Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

Otro golpe de María Elena Álvarez-Buylla a la educación: reduce becas del Conahcyt para posgrados

Compartir:

Laura tiene 26 años y sacrificó su empleo en Colombia para cumplir su sueño académico de cursar una especialidad en el exterior. Nutrióloga de una universidad pública en Medellín, el 14 de junio de 2023 recibió una carta que la aceptaba para iniciar estudios de posgrado en México

La carta de admisión venía de una universidad pública de Puebla donde aceptaban a Laura para cursar la especialidad en Antropología de la Alimentación.

Para completar la ilusión de estudiar en el extranjero, la colombiana solicitó una beca en el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt) y se la dieron. “El apoyo económico que se le otorgará será de 12,614  mensuales y la beca será formalizada una vez se encuentre en territorio nacional“, leyó la muchacha desde sudamérica.

También puedes mirar: Otra vez el Conacyt

Laura se dirigió a Bogotá, Colombia, para recoger su visa de residente temporal para viajar a México, donde el sueño de cursar su especialidad se desplomó. 

Foto: Cortesía Frente Nacional de Estudiantes de Postgrados por México.

“Llegué a Puebla el 16 de agosto -una semana después de iniciar clases- y el 23 de agosto, la universidad me confirmó que mi posgrado ya no era elegible por el Sistema Nacional de Posgrados y de becas del Conahcyt”, cuenta en entrevista para Cuestione

Si intentas solicitar la beca de tu posgrado en el sistema del Conahcyt y te aparece la leyenda “no elegible para beca” quiere decir que desapareció tu posgrado y te saca de la página, explica Saúl Vázquez Torres, estudiante de posgrado de Ciencias Políticas y sociales de la UNAM.

Eso fue lo que le pasó a Laura con su especialidad truncada y es la misma situación que enfrentan miles de estudiantes nacionales y extranjeros porque 1,036 posgrados que antes eran elegibles, ahora aparecen como no elegibles en el Sistema Nacional de Posgrados y becas del Conahcyt “pero pueden ser muchos más, porque hay posgrados que aunque mantienen el carácter elegible, se vieron reducidos los presupuestos en las becas”, explica Vázquez Torres.

No somos la oligarquía académica, reclaman estudiantes 

“Yo trabajaba en la selva amazónica de Colombia, al enterarme de todo el proceso y de la convocatoria para la beca en México, renuncio a mi trabajo, me traslado a Medellín, pago vuelos y hospedajes en Bogotá para el trámite de mi visa e invierto todos mis ahorros para llegar a México”, narra Laura.

El Conahcyt tiene varias categorías de clasificación para posgrados que evalúan su carácter privado, público, de investigación, profesionalizantes, áreas prioritarias y no prioritarias. De acuerdo con el Frente Nacional de Estudiantes de Posgrados por México, hay 1036 que no son elegibles y un aproximado de 10,000 alumnos sin beca

El 5 de septiembre pasado, en un día marcado por la determinación de los estudiantes de posgrado en México, un grupo de manifestantes se congregó frente a las instalaciones del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencias y Tecnologías (Conahcyt) para protestar contra la drástica reducción de programas de maestría y posgrado con becas en universidades públicas y privadas.

Foto: Cortesía Frente Nacional de Estudiantes de Postgrados por México.

La avenida Insurgentes Sur en la Ciudad de México fue el epicentro de esta movilización que reunió a miembros del Frente Nacional de Estudiantes de Posgrado provenientes de diversas instituciones educativas, incluyendo la Universidad Iberoamericana y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), donde estudiaría Laura. 

La indignación llenó el ambiente mientras los manifestantes bloquearon ambos sentidos de la avenida durante más de cuatro horas.

Te puede interesar: El asedio del Conacyt se ensaña con las mujeres académicas

“Conahcyt con H de Inhumano” y “Estudiar un posgrado sin beca es un privilegio de clase alta”, fueron algunas de las consignas coreadas por los estudiantes que reflejaban la frustración acumulada ante las decisiones gubernamentales que han amenazado su acceso a la educación superior de calidad. 

Los estudiantes expresaron su descontento por lo que consideran un desinterés de la institución hacia las humanidades y denunciaron que se están enfrentando a dificultades para continuar sus estudios debido a la reducción drástica del 30% en los programas de posgrado con beca.

Uno de los puntos centrales de la protesta fue la modificación por parte del gobierno federal de la lista de programas de nivel maestría y doctorado que son elegibles para recibir becas. 

El Programa Nacional de Posgrados que originalmente contaba con 2,942 programas, vio en julio del 2023 cómo 935 de ellos fueron catalogados como no elegibles para recibir apoyo financiero. De estos programas excluidos, 874 pertenecen a universidades públicas, comprendiendo 111 doctorados, 641 maestrías y 183 especialidades.

Los manifestantes entrevistados por Cuestione argumentaron que esta drástica reducción de becas afecta negativamente a miles de estudiantes en todo el país, limitando su acceso a la educación de posgrado y restringiendo las oportunidades de desarrollo académico y profesional. 

Siguen los daños colaterales en la administración de Álvarez-Buylla

En junio del 2023, Alicia estaba tramitando desde Chilpancingo de los Bravo, Guerrero, una beca con el Conahcyt para estudiar una maestría en humanidades en la Universidad Autónoma de Guerrero. Por su parte, María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conahcyt, anunciaba los nuevos lineamientos para otorgar becas de posgrado. 

Las nuevas reglas de operación que anunció Álvarez-Buylla en junio comenzaron a operar en julio del 2023, un mes después, pero miles de estudiantes como Alicia en Guerrero y Laura en Colombia, ya habían sido aceptadas a sus programas de postgrado en distintas universidades y renunciaron a sus trabajos para dedicarse de lleno a estudiar, como lo estipula la beca. 

FOTO: CUARTOSCURO.

“Sinceramente esta afectación me ha tomado por sorpresa. Emocionalmente me siento desilusionada, preocupada, ¿cómo voy a mantenerme?”, narra Alicia que tiene una licenciatura en derecho y antes de perder su beca de estudios, trabajaba en un despacho jurídico donde llevaba agendas de audiencias en el sector privado.

No es la primera vez que las decisiones de María Elena Álvarez-Buylla crean controversia y malestar entre investigadores y estudiantes. Cuestione ha documentado en varias notas periodísticas la crisis del Conahcyt donde también han sido despedidos 200 científicos e investigadores sin reconocimiento alguno a su sindicato. 

Quizás quieras leer: La interminable crisis en la que tiene al Conacyt su directora

La inquietud por las implicaciones negativas de los nuevos lineamientos 

“Es alarmante constatar que estos nuevos lineamientos fueron emitidos con posterioridad a la convocatoria en la que participamos como estudiantes comprometidos con la excelencia académica y la contribución al conocimiento. Esta falta de transparencia y la modificación de las reglas del juego afectan gravemente nuestro derecho a la información y a un proceso de selección justo”, escriben estudiantes del Frente Nacional de Posgrado por México en un boletín de prensa.

Dentro de las nuevas reglas de operación del instituto, las becas de posgrados estarán en manos de la SEP y habrá un nuevo mecanismo de postulación directa sin intermediación de ninguna institución educativa superior como se hacía antes. Con esto, el Conahcyt dice que busca quitar sesgos y obstáculos para abrir oportunidades, poniendo a las y los estudiantes como prioridad: que nadie quede atrás, que nadie quede fuera. 

La colombiana Laura hizo un video en la ciudad de Puebla con su teléfono celular. “Llegué como becaria del gobierno mexicano ¿ahora quién me regresa a mi país?” se observa en una cartulina donde protesta por la beca que recibiría en México y jamás se la dieron. 

“Si hubiera sabido que el proceso de la beca no iba a ser satisfactorio ni siquiera desde el proceso de convocatoria, no hubiera invertido tanto dinero para llegar hasta acá. Los lineamientos cambiaron arbitrariamente aún después del largo proceso de admisión, de iniciar clases, de obtener mi residencia temporal como estudiante y de estar acá. Perdí mi empleo, mi país, mi hogar y muchísimos millones de pesos”, nos cuenta en entrevista.

Foto: Cortesía Frente Nacional de Estudiantes de Postgrados por México.

Desde Guerrero, Alicia se pregunta qué hacer sin empleo, con un hijo por educar y mientras resuelve, ella y sus compañeros que se quedaron sin becas del Conahcyt, se quejan, salen a las calles, marchan. 

En la protesta hacen un llamado urgente a la preservación de los programas de maestría y posgrado con becas, que desempeñan un papel fundamental en la formación de profesionales altamente capacitados.

Y a medida que los estudiantes alzan sus voces y llevan carteles en demanda de un sistema educativo más accesible y equitativo, su protesta se convierte en un recordatorio de la importancia de la inversión en la educación superior y la promoción de la excelencia académica en todas las áreas del conocimiento

La lucha por la defensa de la educación superior en México continúa, mientras los estudiantes se unen para enfrentar los desafíos que amenazan su futuro académico y profesional.

Finalmente, Alicia se pregunta si la letra ‘h’ que agregó el Conahcyt a su nombre, corresponde realmente a la palabra ‘humanidades’ porque dejarla sin beca para estudiar su maestría, es lo más inhumano que le ha pasado. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.