Ya hay clases presenciales en algunos países, ¿cómo lo están haciendo?

Compartir:

“No se trata simplemente de reabrir las escuelas, sino de reabrir mejores escuelas”, indicó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en agosto, después de calcular que aproximadamente, el 91% de las y los estudiantes de todo el mundo dejaron de asistir a clases desde abril de 2020 por la pandemia de la COVID-19. 

La Unicef explicó que, entre los requisitos que tanto gobiernos como escuelas deben de incorporar al abrir de nuevo los centros educativos, se encuentran las estaciones de lavado de manos, el distanciamiento físico, el uso de mascarilla y la comprobación de la temperatura.

El organismo internacional dio cuenta de algunos países en los que algunas escuelas pudieron reabrir a partir de agosto, incorporando estrictas medidas de seguridad, sobre todo en la educación pública. 

Por ejemplo, en Camboya, la Unicef trabajó junto con el Ministerio de Educación, Juventud y Deporte de Camboya, que permitió la reapertura de escuelas con base a las mejores prácticas observadas a nivel global y de suministros de higiene básicos. 

También te puede interesar: Escuelas particulares en riesgo, ¿por qué seguir pagándoles?

Es el mismo caso están escuelas públicas de República del Congo, Georgia, Ghana, Jordania, Laos, Mauritania, Mongolia y Sri Lanka.

Las aulas son más que un lugar para aprender. También son un lugar seguro que apoya a la salud física, mental, social y emocional de los niños mientras los padres trabajan, señala el sitio KidsHealth.org, respecto a la importancia de abrir las escuelas con medidas estrictas de seguridad.

De acuerdo con The New York Times, en Wuhan (China), Londres (Inglaterra), Tel Aviv (Israel), Polonia y otros lugares del mundo, regresaron a clases este otoño, adoptando medidas como el uso de cubrebocas, lavado de manos, control de temperatura y, en algunos casos, protectores faciales.

En algunas, de las siguientes ciudades están abiertas sólo algunas escuelas, como en el caso de Francia, y en otras ciudades, como en el caso de Londres, las escuelas abrieron en su totalidad, a la espera de nuevas instrucciones.

De acuerdo con ese diario estadounidense, en Gran Bretaña, específicamente en Londres, el primer ministro, Boris Johnson dijo que abrir las escuelas era un “deber moral”, haciendo que la reapertura sea una pieza central de su estrategia de recuperación ante la crisis originada por la pandemia.

Uno de los rasgos que caracterizan el regreso a clases en Londres ha sido que los protectores faciales no son obligatorios.

En Bélgica, las y los niños mayores de cinco años también regresaron a las aulas, una de las condiciones es que si tomaron vacaciones en alguna zona catalogada de alto riesgo, deben de guardar una “cuarentena” de 14 días. Para las y los estudiantes de niveles más avanzados es obligatorio el uso de cubrebocas.

En Francia, los estudiantes volvieron a clases en otoño con la condición de que los mayores de 11 años y los profesores portaran cubrebocas de manera obligatoria. Otra de las condiciones es que, en cuanto haya un rebrote de la enfermedad las aulas volverán a cerrarse.

En otros países como Israel, diseñaron nuevas reglas para prevenir rebrotes y las 23 ciudades con mayor tasa de contagio continúan cerradas.

También te puede interesar: La costosa estrategia paralela de Enrique Alfaro contra la COVID-19 en Jalisco

Regreso en semáforo verde

Esteban Moctezuma, secretario de Educación Pública, informó que el regreso a clases en México será hasta que los semáforos de riesgo sanitario estén en verde y el uso de cubrebocas será obligatorio.

Las familias que deseen enviar a los niños a la escuela deberán enviar un documento donde aseguren que los estudiantes, así como sus familiares, no presentan síntomas de COVID-19. 

Las entradas de las escuelas estarán habilitadas con un filtro sanitario y cada alumno deberá limpiar su asiento o pupitre, tanto al inicio, como al final de cada clase.

En otros estados de la República, como en Jalisco, ya planean el regreso a clases, pero hasta enero del 2021, ya que su gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, planea un regreso paulatino a las clases presenciales.

Hasta el 17 de noviembre, el semáforo de riesgo sanitario de la Ciudad de México está en naranja, con probabilidades de volver a rojo por el aumento en las hospitalizaciones, por lo que el regreso a clases está lejos de ser aprobado de nuevo.

En México las escuelas aún permanecen cerradas con el fin de evitar contagios. En la Ciudad de México, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum explicó que el motivo por el que no se han iniciado clases es evitar que “siga creciendo la pandemia”.

También te puede interesar: Maestros sin trabajo, el problema que viene tras el cierre de escuelas privadas

Pero en noviembre, la jefa de gobierno y su Consejo Jurídico y de Servicios Legales iniciaron el análisis de un amparo que otorgó el juzgado Décimo Sexto en materia administrativa de la Ciudad de México a la escuela Humanitree, que la habilita para dar clases presenciales a pesar de los lineamientos que la SEP dio a conocer como medida de la contingencia sanitaria.

“El acceso a la educación como derecho fundamental de los niños es una de las actividades más esenciales de una sociedad”, dice la carta que la Dirección General

De acuerdo con la administración de esta escuela, las madres y padres de familia y directivos consideran que es “incongruente e insostenible que casinos, gimnasios, parques de diversiones y muchos otros establecimientos hayan reanudado sus actividades y no exista una visión clara de cuándo se podrá regresar a clases”.

La escuela expuso que en otros países, como Francia, Países Bajos y Japón han cerrado muchas actividades pero han mantenido las escuelas abiertas, con medidas de higiene estrictas.

¿En México es imposible adoptar las medidas de otros países por la infraestructura o la educación de la niñez no es una prioridad para este gobierno?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.