¿Las plataformas digitales tienen más poder que los gobiernos?

Compartir:

Cuando Twitter suspendió la cuenta de Donald Trump tras la toma del Capitolio en Washington, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo “no me gusta la censura” y luego anunció la creación de una red social nacional

Esta anécdota es apenas una más de las fricciones que han vivido los gobiernos del mundo contra plataformas digitales como Amazon, Apple, Facebook y Google, cuyo crecimiento trastoca derechos y libertades de la ciudadanía. 

Pero, ¿estas empresas tecnológicas deberían tener tal poder?, ¿su éxito global les ha dado más autoridad que los gobiernos de los países? ¿Deberían existir instancias gubernamentales que las regulen?

Tal vez te interese: ¿Las redes sociales pueden predecir tu voto?, ¿tienen la capacidad de cambiar tu decisión?

Las plataformas digitales contra el mundo

El 15 de diciembre de 2020 se presentó una iniciativa en la Unión Europea, la cual obligaría a las empresas tecnológicas a vender parte de su negocio si abusan de su posición de dominio.

Se dice que una empresa está en una posición de dominio cuando tiene la capacidad de obstaculizar o impedir la competencia en su área de negocio, gracias a su influencia en el mercado o independencia respecto a sus competidores.

Con estas nuevas reglas, los 27 países que integran ese bloque continental, buscan controlar el poder que tienen estas plataformas digitales, con multas que podrían llegar hasta el 10% de su facturación global o a ser obligadas a vender parte de sus activos.

Debido a “su influencia desproporcionada”, la Unión Europea no solo vigila que estas plataformas no lleven a cabo prácticas monopólicas, sino que sus políticas de publicidad sean más transparentes, para que las personas usuarias sepan qué información es en realidad un anuncio y quién está detrás.

También, el 18 de enero de este año, se anunció que la Unión Europea está investigando que realmente exista transparencia en el intercambio de datos entre Facebook y Whatsapp

Esta investigación la realizó la Comisión de Protección de Datos de Irlanda, la cual tiene como antecedente una pesquisa sobre violaciones de seguridad de Twitter, que derivó en una multa de 550,000 dólares.

En Estados Unidos, los ejecutivos de Amazon, Apple, Facebook y Google, se sentaron frente a congresistas del Partido Demócrata en julio pasado para responder preguntas sobre su poder de mercado.

“Su capacidad para dictar términos, tomar decisiones, mejorar sectores enteros e inspirar miedo representan los poderes de un gobierno privado”, dijo entonces David Cicilline, congresista del partido demócrata.

Más sobre el tema: ¿Está en peligro la libertad de expresión por culpa de las redes sociales?

¿Tienen más poder que los gobiernos de los países?

A pesar de que estas plataformas comienzan a ser acotadas por la Unión Europea y Estados Unidos, algunos planes de negocios se siguen trastocando con derechos de las personas que las usan.

Para Martha Tudón, coordinadora de derechos digitales de Artículo 19, una organización internacional que vela por la libertad de expresión y el derecho a la información de la gente, es cierto que algunas de estas plataformas afectan la libre competencia.

“Estas grandes corporaciones se han construido con base en generar pequeños monopolios, con pactos con proveedores de servicios de telecomunicaciones, donde no tienen un costo extra”, dijo la especialista.

Pero no solo eso, para Tudón afectan la protección de datos personales, el derecho a la privacidad, derecho a la información y hasta la libertad de expresión

En cuanto a la libertad de expresión, la experta se refiere a la moderación de contenido, ya que delimitan lo que está permitido o no, y su poder de mercado es tal, que hace que si abandonas esta red social te salga caro o nadie más te lea.

“Como tienen tanto poder, yo no tengo realmente capacidad de decisión para irme a otra plataforma, porque o nadie la usa o me va a salir muy caro… pues me quedo. Entonces me quedo cautiva en una plataforma que no me está dando lo necesario para que yo pueda ejercer mis libertades”, dijo Tudón.

En cuanto a la censura que podrían vivir actores políticos, la especialista considera que “no podemos decir que una plataforma es más poderosa que el Estado”.

“Esa es una lógica que ha venido desde actores políticos, porque están moderando sus contenidos, pero es porque la manera en que ellos se expresan puede afectar a personas ciudadanas”, dijo la experta.

Y agregó: “no estamos hablando de que se le quite o se le censure a un presidente, lo que pasa es que tiene una mayor responsabilidad lo que dice desde el ámbito de su investidura”. 

Te recomendamos: Derecho a la privacidad: ¿qué es y a quién protege en México?

¿Deberían estar reguladas estas plataformas digitales?

Para Martha Tudón, en cuanto al gran poder de concentración del mercado que tienen, le corresponde a cada Estado promover iniciativas para que haya competencia y las personas usuarias puedan decidir realmente lo que consumen en internet. 

Por otro lado, “las empresas necesitan adherirse a los principios de Santa Clara, que es una guía rectora sobre cómo deberían funcionar las empresas, para que sus decisiones sean apegadas a derecho y que sean transparentes”.

La especialista opina que sí debería existir una instancia internacional que estuviera al tanto del crecimiento de las plataformas digitales globales, pero que debería ser independiente y autónoma, para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas.

También considera que no deberían ser reguladas por los Estados porque eso pone en riesgo otras libertades y derechos de la ciudadanía, lo cual se puede ver cuando gobiernos autoritarios tienen el control total de internet en sus países.

¿Hasta dónde llegarán las fricciones de los gobiernos con estas plataformas digitales? ¿Comenzaremos a ver que pierdan poder de mercado e influencia sobre las y los usuarios?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.