México
Foto: Cuartoscuro
Emilio Lozoya: su mamá, a punto de quedar libre; él se prepara para decir su verdad
México
Emilio Lozoya: su mamá, a punto de quedar libre; él se prepara para decir su verdad
¿Por fin sacará su video?
11 Oct | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Emilio Lozoya: su mamá, a punto de quedar libre; él se prepara para decir su verdad
¿Por fin sacará su video?
Oct 11, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

El exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, anunció en julio que publicaría un video para dar a conocer su versión sobre los presuntos sobornos que recibió de la constructora brasileña Odebrecht durante su administración al frente de Pemex (2012-2016). Luego detuvieron a su mamá y todo se detuvo. 

Gilda Margarita Austin, madre de Emilio Lozoya, podría salir la próxima semana de la prisión alemana donde se encuentra desde el 24 de julio, luego de que fue detenida con base en una petición hecha por la fiscalía mexicana, que la relaciona con el caso de sobornos de Odebrecht.

Una fuente cercana a Lozoya, reveló a Cuestione el 9 de octubre, que el video que anunció el exdirector de Pemex “está listo”, pero que no se hará público hasta que Gilda Margarita Austin salga de prisión, “luego de haber sido injustamente detenida en Alemania. La resolución (de su libertad) ya está”, afirmó la misma fuente.

La mujer fue acusada de recibir 185 mil dólares de la empresa Tochos Holdings Limited a una cuenta de BBVA Bancomer en 2012, de la que el único beneficiario era el exdirector de Pemex.

Relacionada con el tema: Emilio Lozoya está cercado; detienen en Alemania a su madre, Gilda Margarita Austin

El escurridizo Emilio Lozoya

El video significaría la reaparición de Emilio Lozoya, sobre quien pesan órdenes de  aprehensión por delincuencia organizada, soborno y operaciones con recursos de procedencia ilícita, en el caso Odebrecht.

Además, un juez ordenó arrestar a Lozoya como parte de la investigación que llevan las autoridades mexicanas alrededor de la compra de una mansión en Ixtapa, en el estado de Guerrero.

Al exdirector de Pemex también se le investiga por la compra, con sobreprecio por varios millones de pesos, de una planta de Agronitrogenados a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA) en 2013.

Por este hecho fue detenido, el pasado 28 de mayo en España, Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de AHMSA.

La última vez que se vio públicamente a Emilio Lozoya Austin fue en octubre de 2017, en una conferencia de prensa a la que citó para rechazar todas las acusaciones en su contra. Desde entonces se ha vuelto un fantasma.

La fuente consultada por Cuestione, reveló que el exdirector de Pemex está escondido, más no prófugo de la justicia. “Prófugo es aquel que ha sido sentenciado, algo que en el caso del señor Lozoya no ha ocurrido. Ahora es un presunto responsable”, aclaró.

Sobre su paradero, la fuente dijo desconocerlo.

Te puede interesar: Emilio Lozoya y Alonso Ancira, los amigos que quiere juntar la Interpol… en prisión

Le he pedido que dé la cara: abogado

En julio, Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya, dio una entrevista a Notimex donde dijo que su cliente explicaría en un video los hechos que se le imputaban, así como el problema de robo de combustible, conocido como “huachicol”, el incremento de tomas clandestinas y la caída en la producción de petróleo y gas.

“Todo eso él (Lozoya) lo va a decir, porque lo conoce perfectamente bien y es mejor, como le he dicho, que des la cara”, dijo Coello en la entrevista que retomó la revista Forbes.

Las revelaciones que pudiera hacer Lozoya, podrían involucrar al expresidente, Enrique Peña Nieto, y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, antiguos aliados de Lozoya.

Javier Coello sostuvo que, por ley, solo el secretario de Hacienda -que en ese momento era Videgaray- puede autorizar el endeudamiento de Pemex.

“Yo no estoy diciendo que se lo robaban; se lo llevaban a la Secretaría de Hacienda y tengo los comprobantes y los oficios donde el subsecretario (Miguel) Messmacher le pide al director de Pemex (Emilio Lozoya) que le envíe 60 mil millones en 2013 y 75 mil en 2014”, dijo Coello sobre la información que presuntamente dará a conocer su cliente.

La corrupción al desnudo

En septiembre, un juez de la Ciudad de México negó un amparo a la defensa de Lozoya, que pretendía mantener oculta la investigación en su contra en el caso Odebrecht y abrió la posibilidad de que se conozca una versión pública del expediente que inició la Fiscalía General de la República (FGR).

Todo se resume a los sobornos que le habrían pagado ejecutivos de Odebrecht (por 10.5 millones de dólares) cuando Lozoya era coordinador de asuntos internacionales en la campaña del entonces candidato a la presidencia Peña Nieto (2012) y por contratos de obra pública que otorgó siendo director de Pemex.

Este fue el más reciente golpe de la justicia mexicana a Emilio Lozoya. El más fuerte lo recibió el pasado 4 de julio, cuando un juez ordenó la detención de su esposa, Marielle Helene Heckes; su madre, Gilda Margarita Austin; su hermana, Gilda Susana Lozoya Austin, y contra Nelly Maritza Aguilera, quien le vendió a la familia la mansión de Ixtapa.

La madre y hermana de Lozoya fueron puestas como beneficiarias de cuentas bancarias abiertas en Suiza, donde se habría buscado lavar el dinero de Odebrecht y que habría sido utilizado para comprar la casa de Ixtapa y otra más en la Ciudad de México, de acuerdo con la investigación.

Quizá quieras ver: Odebrecht, ese monstruo que se traga presidentes

El 22 de mayo, Emilio Lozoya fue inhabilitado 10 años por parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP) por omitir cuentas y saldos bancarios en su declaración patrimonial.

Días después, el 27 de mayo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ordenó congelar sus cuentas bancarias por presuntos actos de corrupción. El 4 de julio el periódico Reforma informó que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) también lo investiga por lavado de dinero.

Acorralado, el exdirector de Pemex decidió renunciar a la suspensión judicial que lo protegía contra las órdenes de aprehensión en su contra.

Sin dinero disponible, con varias de sus propiedades aseguradas y una investigación que alcanzó a su familia, parece que Emilio Lozoya aun guarda un as bajo la manga.

 



Compartir: