Las razones del narco para intervenir en las elecciones de 2024

Compartir:

Lo que más le interesa al crimen organizado al intervenir en las elecciones es que en los cargos públicos queden funcionarios que “simulen una estrategia de seguridad” que no afecte sus intereses, y eso seguramente se repetirá en el proceso electoral de este año, advirtió el politólogo Jorge Márquez.

“Lo que más le interesa al crimen es lo local: quién es el jefe de la Policía de tal municipio, quiénes son los comandantes de las Policías locales… toda vez que toda la agenda electoral y de gobierno va directamente contra el crimen, pues los criminales lo que intentan es que toda esa agenda se convierta en simulación”, nos explicó el también profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM.

El académico fue consultado por Cuestione respecto al escenario de violencia que se vislumbra antes y durante la elección del 2 de junio de 2024 (la más grande en la historia de México), luego de que un reportaje del periodista estadounidense Tim Golden reveló que narcotraficantes habrían financiado la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en 2006.

Y es que el campanazo puso de nuevo en el debate público la influencia del crimen organizado en la definición de los cargos de elección popular, lo que se ha dado en llamar la “narcopolítica”. Es de recordar que en las votaciones de 2021 -cuando se renovaron la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas y miles de cargos locales- salió a relucir la presencia del narcotráfico para influir los resultados en las urnas.

Te recomendamos: De narcopolítica y cosas peores

Este año se elegirán en total más de 19,000 cargos. Además de la Presidencia, Cámara de Diputados y Senado, se votará por congresos locales, ayuntamientos, juntas municipales y alcaldías en todo el país. Las entidades que renovarán su Poder Ejecutivo son la CDMX, Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

“Mantener la simulación en la lucha contra el crimen organizado”

“Ellos (los cárteles) saben perfectamente que la agenda (contra el crimen) no va a cambiar, es inevitable, pero (buscarán) que sea simulación, es decir, que llegue la Policía, pero que no ataque a la delincuencia realmente, sino que sea de manera selectiva: solo contra los enemigos del cártel que financió al candidato”, nos precisó Jorge Márquez.

“Es voltear para el otro lado, hacerse de la ‘vista gorda’, dejar que pasen los cargamentos (de droga), que hagan sus actividades criminales impunemente, y por otra parte, cuando actúan, pues que sea exclusivamente contra aquellos que se han metido al territorio del grupo que los financió o que simplemente los dejó vivir”, abundó el doctor en Ciencia Política.

Por ello, Márquez nos dijo que para la elección de este año se prevé de nuevo la intervención del crimen, tal y como ocurrió en 2021: “no creo que vaya a ser distinto en esta ocasión; se va a prestar a mucho caos, van a ser muchas elecciones concurrentes y va a ser difícil tener tanta Policía, Ejército y Guardia Nacional vigilando las casillas”.

Quizá te interese: Recordando a “Rápido y Furioso”, el operativo de EU que armó a los cárteles de México

“El punto aquí ha sido la evidentísima línea desde el Poder Ejecutivo de actuar en cierta complicidad con ellos (los cárteles); muy notoriamente en el caso -por ejemplo- de las carreteras, donde los han dejado hacer lo que les dé la gana”, consideró Márquez.

El también maestro en Estudios Políticos y Sociales por la UNAM nos aclaró que ante esa aparente complicidad de las autoridades con la delincuencia organizada, es por ello que “el crimen no quiere que se destruya a la Guardia Nacional tal como está, pues ya tienen los pactos con el Ejército a nivel federal. El crimen va a hacer su papel (en las próximas elecciones) para no perder un montón de privilegios que ha tenido durante este sexenio”.

Más violencia en los estados

Al recordar que en 2021 hubo una “intervención masiva del narcotráfico” en las elecciones estatales de Sinaloa, Sonora, Baja California Sur y “sobre todo en los estados que colindan con el Pacifico”, Jorge Márquez nos alertó que además del presunto pacto federal del gobierno con el crimen organizado, hay “pactos locales” que cárteles, como el de Jalisco Nueva Generación (CJNG), intentarán mantener en el caso de ese estado.

“El CJNG intervendrá, por supuesto, para mantener su dominio narco en la región; el Cártel de Sinaloa, pues claro que va a intentar mantener todos esos privilegios que ha tenido durante tanto tiempo. Y después tienes un montón de grupos y subgrupos que van pactando más en lo local hasta por un presidente municipal, un diputado o algunos por un gobernador”, precisó.

También puedes checar: Drones armados y nuevas tecnologías refuerzan tácticas ofensivas del narco

“Vamos a ver las mafias, por ejemplo en Morelos, con las que le gusta retratarse al gobernador Cuauhtémoc Blanco… todos estos grupos: Los Rojos, Los Ardillos… se van a activar muchísimo para que no pase la oposición o lo van a intentar al menos. Lo pueden lograr como pasó en Michoacán, donde La Familia Michoacana se metió a fondo para que no ganara la oposición; retacaron las urnas en la región de Tierra Caliente”, abundó el académico.

¿México ya alcanzó el grado de “narcopolítica” que tuvo Colombia?

Respecto a si nuestro país ya llegó al extremo de tener una “narcopolítica” como la de Colombia durante el auge del Cártel de Medellín, en los años 80 del siglo pasado (cuando Pablo Escobar incluso fue diputado), Márquez nos aclaró que México no ha llegado a ese punto “no porque los cárteles no sean poderosos, sino porque todavía hay una cierta contención y aún hay pactos que todavía funcionan”.

“Quizá no hemos llegado a lo de Colombia, pero no porque el narco aquí sea más débil, sino porque la respuesta de nuestro gobierno ha sido diferente”, insistió el también licenciado en Relaciones Internacionales, quien apuntó que lo que haría falta en México es enfrentar a los cárteles como una “narcoinsurgencia”, como la definió el periodista británico Ioan Grillo.

“Esto ya no tiene las dimensiones de un grupo criminal, es decir, un grupo así no se pasea con 20 camionetas blindadas y echa balazos gritando ‘¡viva El Mencho (líder del CJNG)!’. Ya adquirió una dimensión en la que tiene un control territorial y político de muchas regiones del país”, concluyó el especialista.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.