemplo, que una cortina de humo, para distraer la atención de la opinión pública de la crisis de 1994 en México fue la del “chupacabras”, agregó Arlene Ramírez Uresti. 

El mito tuvo su origen a finales del sexenio de Carlos Salinas de Gortari y sus apariciones en medios se incrementaron en 1992 tanto en México como en diversos países de América Latina. 

Justo cuando aumentó la incertidumbre y el pánico entre la población mexicana por el chupacabras, Salinas de Gortari anunciaba el aumento en la canasta básica y enfrentaba un incremento en la inflación, una señal de la crisis que llegaría en 1995, el año en el que se hablaba de la aparición de una “criatura” en el país.

Otro de los ejemplos del aprovechamiento de la coyuntura y utilización de la retórica de cortina de humo mencionada por Salazar Elena son las Olimpiadas de 1968, y la cercanía que tuvo con la masacre de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, que fueron aprovechadas para cambiar el foco de la opinión pública. 

“La explicación de una cortina de humo exige una gran capacidad de control del gobierno, pero hay eventos que son aprovechados por su cercanía, que caen fácilmente en esta definición”, dijo el analista.

También te interesa: ¿Se acuerdan de la K invertida? Ese error de 550 millones de pesos… ahora hay que gastar más.

En Estados Unidos…

El presidente de Estados Unidos también ha utilizado las promesas de campaña como cortina de humo durante su mandato. En enero del 2019, el discurso de Donald Trump decía que la cantidad de inmigrantes mexicanos que cruzan a su país era histórica, que eran violentos y que mataban a más ciudadanos de ese país que los que murieron en la guerra con Vietnam.

Pero ninguna de sus afirmaciones era cierta. Lo que él necesitaba era una cantidad estimada de 5,700 millones de dólares para construir el muro que prometió a los estadounidenses y cumplir una de sus promesas de campaña.

En Rusia

En enero de 2020, Vladimir Putin dio a conocer una reorganización de la política y una reforma en la constitución de Rusia con el fin, de acuerdo con su discurso, de hacer una redistribución del poder en ese país.

Sin embargo, activistas opositores denunciaron que estas “ganas” de democratizar su gobierno, solo eran una cortina de humo para ocultar sus intenciones de reelegirse. 

Hace unos días se confirmó la modificación de la ley en Rusia que le dará continuidad al gobierno de Vladimir Putin hasta 2036.

Si se sabe que las cortinas de humo existen y tienen la función de nublar la realidad, ¿cómo puede la ciudadanía contrarrestar sus efectos u objetivos?



Compartir: